HTML V: El retorno del target

Hay trabajos que, por definición, no pueden hacerse bien. Entre los que conozco, destacaría los de redactar diccionarios, leyes y estándares. Que, al fin y al cabo, comparten muchas características: definir a priori un documento normativo, universal y con voluntad de perdurar en el tiempo. Imposible. Un día después de cerrarse el documento, surgirá una novedad que no podríamos haber contemplado. En algún lugar hay alguien cuyo caso particular no hemos contemplado. El redactado no gustará a todo el mundo. Y, por si esto fuera poco, siempre habrá quien no conozca el documento aunque debiese… y aquellos que, a pesar de conocerlo, hacen su lectura interesada o, directamente, pasan olímpicamente de él.

El caso paradigmático, desde luego, es el de los “estándares” web, históricamente escritos antes de tiempo, por gente que se dedicaba a cualquier cosa menos al diseño web (en muchos casos, antes de que existiese el diseño web) e ignorados en mayor o menos medida por la inmensa mayoría de los practicantes (rápido, ¿qué hace el elemento <samp> de HTML 4?).

Ahora que parece que se acerca HTML 5, hay que comenzar alabando el esfuerzo del W3C por, primero, intentar hacer todo el caso posible a la comunidad y, además, currárselo bastante por ser transparentes y hacer documentos “human readable”, como los HTML 5 differences from HTML 4 y The Web Developer’s Guide to HTML 5 (enlazo a las versiones genéricas; yo me he leído las de 22 de enero y 28 de noviembre de 2008, que son las más recientes a día de hoy), dirigidos a los diseñadores y desarrolladores que me he estado leyendo estos días.

Pero aun así, si se dice que un camello es un caballo diseñado por un comité, será por algo y uno no puede evitar fijarse en determinadas cosas sorprendentes al leer los documentos…

El retorno del target

En serio. Ahora sí estoy, ahora no. Que no quiere decir que me parezca mal el retorno (peor me parecen los <b> y los <i>). Pero sí que me fascina cómo las cosas adquieren esa 'guadianidad' que tan locos nos vuelve a los que escribimos HTML...

¿Deberían entenderse los estándares?

Insisto en que toca felicitar al W3C por sus esfuerzos en este aspecto. Y añado además que se trata de borradores muy borradores. Pero 'joyas' como la sección sobre los atributos vacíos merecen un análisis detallado... En la misma línea, decir que cada elemento de HTML cae en cero o más categorías que agrupan elementos con categorías similares no está nada mal... Si un documento no es eficiente y se entiende con facilidad, de poco servirá: o no se leerá o producirá múltiples interpretaciones.

No nos harán ni caso, pero por pedir...

Otro de los pecados universales de todos los documentos normativos: exigir cosas cuyo cumplimiento difícilmente podremos comprobar y que, en algunos casos, ni en sueños confiamos que acabe teniendo una gran aceptación. Por poner solo dos ejemplos: ¿realmente alguien cree que mucha gente va a usar toda la [complicada] potencia de los nuevos <time> y <progress>?

Nunca añaden a gusto de todos

Gracias a quien correspondan por los <section> y un buen montón de los añadidos a HTML que trae bajo el brazo esta versión 5 pero... ¿seguro que necesitábamos tanto un <dialog> como para segregarlo del resto de <dl>? ¿¡Y un <small>!?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *