Navegadores

El otro día me encontré en uiweb.com un artículo de Scott Berkun (trabajó en el desarrollo de las versiones 4 y 5 de Explorer), Cómo construir un navegador mejor. Dado que me paso muchas horas delante del ordenador, y que cada vez es mayor el porcentaje de esas horas que me paso delante del ordenador, uno tiene sus opiniones cada vez más fuertes sobre el tema.

Una primera conclusión que se extrae es que no está todo hecho en cuestión de navegadores, ni mucho menos.

El punto de los que comenta en el que estamos más de acuerdo, y que me parece de gran importancia, es la gestión de los favoritos, que, de salida, no funciona lo suficientemente bien ni en Explorer ni en Mozilla.

Berkun distingue dos tipos de uso de los favoritos:

  • Por un lado tenemos los favoritos que se usan de la manera ‘habitual’: aquellas páginas que se visitan con asiduidad (más que nada, porque no tienen su correspondiente feed RSS…).
  • Pero por el otro, están esas páginas que uno almacena en la lista ‘de verdad que debería leer esto, pero es que ahora no puedo’.

Pero lo que se deja es que existen soluciones a ese problema ahora mismo. Pasan, eso sí, por salir del navegador. En mi caso, mis bookmarks ‘habituales’ viven en mi SiteBar, mientras que los de ‘por leer’ se alojan en Furl (tengo entendido que del.icio.us es más potente, pero una vez que comienzas a utilizar un servicio y te acostumbras, se hace difícil cambiar…). Ambos se integran de maravilla con Firefox en forma de una combinación de bookmarklet y sidebar (SiteBar) o de extensión (Furl), y estoy seguro de que existen maneras de integrarlos con Explorer también.

Otra cosa que comenta que me parece importante es cómo buscar información en las páginas que se han visitado. También existen alternativas, aunque aun no me convencen. Existe alguna extensión para Firefox que se encarga de almacenar todas las páginas visitadas (después podremos buscar en ellas con Google Desktop Search, por ejemplo), pero la alternativa que más me atrae es Yahoo! My Web. Pero desde que lo probé que no la he vuelto a tocar. Sospecho, de todas formas, que si se integrara bien en el navegador sería realmente útil. Yo quiero poder buscar dentro de todas las páginas que visito, pero no hacer de bibliotecario. Y My Web aun me exige un poco de trabajo innecesario… Pero todo se andará.

Donde sí estoy de acuerdo al 100% con él es en el tema del análisis de métricas en el lado del cliente: si al propietario de una web le interesa saber qué hacen sus usuarios, a un navegador debería importarle cómo se comporta el usuario. Con una diferencia: es mucho más fácil medir en el lado del cliente. Con el uso de pestañas de Firefox, el navegador puede saber qué página de las que tengo abiertas estoy mirando en cada momento. Cuanto tiempo he tenido cada URL visitada en primer plano, si me estoy quieto, si la leo en diagonal a toda velocidad o si voy leyendo poco a poco… No quiero que a Firefox le salga un asistente estúpido e innecesario como el de Office, pero si me gustaría que me vaya observando y, si se lo pido, que me sugiera cosas como los conjuntos de pestañas que acostumbro a abrir de golpe, para unirlos en un solo bookmark, o que me haga más fácil el acceso a las webs que visito con más frecuencia (y no necesariamente soy consciente de cuáles son esas páginas)… Vamos, que quiero un secretario eficiente (pero no un mayordomo insoportable). Entiendo que un sistema así es difícil de programar, pero no quiero un agente inteligente: me basta con un poco de heurística y mucho teorema de Bayes. Difícil, pero factible.

Otra cosa que comenta es que los navegadores deberían facilitar las tareas de investigación y anotación de páginas. Del.icio.us y Furl intentan resolver el problema, pero no de una manera que me parezca satisfactoria. Hay dos opciones de futuro, pero la una (Wikalong, una extensión para Firefox que se comporta como un wiki, pero indexado por la URL visitada) está en sus primeros estadios de desarrollo, y avanza lentamente, mientras que de la existencia de la otra (connotea) me he enterado hoy mismo, y ni siquiera he tenido tiempo de leer en diagonal el ‘about’, aunque parece muy prometedora, por lo que he leído por ahí.

Lo que me parece curioso es que le quita importancia a la sindicación de contenidos. Alega que sí, que está muy bien para los que la usamos, pero que no somos más que una gota en el océano de los navegantes por la red. Y a lo mejor tiene razón…

Bueno, esas son mis impresiones, pero el artículo es largo, y vale la pena leerlo. Ya diréis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.