Más GPS

Bueno, parece que el GPS funciona (recordemos, se trata de un DeLorme Blue Logger. Como me lo compré sin soft específico para Europa, de momento sólo le he montado a la Palm un programa gratuito, Cetus GPS, que habla sin problemas con el GPS. No tiene información geográfica, y registra posición, altura, velocidad y rumbo, y con una pantallita que te dice qué satélites ve el GPS (desde luego, si uno fuese medio inteligente, también habría instalado el soft de Delorme… Luego me pondré y ya os contaré otro día).

que al pobre le cuesta lo suyo localizar unos cuantos satélites (el mínimo de satélites para que funcione el GPS es de 4, y cuantos más vea, mayor precisión). Y los pierde con facilidad. En el trabajo, hay que poner el aparato junto a la ventana para que funcione. En casa, ahora mismo está entre la ventana y la persiana, y sólo ve 2 satélites (el 1 y el 14, dice Cetus, de una red de 29 satélites en total), y según y como ni eso… Y basta esconderse bajo cualquier construcción para que se pierda. Diría yo que tiene que haber una relación clara entre el tamaño del receptor y la calidad de señal que necesita, y el Blue Logger es realmente pequeño. Me pregunto si al conectarlo al encededor de un coche todo el metal del automóvil actúa como antena y la cosa mejora (investigaré).

En el lado positivo (que también lo hay…), en el trayecto que he hecho en coche, la diferencia entre el tacómetro y la velocidad indicada por el GPS era bastante creíble, e incluso andando la información de velocidad y rumbo resultaba coherente.

Ahora falta conseguir una aplicación ‘europea’ y ver cómo va la cosa…

(Para los curiosos, he leído en la Wikipedia (apasionante, el artículo) cómo funciona la cosa (lo que sigue es una simplificación bastante bestia). Obviamente, el sistema funciona con un sitema similar a la triangulación. Lo que no me cuadraba es cómo calculan la distancia a cada satélite, ya que no se pueden fiar de la intensidad de la señal, pero no es difícil: cada satélite va emitiendo continuamente una señal que le identifica, con un reloj (como el teletexto ;-P). A partir de ahí, sabiendo la posición relativa entre cada satélite a la vista, y observando las diferencias de los tiempos, las matemáticas no son demasiado complicadas. Cuando se tienen más de cuatro señales, se obtiene un sistema sobredeterminado, que no es difícil de resolver y contibuye a reducir el error en las mediciones.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.