Google Web Accelerator

Beta nueva de Google, aunque esta no me entusiasma demasiado: el Google Web Accelerator (explica Ars Technica) funciona como un proxy que, si una página va lenta, la descarga de la caché de Google. Además, el proxy ‘sabe’ qué páginas has visitado (aviso para ‘vigilantes de la privacidad’: el proxy es local) y sólo te pasa los cambios (o algo parecido, no hay demasiados detalles). Parece, además, que mira los enlaces de la página y comienza a descargar los enlaces en los que cree que vas a hacer click.

Sí plantea problemas para la privacidad, si no te fías de ellos: todas las peticiones http pasan por Google (las https no, pero aun así…), y también pasan por Google las cookies.

También puede tener malos efectos sobre las estadísticas de los servidores web, ya que todas las páginas servidas desde la caché de Google no quedarán registradas en el servidor, por un lado, y después será difícil distinguir las páginas realmente visitadas de las que haya descargado el proxy pero no se hayan mostrado nunca.

Si se quiere ser malo, esta beta, con la del historial de búsqueda, alimentan la teoría del ‘google is evil’: al fin y al cabo, con ambas Google gana mucho más conocimiento de los patrones de navegación del usuario. La diferencia es que el historial de búsqueda me parece muy útil, y esto, la verdad, no demasiado… Vaya, que va a ser que no.

John Batelle da algún dato más: parece ser que el proxy ‘mira’ lo que estás haciendo con el ratón para adelantársete y precapturar páginas. Si sólo fuera eso (o si lo hiciera una extensión de Firefox) la cosa tendría más gracia.

PS 20050506 En Mundo Geek, más motivos para no instalar el acelerador de marras. Y es que, no lo olvidemos, aunque las ‘betas’ se estén oficializando en internet, jugar con una tiene sus riesgos. Y si los términos de las licencias de usuario de casi todos los productos blindan al fabricante contra casi todo lo imaginable, en una beta eso es aun más así.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.