Ratones para jugones… no solo para jugones

Foto de un ratón de ordenador con una botonera de funciones especiales
¿Tiene sentido gastarse setenta euros en un ratón? Foto (cc) Evan Sims, click en la foto para acceder al original

Si hay un nicho de mercado que me fascina en esto de la electrónica de consumo es, sin lugar a dudas, el de los gamers: coja usted un producto cualquiera, póngale una luces de neón y unos logos extraños, y multiplíquele el precio por dos. He ahí un modelo de negocio interesante.

Y ahí me tenéis, en un ejercicio de coherencia absoluta (o no), propietario desde hace unas semanas de un Razer Naga, un ratón “para gamers” que cuesta la friolera de setenta eurazos. Y olé.

¿Y por qué? Porque hace tiempo que persigo tener unos cuantos botones más al alcance de la mano. Cuando estoy tecleando, odio llevar las manos hasta el ratón y, por tanto, me gusta disponer de todas las funcionalidades al alcance de unas cuantas combinaciones de teclas. De la misma forma, cuando estoy trabajando con el ratón (léase, en la mayoría de casos, intentando arreglar alguna foto con Photoshop), me gustaría tener todas las funcionalidades sin llegar al teclado… y ahí entra en juego la botonera que veis en la foto: una docena de botones programables al alcance de tu pulgar.

¿Y cómo ha ido la cosa?

La primera buena noticia es que la iluminación LED se puede apagar. Por partes, además: por un lado el logo superior y por otro la botonera. Confesaré que he dejado encendido el logo, que ‘late’ con un efecto bastante relajado y, sobre todo, está cubierto por mi mano casi siempre :-).

Pero la cosa era la botonera, ¿no? Sí. Y las noticias tampoco son malas, aunque con algún matiz. Personalizar cada botón para asignarle la combinación de teclas que uno desee (‘guardar para la web’, en Photoshop, es ‘ctrl+may+alt+s’…) es sencillo y, además, podemos elegir personalizaciones diferentes para cada programa que usemos, con lo que saltar de Photoshop a, pongamos, Illustrator o Premiere es automático. ¿El matiz? La ergonomía. El ratón funciona bien, pero aún me pregunto por qué le han puesto cuatro filas de botones: igual los pulgares del gamer medio son más flexibles que los míos, pero si para mí la tercera fila ya es de difícil acceso, me cuesta imaginar que nadie pueda usar con regularidad la cuarta sin avanzar con velocidad hacia una artritis más que notable.

¿Y en conclusión? Para los que usamos con frecuencia aplicaciones “de ratón” pero con unas cuantas combinaciones de teclas, la idea no es mala, para nada. El mayor problema, desde luego, es el precio: dejarse esa pasta en un ratón puede resultar doloroso. Algún día es posible que aparezca algo similar en “gama no gamer” (¿Logitech? ¿Microsoft?) y los 70 euros se conviertan en unos menos difíciles de justificar 50… Pero si a algún rey mago se le han agotado las ideas y su presupuesto se mueve en ese rango… es un regalo la mar de ‘apañao’ (ayuda, además, que la presentación está en línea con el precio).


PS 20121231 De hecho, Logitech tiene ratones de esa gama (ver en Amazon) y sí es algo más barato, pero tampoco tanto…

1 opinión en “Ratones para jugones… no solo para jugones”

  1. “aún me pregunto por qué le han puesto cuatro filas de botones”

    12 teclas de función, 12 botones. Yo creo que va por ahí.

    (aunque comparto que debe ser complicado llegar con la uñilla a las últimas filas)

    i.

Deja un comentario