El mayor espectáculo del mundo, de nuevo ‘on the road’

Entre los cuatro ‘chavales’ suman doscientos cuarenta y cinco años, los últimos cuarenta y tres de los cuales dedicados a la mayor banda de rock de todos los tiempos. El dinero se les sale por las orejas. No tienen la más mínima necesidad de irse de gira. Pero lo hacen. Los Rolling Stones vuelven a la carretera (la noticia, en el NME, en el Guardian (genial la anéctodota del concierto de Twickenham de su anterior gira) y, como es natural, en Rolling Stone (que no tiene nada que ver con la banda)).

Una década mayores que Springsteen, le llevan dos a U2. Y después de haberme plantado en los conciertos de los irlandeses este año, y el del de New Jersey del año pasado, los Stones del 2002 son mejores sobre un escenario (lo que no es fácil, que estamos hablando de los colosos del ‘stadium rock’), y no admitiré discusión ;-). Tan intensos, tan vibrantes, más generosos en el esfuerzo que U2, con la colección de éxitos más mítica del rock (acompañada de una casi tan impresionante colección de ‘accidentes de tráfico’, pero no la exhiben), y el espectáculo audiovisual más apabullante del globo (lo de los U2 2005 palidece en comparación con los Stones de 2002). Y para el que no se lo crea, se recomienda el visionado del concierto del Madison Square Garden de la última gira, localizado en el set de DVDs 4 Flicks.

Como están acabados, se marcarán unas cuarenta fechas en Estados Unidos, subirán hasta Canadá, bajarán a México y Sudamérica, saltarán hasta Asia y se prevé su llegada a Europa en verano del año que viene. Ya me he puesto a ahorrar :-P (ese es el smiley que les corresponde, ¿no?).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.