Los reyes del contenido

La verdad es que no soy de los que hacen críticas sangrantes de las cosas o las personas, pero hay que reconocer que determinadas veces ello es inevitable y, casi, una cuestión de honor. Reconocer el esfuerzo de algunos en ser los mejores en algo es una obligación de todo buen ciudadano.

A través de una recopilación de noticias, llego a la página de GestioPolis (no, no vamos a enlazar). Y veo esto:

 

Los más sagaces habrán visto que el cuerpo del artículo es eso que se ve abajo, en el centro, en esa columna de unos 20 caracteres, y que dice algo así como “En lo personal, entiendo que los cambios no se producen en los elementos externos”. Hombre, pues ya que lo dices, currarse un poco los elementos externos no estaría de más:

  • Firefox, nada más cargar la página, bloquea dos pop ups (en el tiempo de escribir esta nota, Firefox ha bloqueado dos más: y van cuatro)
  • En la barra de la izquierda, ocupando unos 2/5 de la página (algo excesivo para una barra de navegación), enlaces a otros artículos, es decir, autopublicidad
  • A la derecha, casi con el 50% de pantalla, los anuncios de Google. Si bien es verdad que después terminan y dejan más sitio al texto, eso no sucede hasta un par de pantallas más abajo
  • En el centro, a la altura de los ojos, y tapando el texto, uno de esos nuevos anuncios de moda maquetados con capas y que a veces se cierran, a veces no, y la mayoría abren otra ventana al intentar quitarlos de enmedio.

Lo que decíamos: el cuerpo del artículo, motivo por el cual he creído que tenía que visitar la página, ocupa, en mi pantalla, algo menos de 1/15 (alrededor de un 6,6%) del espacio total de ésta. Alucinante. Igual los editores de la página están afiliados a algún programa para la promoción de la lectura… en papel.

Vivir para no ver.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.