¿Y con una sola mano?

Ya me disculparán ustedes. Uno es que es un poco lento y se me acaba de encender la bombillita. Igual también tiene algo que ver que poco a poco se va diluyendo el campo distorsión de realidad de Jobs. Cojan ustedes su móvil y hagan como que van a llamar a alguien. Fíjense en cómo lo hacen. Después del más anticientífico de los experimentos por aquí hemos comprobado que para ello el usuario medio usa una mano. Nuestras investigaciones nos llevan a concluir que los usuarios de iPod interactúan con él con… una mano. Pues bien: ayer un tal Steve Jobs se paso toda una quinout interactuando con el iPhone… con dos manos.

Y va a ser que hasta no vea cómo alguien interactúa con él con una mano y vea yo qué tacto tiene usándolo como reproductor… va a ser que no me lo compro. De hecho, David Pogue comenta que

Escribir es difícil. Las teclas de las letras son más que imágenes en una pantalla de cristal, así que naturalmente no hay ‘feedback’ táctil.

El software ayuda mucho. Puedes hacer muchos errores mientras tecleas una palabra, porque el software analiza qué teclas podrías haber querido pulsar; si acierta, le das al espacio para aceptar y continúas. Escribí un par de correos con montones de erratas, pero un 100% de precisión final, gracias a la autocorrección. (Eso sí, mis pruebas no incluían nombres propios.)

Resumiendo: los adictos a la Blackberry igual mejor que no abandonen el barco de momento.

Y ojo que el usuario de un móvil de 600 euros con subvención de operadora igual no es el adolescente típico… No quita que a David Pogue, aún así, se le caiga la baba con el cacharrito, después de haberlo probado. Como a mí y a casi todo el mundo.

Puestos a añadir dudas, suscribo muchas de las de Mike Krisher:

  • ¿Safari soporta Flash? Sí, ¿no?
  • ¿Se le va a poder desarrollar e instalar software? Sí, ¿no? (Me refiero a oficialmente, porque si es que no, seguro que alguien se salta la protección.)
  • ¿Soportará teclados Bluetooth? ¿Y otros dispositivos como un GPS?
  • En Europa, ¿saldrá libre? Aunque sea por 800 euros (el de 8 gigas)… Y si no, ¿qué operadora lo sacará? Porque yo ahora no tengo la más mínima intención de migrar…

Nota al margen: para los que véais la presentación desde la web de Apple: el vídeo está a unos muy económicos 110 kilobits por segundo. Es H.264. Va a haber que estar atentos, porque me parece bastante superior al codec de vídeo de Flash…

PS Dándole aún más vueltas al cacharrito (estoy obsesivo hoy, ¿será que quiero uno? ;-) ) no puedo evitar pensar que el iPhone es, ahora, lo que la PSP debería haber sido, hace un año. Incluso sin la capacidad de teléfono, una interfaz como la del iPhone habría hecho maravillas por el cacharrito de Sony (que ya es bastante impresionante de por sí, ciertamente). Por cierto, para los interesados en la pantalla del iPhone y esos espeluznantes 160 puntos por pulgada: son 320×480 píxels en 3.5″. La PSP (cuya pantalla me encanta) hace 480×272 en 4.3″…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.