Oboe, toda tu música en la red

No sé si les suena el nombre de Michael Robertson. Se trata del emprendedor que se forró hace unos años con mp3.com, una de las primeras compañías en comprobar la furia de las discográficas por ofrecer un servicio útil a sus usuarios (cuenta la entrada de la Wikipedia que mp3.com le aflojó 53 millones de dólares a Universal, por ejemplo)… Aún así Vivendi compró más tarde la compañía, y desde entonces Robertson se dedica a invertir el botín (unos cien millones de dólares de nada, se rumorea) en compañías como Linspire (ex-Lindows), que comercializa una distribución de Linux “for dummies” o diversas iniciativas de voz sobre IP.

No contento con el guirigay que montó con MP3.com, Robertson también está detrás de MP3tunes.com, la compañía que motiva esta entrada. Y es que MP3tunes ofrece un servicio llamado Oboe que tiene muy buena pinta para los que arrastran tras de sí una buena colección digital de música (la mía anda cerca de los 75 gigas y comienza a suponer un problema llevársela de un lado a otro). La idea es aprovechar la disminución de costes de ancho de banda y almacenamiento y guardar toda la música en un servidor remoto. Cualquier sitio con un ancho de banda razonable será un punto de acceso a la discoteca.

El servicio ofrece dos niveles: el gratuito y el de pago. Sin gastarse un duro, tanto el almacenamiento como el ancho de banda son ilimitados. Uno se descarga un programita, OboeSync y va sincronizando la colección con el servicio remoto. Además, hay plug-ins para Firefox y Explorer que permiten trasladar un mp3 encontrado en una página web directamente al servicio, sin el engorro de tener que bajarlo primero al ordenador desde el que estemos trabajando. Finalmente, plug-ins para iTunes (Windows y Mac) y Winamp permiten que dichos reproductores accedan directamente a nuestra colección en línea. Si no son suficientes, mp3tunes ofrece un kit de desarrollo de software para poder crear plugins para otros reproductores (yo, la verdad, con Winamp voy servido).

¿Cuáles son las limitaciones del servicio básico? La más importante es que no admiten ficheros de más de 10 megas (algo que a los que tenemos jazz en la biblioteca, por ejemplo, nos limita bastante). ¿Qué supone pasarse al sistema de pago? Por un lado, 40 dólares anuales (sí, me los puedo permitir y, de hecho, me lo estoy pensando, si la prueba inicial va bien) e incrementar el tope por archivo a 50 megas. Sigo teniendo alguna pista que supera esos cincuenta megas (piratas de sesiones de DJ, algún directo…), por lo que me gustaría más que, directamente, no hubiese límite, pero palia bastante el problema. ¿Ofrece algo más? Sí. Principalmente, acceso desde dispositivos móviles (claro que con las tarifas 3G tal y como están, y mientras Yoigo no ofrezca más garantías, es una oferta que no me puedo permitir) y copia de seguridad de pistas con DRM de iTunes (me gustaría saber cómo lo han logrado sin desatar las iras de Apple).

En fin. Estoy haciendo la prueba, ya os diré.

PS La letra pequeña, que no me la había leído: (i) de momento no todas las cuentas gratuitas tienen almacenamiento ilimitado; de salida, un giga, que irá creciendo con el tiempo (ii) los usuarios del sistema gratuito podrían, en el futuro, oir anuncios de audio de vez en cuando, además de los muy esperables banners de publicidad en las páginas web de mp3tunes.com. No me parecen problemas graves, pero mejor dejar constancia.

PPS Primeras notas sobre la experiencia de usuario:

  • Obviamente, sincronizar una colección grande no es cuestión de cinco minutos… El programa de sincronización, además, aunque no está mal (i) podría ser un puntito más amigable y (ii) estaría bien que dispusiese de información y la posibilidad de limitar el ancho de banda utilizado…
  • Esto es una aplicación web. No debería costar mucho añadir componenetes al estilo de las de Pandora o last.fm, con recomendaciones sociales, tagging y similares. Le aportaría mucho al sistema, por ejemplo, el disponer de canales de radio personalizados / personalizables…

PPS 20070218 Hoy me ha llegado el correo confirmando que mi ‘locker’ pierde la limitación de un giga de espacio de almacenamiento. A ver si mañana consigo subir unos cuantos gigas más y consigo hacer una prueba un poco más a fondo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.