¿Quién fija las leyes?

Estoy en un hotel. Bastante lejos de dónde suelo estar. La conexión es espectacular, cumpliendo las expectativas basadas en el tópico. Pero atención a las condiciones de uso que he tenido que aceptar (traducción libre y resaltado es mío):

Cuando uses este servicio no debes:
(a) Subir, publicar, mandar o de cualquier forma transmitir contenido ilegal, dañino […] vulgar, obsceno […] o que pueda ser objetable
[…]
(i) Interferir en el fluir normal de una conversación en un chat, haciendo que la pantalla haga “scroll” más deprisa que lo que otros usuarios sean capaces de teclear […]

La primera reflexión: ¿no bastaba con decir (aquí he copiado únicamente una ínfima parte del total) que se prohiben y denuciarán usos ilegales? ¿Qué es “vulgar” u “obsceno”? Si mando un enlace a un video de Operación Triunfo… ¿es vulgar? Si le mando un correo con cochinadas (cariñosas, eso sí) a mi novia… ¿es obsceno? Si me meto en un chat para chinchar… ¿no basta con que el administrador me eche y punto?

Creo que nos estamos pasando pelín con eso de montar las leyes por nuestra cuenta. Y siempre con la amenaza en la punta del dedo (índice, el de apuntar a los demás).

Un comentario en “¿Quién fija las leyes?”

  1. En el segundo caso, el del chat, puede deberse a que algunos bloquean la IP al detectar esa molesta acción (algunos lo llaman flood). Dejarías a todo el hotel sin conexión a dicho chat.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *