Cartas al director, doscero

No, no nos hemos convertido en un observatorio de la prensa, pero a veces las cosas se acumulan…

Wired publicó en su último número un artículo con un cierto potencial para la polémica: The Church of the Non-Believers, sobre los ateos convencidos, practicantes e, incluso, beligerantes. Como no podía ser de otra forma, el buzón de la revista se colapsó. Y las cartas recibidas les parecieron a los editores de la revista extremadamente interesantes. Lo que planteaba un problema: era imposible publicarlas todas en la revista. Pero Wired tiene una versión en línea y sabe cómo usarla (en alguna ocasión, con algún artículo “de candente actualidad”, ha publicado antes en línea que en papel…) y han decidido publicarlas todas en línea. Las ciento cuarenta. Bien por Wired.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.