Eben Moglen, de libertad de expresión y propiedad intelectual

Eben Moglen es uno de esos personajes que hay que conocer. Hablamos de un profesor (con mayúsculas) de derecho en la Columbia Law School que comenzó su vida profesional como informático y un día decidió, con buen criterio, meterse a historiador del derecho, especializándose en nuevas tecnologías y propiedad intelectual. Una decisión que, después de haber trabajado para gente como Xerox e IBM, le ha colocado en una posición de privilegio para contemplar la historia y hacer un poco de historia a la vez.

Hace unos meses tuve la suerte de asistir a una charla suya. Ver cómo un tipo tirando a orondo, trajeado como el mejor abogado de película yanqui de tribunales te larga un discurso en el que sólo le falta enarbolar una bandera anarquista es algo que debe experimentarse en primera persona. Y es que cuando juntas una posición discutible pero siempre bien razonada con una excelente oratoria el resultado suele ser brillante. Esta mañana he visto que IDP, la revista de Internet, Derecho y Política de la UOC publica en su último número la transcripción de la charla (en inglés y en catalán). Con joyas como

La revolución digital alteró fundamentalmente todas las relaciones justo lo suficiente. Cogió al productor y al comprador y los acercó mucho más de lo que nunca había querido el vendedor. Facilitó el compartir; anunció la plasticidad: cada bit podía convertirse en cualquier otro bit, con sólo un poco de movimiento. El resultado es que la música comenzó a volverse plástica, incluso antes de ser digitalizada. El hip-hop, que es esencialmente una forma sobre la plasticidad de la música, se convirtió en la nueva forma del mundo de pensar en música incluso antes de que la revolución digital destruyese la integridad de la música que el hip-hop satirizaba.

no deberíais perdérosla.

Y ya de paso: dos o tres cosas para añadir a la lista de “por leer”:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.