Habrá que felicitarlas

Pues eso. Que a pesar de que no son mis fiestas preferidas (se puede comer bien todo el año, todos los días son perfectos para hacer regalos, y ser buenos quince días al año… no sé, no me acaba de gustar cómo suena), felices fiestas a todos.

Procurad no empacharos demasiado y no quemar la tarjeta de crédito.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.