Viacom vs YouTube, un poco de cordura

Menos mal. Parece que se impone un poco de cordura. Los que estén al tanto de estas cosas recordarán que hace un par de semanas Viacom convenció a un juez para que obligase a YouTube a entregarles, entre otras bagatelas, todos sus registros de servidores. Sí, sí, oiga, unos pocos terabytes de información con, entre otras cosillas, las IPs de todo aquel que hubiese accedido en algún momento a un vídeo albergado en YouTube. Y si tiene usted un usuario registrado, pues una lista con cada vídeo que haya visto usted. Sí, en serio. Viva la privacidad.

El objetivo declarado de Viacom era analizar esos registros (y el resto de datos) para ver si, como ellos opinan, el éxito inicial de YouTube se basó en el contenido “ilícito”. ¿Que para qué necesitan las IPs de los usuarios o lo que ha visto cada usuario registrado para tal fin? Pues yo también me lo pregunto. Afortunadamente, se ha impuesto un poco de cordura y Google y Viacom han acordado que los datos que cambiarán de manos serán previamente “anonimizados”.

Que nos alegremos de algo que debería ser natural, ciertamente, no es buena señal. Vía.

Deja un comentario