Otra emisora musical más con Grooveshark Lite

Capura de pantalla de listen.grooveshark.com
Capura de pantalla de listen.grooveshark.com

Todo parece indicar que la que fuera nuestra radio preferida en la red, Pandora, está a punto de morir: primero restringieron el acceso a los usuarios de fuera de Estados Unidos y Canadá ante la locura del sistema de gestión de los derechos de autor en el planeta y ahora parece que el impuesto revolucionario los exagerados royalties que les exigen las discográficas les llevarán a cerrar (lo comentaba Michael Arrington, por ejemplo).

Pero a rey muerto, rey puesto. Y es que si bien Grooveshark existía desde hace tiempo, ahora lanzan Grooveshark Lite, que se parece mucho a mi emisora musical perfecta:

  • On demand. ¿Quieres escuchar Teardrop? ¿O quizá prefieres la versión de José González?
  • Con recomendaciones. Porque si te ha gustado Teardrop igual te apetece Theme from To Kill a Dead Man, y de aquí podríamos saltar a Half Life o a On Her Majesty’s Secret Service

  • Playlists. Aunque de momento no se puedan compartir…

  • Y si no quieres pensar mucho… dale al ‘Autoplay’. Y Grooveshark irá añadiendo canciones a la playlist. A diferencia de lo que hacen Pandora o last.fm, Grooveshark te anuncia cuál es la siguiente canción que te va poner. Y si no te gusta, se lo dices, para que aprenda, y te la quita de la lista y añada otra canción. Y si te gusta, pero no te apetece, pues la quitas de la lista, pero sin decirle que no te gusta. Y si la que te ha puesto te sugiere otra, pues la buscas y la añades, afectando, además, a las siguientes selecciones.
  • Y todo ello, sin necesidad de registrarse. Yo soy de los que no tiene problemas en registrarse en las webs que tienen una apariencia medianamente seria y útil, pero hay gente «pa tó»… Si no tienes la necesidad de guardar una playlist, ni quieres que el sistema recuerde tus gustos, pues basta con no darle los datos que no te pide hasta que tú elijas registrarte.

La única que le veo es que lo que suena no queda añadido a mi perfil en last (pero claro, cuando escucho la radio en FM tampoco…).

Vamos, que tenemos nueva radio favorita en esta casa :-).

And now, live, from Paradiso, in Amsterdam…

Una pasada lo que me pasan por correo: Fabchannel.com (su blog) es una web holandesa que se dedica a grabar conciertos en directo (principalmente en la sala Paradiso de Amsterdam, aunque también tienen en cartera la sala Melkweg, también en Amsterdam, el angelino The Roxy y, para sorpresa de propios y extraños, las barcelonesas Sala Apolo y Sala Bikini) y ponerlos a disposición del público «por la patilla», con una realización, por un lado, bastante arregladita y, por el otro, un player en Flash que no está nada mal. Imagino yo que el ‘bussiness model» irá por los webcasts en directo que de momento también son gratis, pero habrá que verlo. De momento, una gran oportunidad para recuperar bandas tan diversas como los The Presidents of the United States of America que tenéis más arriba o Ani diFranco, Iron & Wine, Bloc Party, Kula Shaker, CocoRosie, Cansei de Ser Sexy, Audio Bullys, Digitalism o De La Soul, entre muchos otros…

Va a ser que ni la música ni el negocio de la música van tan mal con esto de la digitalización e internet…

25 años de WarGames

Me entero por el ‘shared’ de Gooogle Reader de hermanito (que apuntaba a esta entrada sobre el tema) que hoy se cumplen 25 años del estreno de WarGames. La reacción ha sido (i) nostalgia (ii) ¿¡25 años!? ¡qué viejo! (iii) a descargarla (iv) busquemos en YouTube (v) vamos a hacer una entrada…

Si alguien no la ha visto, extremadamente recomendable y, en mi muy modesta opinión, la peli que mejor trata la informática (y a los informáticos y hackers) de la historia de Hollywood (un pelo por encima de Sneakers, diría yo).

Fin de semana primaveral

Si tuviese que enumerar la lista de excusas razones excusas por las que este blog no se actualiza tanto como debería estas últimas semanas, igual no acabábamos nunca. Pero la de los últimos tres días sí es fácil: tocaba Primavera Sound. Cuatro apuntes…

  • Perderse dos veces a Portishead en tres días tiene su mérito, ¿no?
  • Bill Callahan y sus canciones engañosamente fáciles siguen siendo tan efectivos como la última vez.
  • ¿Guitarra, bajo y batería y recetas sencillas pero tremendamente efectivas? Bob Mould.
  • Cat Power no hace versiones: las perpetra. Aún así, es un gustazo verla y oirla en directo, con todas sus locuras.
  • The Go! Team no van a poder hacer nunca un directo como sus discos, básicamente porque es imposible. Pero si pasan cerca de su casa, no se los pierdan. Energía, talento y virtuosismo a raudales. Eso sí, qué embrollo de cambios de instrumentos…
  • El descubrimiento de la semana, Port O’Brien.
  • No debería dársele a nadie permiso para hablar de «fusión» si no se han empollado el Omega de Morente y Lagartija Nick. Qué grandes.
  • ¿Guitarra, bajo y batería mucho más difíciles, espectacularmente brutales? Shellac. Im presionantes e imperdibles.