40 años no son nada…

Imperdible el anuncio del IBM 5100, el primer “portátil” (me faltan las comillas) de la historia. Una visita a la Wikipedia revela que el bicho está a punto de cumplir cuarenta años (la efeméride tendrá lugar en septiembre (en este blog somos unos adelantados a nuestro tiempo) y sí, el anuncio es de 1977: en estos últimos 40 años los ciclos de producto se han acelerado un poquito). En aquel momento 8975 dólares (actualizando, 35.000 eurillos de ná, poco más o menos) te compraban una sílfide de apenas 24 kilos de peso con 16 kilobytes de RAM y capaz de correr cualquier programa en BASIC. Doblar la inversión te permitía irte a unos inacabables 64 kilobytes de RAM (Gates era de una osadía brutal cuando dijo (o no) que con 640 kilobytes de RAM tendríamos más que suficiente…) y la capacidad de ejecutar también programas en APL. A nadie se le había ni siquiera pasado por la cabeza que un ordenador pudiese funcionar ni un segundo sin estar enchufado a la corriente, desde luego.

Pues eso. Que 40 años no son nada.

Fuente