Wifi abierta… en el vestíbulo.

Hotel Sevilla Congresos, 4 estrellas. Conversación aproximada en la forma, pero fidedigna en el contenido:

– Hola, tengo una reserva

– [……] Aquí tiene, la habitación…

– ¿Para conectarme a Internet, por favor?

– 5€ la hora, 15 el día

– [cara de “lo deben traer en cables de oro”]

– Eso desde la habitación

– … ¿perdón?

– Que eso es desde la habitación

– Y… ¿fuera… de la habitación?

– Aquí, en el vestíbulo del hotel y el bar, es gratis

Y, efectivamente, me giro, y veo el bar lleno de residentes (clientes) que, en lugar de estar plácidamente en sus habitaciones, han bajado aquí a conectarse a la red. Previa pelea por los enchufes.

Y aquí estoy, en un bar de un hotel, con un televisor a todo trapo con una basura (repito: basura) de programa, en lugar de estar en pijama en mi habitación trabajando (o no) con toda comodidad.

¿Si me quedo a dormir en el vestíbulo también será gratis?

Supongo que el gerente es un topo de la competencia para que los que venimos aquí no repitamos. Es la única explicación racional que le encuentro. O quizá es que temen por la vida social de los friquis que nos conectamos todo el rato y así, con incentivos a conectarnos en público, igual hasta hacemos amigos.

4 opiniones en “Wifi abierta… en el vestíbulo.”

  1. Señores, el pan nuestro de cada día. Cuantas más estrellas, menos probabilidades de que haya una conexión decente en la habitación. Con cuatro, casi nulas. Digo yo que lo del vestíbulo es para generar ‘comunidad’.

    Por no hablar del hotel (alemán, para más inri) en que se celebraba un congreso de telecos y había conectividad como para un módem de 56. En fin. No sigo, que me enciendo…

  2. es que en tiempos de crisis no se consume en mueble bar de la habitación. ¿A que todos los del bar que se conectaban gratis tenian una deliciosa cervesa de a 5€ la consumición?

  3. Juas, por lo menos habia wifi, todo un lujo, yo me he encontrado con “si, por cable (rj45)”, “no, no, no hay”, “si, por modem”, …

    pero bueno, peor para ellos, no? los clientes no volverán y los vecinos avispados “chuparan” wifi desde casa/la calle si viven cerca, o metiendose en el vestibulo con toda tranquilidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *