Contra la piratería, directos

Es un problema para todas las industrias de contenidos. El siglo XX representó la posibilidad de vender millones de veces la misma actuación, contraviniendo lo que había sido siempre la industria y representando pingües beneficios para los empresarios del sector. Parece ser que el XXI representa para la industria el retorno al XIX y que sólo se obtengan beneficios de las actuaciones en directo. ¿Significa eso que se vayan a reducir los ingresos? No necesariamente. En Internet el sector de referencia es el de la pornografía y, según cuentan en CNet, el siguiente paso es el de hacer directos a través de la red. Y, fuera del porno, no es tan difícil de imaginar una suscripción de 30 euros al mes, pongamos por caso, para poder ver los conciertos de los Stones, por ejemplo, este próximo verano, o los conciertos organizados en Razzmatazz, o seguir el Primavera Sound desde casa por un precio razonable, o…

Habrá que estar atentos…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.