Da Napoli

Pequeña actualización de urgencia para mantener la tranquilidad de la población ;-). Sigo vivo y en Nápoles, que está resultando ser una ciudad apasionante que desafortunadamente apenas he podido picotear. Se me queda, eso sí, la impresión de que es una ciudad en la que el tiempo se comporta de manera extraña. A veces se para el reloj. A algunos (muchos) se les paró en la era Maradona y siguen adorando al icono argentino. En otros sitios se paró en la época de los palazzos, con arquitecturas monumentales a cada portal, que se abre inmenso a la calle y parece querer engullirte. Se paró hace un par de milenios en Pompeya, bajo la lava y las cenizas del Vesubio. Y también se para el reloj, con cierta frecuencia, con el tráfico napolitano —que provoca sorpresa incluso entre los italianos que han llegado a la ciudad desde el norte— que acelera el funcionamineto del corazón cada vez que uno se sube a un taxi —las líneas continuas sobre el asfalto son meramente indicativas, sospecha uno— o cruza una calle —el secreto, dicen los nativos, está en mirar el tráfico con el rabillo del ojo: si el conductor ve que le miras, asume que serás tú el que se pare…

En fin. Espero encontrar un rato para buscar alguna foto decente en la memoria de la cámara y colgarla por aquí…

Un comentario en “Da Napoli”

  1. Segun mi hermano, que sabe mucho mas que yo de Futbol, Maradona realmente impulso el futbol de alli.
    Es bueno saber que algunas cosas de aqui (si, soy Argentino) son admiradas todavia.
    Saludos

    Nico

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.