ThinkFree, primeros minutos

Antesdeayer hablábamos del (re)lanzamiento de ThinkFree, una sofisticada ‘suite’ ofimática basada en la web, con tecnología AJAX y Java. Y hoy hemos dedicado tres minutos a subir un documento de Word sencillito y hacer alguna prueba.

La cosa no es perfecta, pero apunta posibilidades más que notables.

La primera cuestión a tener en cuenta es que han estado a punto de ‘morir de éxito’: han infravalorado las bondades del ‘marketing 2.0’ y la carga de usuarios les ha puesto al borde del colapso. O sea que cada madrugada están parando el servicio para añadir máquinas y que la cosa escale con una mínima dignidad. El problema es que la madrugada de la costa oeste de Estados Unidos coincide con la mañana laboral europea, con lo que, al menos durante unos días, estamos ante la primera aplicación web ‘sólo de tardes’ (de hecho, ‘sólo’ paran de 10 a 12 de la mañana)…

Obviando el detallito, la cosa es tan fácil como darse de alta, subir los documentos que se desee y editarlos (o crearlos de cero, si así lo deseamos). La aplicación nos permite elegir entre ‘Quick Edit’ (la interfaz AJAX, de carga rápida y capacidades limitadas) o ‘Power Edit’ (en Java, tarda un rato en cargar (la primera vez) y es bastante más potente).

De salida, he optado por el ‘Power Edit’. Esto te obliga a hacer una instalación de la aplicación de Java, que se queda a partir de ese momento en tu ordenador, con lo que el proceso sólo se hace largo esta primera vez. La instalación imita la típica y tópica de Windows, con sus mensajitos publicitarios y todo…

La pantalla de instalación de la aplicación

Al cabo de unos segundos (o cerca del minuto, dependiendo del ancho de banda), nos encontramos con nuestra aplicación:

La interfaz del procesador de textos

La primera sorpresa positiva (muy sorpresa, la verdad) es que me ha saludado con una interfaz en cuidado español (a parte de ser muy pero que my similar a la de la suite de Microsoft, que en estos casos es algo muy positivo, pero que en cierta medida ya me esperaba).

En cuanto al uso, de momento la interacción con el servidor es un tanto lenta, algo que supongo que se irá subsanando estos días, a medida que el ‘efecto lanzamiento’ remita y vayan añadiendo servidores.

Por lo que respecta a la compatibilidad con los documentos de Microsoft, me ha dado algún pequeño problema, incluso con algún documento bastante sencillo, pero nada difícil de arreglar. Habrá que probar con documentos más ‘ricos’, a ver qué pasa…

O sea que, después de diez minutos de pruebas, como mínimo aprobado con opción a notable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.