Adjuntos sin adjunción

En Digital Media Minute apuntan a servicios para enviar archivos [grandes] por correo sin adjuntar el archivo, subiéndolo a algún lugar desde el que luego se lo bajará el receptor. Esto tiene dos ventajas principales:

  1. No consume espacio en el buzón del destinatario, con lo que uno no debe preocupase de mensajes rebotados por buzones llenos o cuotas excedidas y
  2. es mucho más eficiente que enviar archivos por correo:
    1. al codificar un archivo en MIME para adjuntarlo su tamaño crece del orden de un 15%, y
    2. al enviarlo por correo, viaja del ordenador al servidor de correo saliente, del servidor de correo entrante de cada uno de los destinatarios y de cada servidor de correo a cada receptor final que finalmente descargue el mensaje (esto es, 1+n+n’ viajes, donde n es el número de destinatarios, y n’ el de los que se lo descargue). Usando estos servicios, viaja del ordenador al servidor, y del servidor a cada uno de los destinatarios que se lo quiera descargar (1+n’). Esto es, ahorramos n*1.15*tamaño(adjunto) tráfico por Internet.

(De hecho, n es el número de servidores (¿dominios?) receptores.)

Adicionalmente, para los que, como yo, ejecutamos nuestro propio servidor de correo saliente, ahorra una barbaridad de ancho de banda (ya que en ese caso es uno mismo el que lo envía a cada uno de los buzones).

[Escuchando: Not The Same – Ben Folds – Rockin’ The Suburbs]

PS Toma subject para el post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.