Fin de semana primaveral

Si tuviese que enumerar la lista de excusas razones excusas por las que este blog no se actualiza tanto como debería estas últimas semanas, igual no acabábamos nunca. Pero la de los últimos tres días sí es fácil: tocaba Primavera Sound. Cuatro apuntes…

  • Perderse dos veces a Portishead en tres días tiene su mérito, ¿no?
  • Bill Callahan y sus canciones engañosamente fáciles siguen siendo tan efectivos como la última vez.
  • ¿Guitarra, bajo y batería y recetas sencillas pero tremendamente efectivas? Bob Mould.
  • Cat Power no hace versiones: las perpetra. Aún así, es un gustazo verla y oirla en directo, con todas sus locuras.
  • The Go! Team no van a poder hacer nunca un directo como sus discos, básicamente porque es imposible. Pero si pasan cerca de su casa, no se los pierdan. Energía, talento y virtuosismo a raudales. Eso sí, qué embrollo de cambios de instrumentos…
  • El descubrimiento de la semana, Port O’Brien.
  • No debería dársele a nadie permiso para hablar de “fusión” si no se han empollado el Omega de Morente y Lagartija Nick. Qué grandes.
  • ¿Guitarra, bajo y batería mucho más difíciles, espectacularmente brutales? Shellac. Im presionantes e imperdibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *