Los 10 errores de 2005

En particular, los diez errores de diseño web de 2005 según Jakob Nielsen. Hay alguno que tiene su miga:

  1. Problemas de legibilidad. Sobretodo tipografías pequeñas y malos colores de contraste. obm se declara culpable con los colores de los enlaces, sobre todo los no visitados…
  2. Enlaces estándares. Como ya ha dicho unos cien millones de veces, Jakob Nielsen opina que los enlaces deberían distinguirse claramente (en obm estamos de acuerdo), y a poder ser, en azul y subrayados (ahí, igual no tanto). También insiste (y desde aquí le hacemos los coros): lo que no son enlaces no se subrayan, que para enfatizar las cosas están las negritas y las cursivas.
  3. Flash. Dicho por un tipo que se ha llevado una pasta de Macromedia, tiene su mérito, hay que reconocerlo. Matiza, eso sí (con razón) que no todo el Flash es malo, sólo el que es innecesario (como las páginas de entrada).
  4. El contenido mal redactado. Cuánta razón.
  5. La mala búsqueda.
  6. Las incompatibilidades entre navegadores… Aunque la cosa (en mi opinión de usuario de Netscape y después Mozillas varios de toda la vida) se va moderando, de nuevo muy cierto.
  7. Los malos formularios. Que levante la mano quien no se haya enfadado nunca por culpa de un mal formulario. ¿Nadie? Me lo imaginaba…
  8. Ausencia de forma de contacto e información de la compañía. En el caso de la industria del software, habría que añadir la ausencia de capturas de pantalla: la política de obm es no hay captura, no hay descarga
  9. ‘Layouts’ y anchuras de página fijos. Los diseñadores del mundo ya han conseguido que mi navegador se abra a 1024 y no a 1280, pero les va a ser difícil que los 480 puntos de ancho de la pantalla de la PSP crezcan…
  10. Malos zooms de fotos. Nielsen habla de los sitios de comercio electrónico, y en especial de esos en los que haces click en la lupita de la foto… y te enseña la misma foto en una nueva ventana. Y de hecho, hace trampa: como él mismo confiesa, la gente se sigue quejando más de los pop-ups.

De nuevo, una buena columna de Jakob Nielsen, de muy recomendable lectura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.