Cultura remezcla, o la remezcla como consumo activo

Hacía tiempo que no leía nada medianamente original sobre temas de propiedad intelectual cuando llego a when media becomes culture: rethinking copyright issues y su segunda parte, remix is active consumption not production.

En esencia, la idea es que hay una remezcla de contenidos que, de hecho, es más consumo activo de medios que producción cultural y que, por tanto, debería estar tan exenta de las leyes de la propiedad intelectual como la parodia, por ejemplo.

La idea es , primero, que todos hemos usado (u oido usar) frases y expresiones que van de mi reino por un caballo (Shakespeare, Ricardo III) a hasta la vista, baby (Schwarzenegger, Arnold Schwarzenegger, obras diversas), pasando por que la fuerza te acompañe (George Lucas)… Segundo, que no es más que una extensión natural de ese hecho que, al comunicarnos de forma multimedia aparezcan en nuestra conversación clips de audio y vídeo más o menos extensos que han pasado a formar parte del imaginario cultural y, por tanto, a convertirse en cultura hayan o no expirado sus tropecientos años de protección legal. Y finalmente, que aunque en el mundo digital las conversaciones se vuelvan persistentes y queden almacenadas para la posteridad, eso no significa que sean nada más que libre expresión y que, por tanto, dichos actos de expresión deberían quedar protegidos legalmente.

Pudiendo estar más o menos de acuerdo con ello (yo, personalmente, encuentro la idea razonable), como mínimo supone un buen punto de partida para el debate.

Un comentario en “Cultura remezcla, o la remezcla como consumo activo”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.