Casi un mes con Google Reader

Pues eso. Que ya llevo más de tres semanas poniéndole cuernos a Bloglines, y creo que convendría hacer dos comentarios.

El primero es la característica de Google Reader que me pone de los nervios. Y es que esto del AJAX en desarrollo web es una maravilla, pero la asincronía tiene sus inconvenientes. Me explico: Reader va actualizando periódicamente la cuenta de entradas por leer en cada uno de los canales disponibles. Esto implica que, a veces, mientras leemos un canal particular, este crece en mensajes. El problema: si uno le da a la tecla R para ‘marcar todo como leído’ Reader no sólo marca los mensajes que vemos, si no también los que han llegado mientras leíamos. Si nos damos cuenta no es demasiado problema, porque podemos ir a ‘leerlo todo’ y recuperarlos siempre, pero si no nos damos cuenta (Reader marca visualmente los canales actualizados, pero uno no está siempre mirando a la pantalla, aunque a veces lo parezca) los mensajes se van derechitos a la inopia. Cuando, como estos días, a uno se le acumula el trabajo, esto es algo que puede pasar con una cierta frecuencia. En mi caso, al menos media docena de veces… que me haya dado cuenta.

La segunda, la característica por la que me pase a Reader: ¡las estadísticas de lectura!

Las estadísticas de mis entradas leídas en las últimas semanas

Las horas a las que me dedico a leer en Google Reader

En la imagen sobre estas líneas, las horas en las que me dedico a leer. Uno podría llegar a pensar que hasta tengo un horario laboral, y que me dedico a leer antes de trabajar, en la pausa del mediodía y antes de irme a dormir. ¿A que sí?

En la anterior, las noticias “leídas” cada día. Obsérvese, primero el marcado descenso de hace unos diez días y, después, mi [brillante] uso de las comillas en la frase anterior. Y es que Reader tiene un problema (difícil de solventar) para determinar qué ha leído o no el usuario. Si uno trabaja con la vista habitual, Reader marca como leídas las noticias que en algún momento quedan activas en el programa. Problema: algunos canales tienen noticias muy largas, con lo que es imposible pasar sobre ellas sin “leerlas”. Solución (y motivo de la caída de hace diez días): utilizar la ‘vista de lista’, en que el programa sólo nos muestra una línea por noticia, e ir marcando las interesantes para leerlas y/o saltar a la fuente. Una vez hecho ese ajuste, los datos se moderan bastante. Así, por ejemplo, ayer, después de dos días de abstinencia me fui a las 195 noticias leídas y hoy, algo antes de la una, estoy en unas 65.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.