Apología de GMail

Una apología de GMail que me habría gustado escribir a mí, por lo clara que es. En resumen:

  • Nadie regala nada. Ni Google. Y están en su derecho de recuperar dinero, y ganarlo, vendiendo anuncios, como el resto de webmails (de hecho, los de GMail, por las capturas previas, son menos obstrusivos que los de los dos mayores proveedores de webmail).
  • Si alguien supone que el hecho que un robot lea sus correos atenta contra su privacidad,
    1. que no use el servicio,
    2. que sea consciente que su correo ya lo leen uno o dos antivirus y uno o dos filtros antispam,
    3. que sepa que todo aquello que no pase por un https:// no es privado,
    4. y, finalmente, que utilice una cuenta de correo pop y aprenda a usar PGP.

Envía a esta página de Google en la que se aclara, entre otras cosas, que si no garantizan la eliminación inmediata de la información de una cuenta de correo es porque conservarán durante un tiempo copias de seguridad.

Añadir una cosa. Esto del targetting para publicidad, que yo sepa, no es un invento nuevo. SI navego por una página web americana y me enseñan publicidad en español, digo yo que será porque me están mirando la IP, ¿no?

PS Sí es cierto. Soy culpable. Me cae bien la gente de Google. Lo siento.

Un comentario en “Apología de GMail”

  1. Respecto al targetting que comentas, y al hilo de mi post sobre el tema, me gustará ver lo efectivo que es, ya que esta claro que por muy buena que sea la aplicación, no puedes basarte sólo en la ip para localizar con la precisión que comentan a un internauta. La BBDD del RIPE esta bastante desactualizada respecto al uso que cada operador hace de los rangos que tiene asignados. Y aunque esto no fuera así, y el operador de turno mantuviera perfectamente esa información, hasta el sistema mas preciso no podría identificar (mirando la ip) mas allá del NAS del operador que ha asignado la ip, lo cual puede permitir saber en que idioma ha de enseñar la página, pero no puede discriminar si un usuario esta en BCN o en Lleida, pej. Tengo curiosidad por ver como funciona…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.