Sony Ericsson W910i y W960i

Hace ya casi diez días los anuncios de Sony Ericsson nos pillaron de viaje y justo ahora los recuperamos. Ciertamente, los nuevos ‘walkman’, el W910i y el W960i, parecen interesantes y aportan cosas nuevas…

Sony Ericsson W910i

El modelo de gama “menos alta” de los dos es el W910. Y aún así la lista de especificaciones es como para quitar el hipo. Destaca, como innovación, un sensor de movimiento que permite controlar el reproductor de música agitando el cacharrito (también será útil en otros apartados, como para jugar). También es interesante (aunque habrá que esperar a ver cómo funciona en la práctica) la idea de SensMe: presuntamente analizará la música del catálogo del reproductor en función de sus características, permitiendo crear ‘playlists’ de una manera diferente. El cacharrito vendrá con un Memory Stick Micro de un giga, que sin ser la panacea no está mal como capcidad musical de un móvil. Eso sí, los botones del teclado, en mi modesta opinión, padecen un claro exceso de diseñitis y parecen bien poco usables. Disponible en el cuarto trimestre de este año, con una versión diferente para el mercado asiático, la W908i, que funcionará sobre GSM, GPRS y EDGE en las bandas de 850, 900, 1800 y 1900 GHz, mientras que la versión para Europa, Oriente Medio y África lo hará sobre UMTS y HSDPA 2100, y GSM, GPRS y EDGE 850, 900, 1800 y 1900.

Sony Ericsson W960i

Por su parte, el W960i ocupará la plaza de “buque insignia” de la marca, y es que es difícil ponerle pegas: comenzando por los 8 gigas de espacio interno (no expandibles, cierto es), una autonomía como reproductor que el fabricante pone en 27 horas, WiFi o la interfaz de usuario “tocable” (sobre una pantalla de 2.6″) dada por UIQ sobre Symbian, que lo convierten, además, en un ‘smartphone’ de pleno derecho. Y de regalo, una cámara de 3 megapíxels que, en sus 16 milímetros de grosor y 120 gramos de peso no está nada mal.

Un comentario en “Sony Ericsson W910i y W960i”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.