¡Que viene el canon!

Pues eso. Que como cuenta El País, por ejemplo, los reyes nos van a traer la sorpresa del canon. Las empresas tecnológicas y las “culturales”, para sorpresa de absolutamente nadie, no se han puesto de acuerdo en el importe del impuesto revolucionario (las primeras no lo quieren, las segundas aspiraban a pagarse la hipoteca con él…) y serán los ministerios de cultura e industria los que establezcan la cuantía de la broma. De hecho, lo más probable es que los reyes lleguen tarde, porque tienen plazo hasta marzo. Mientras tanto, disfruten de sus cacharritos sin peaje…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.