Los muertos también firman…

Para los que creen que esto del esperpento nacional es… eso, nacional. A Lawrence Lessig todavía le debe doler la barriga de la risa. Resulta ser que los algunos artistas británicos están de guerra para ampliar la duración de la protección del copyright en las islas (ahora está en unos “miserables” 60 años) a los 95 años de que gozan los americanos (ya lo habíamos comentado por aquí). Resulta ser, también, que un informe solicitado por el gobierno británico ha dicho que si con 60 años no tienen suficiente, que vayan a llorar a otro sitio. Y los artistas británicos contrataron una página en el Financial Times con las firmas de 4,000 artistas contra semejante atropello. Pues bien, la medida es tan negativa que algunos de ellos se han tomado la molestia de resucitar para firmar (y eso que hay alguno que descansaba en paz desde hace cuatro años). Tremendo.

La entrada de Lessig. Vía.