Sansa Connect. Casi

Hace diez días hablábamos de la llegada del Sansa Connect, un reproductor MP3 con WiFi bastante interesante. Hace unas horas David Pogue publicaba en el New York Times que la cosa está bien, pero dista un rato de ser perfecta. Y es que sí es cierto que el cacharrito hace uso de su conexión WiFi de una forma con la que el Zune sólo podría soñar, pero:

  • La implementación del acceso inalámbrico en sí tiene sus pegas. No es extraño en un cacharrito de reducidas dimensiones y, por tanto, escasa batería. Pero aún así…
  • Aunque uno viva en Estados Unidos (o Canadá) y pague religiosamente su acceso a Yahoo! Music Unlimited, no todo el catálogo le queda accesible, y es que, por un lado, hay pistas que no son descargables en ese catálogo y, por el otro, no dispones de un formulario en el que buscar lo que se te pase por la cabeza: escuchas uno de los 200 canales de radio personalizados ofrecidos y, si escuchas algo que te interesa, le indicas al Connect que te quieres bajar esa canción, o el album entero. Una buena forma de descubrir buena música, pero para nada el “escucha lo que quieras, cuando quieras” que uno esperaría. Claro que uno puede irse al PC (que no al Mac) y descargarse cualquier cosa, pero la idea era saltarse el ordenador…

En fin, que un buen paso adelante, pero en absoluto la panacea. (De todas formas, me da a mí que si lo pusieran a la venta por aquí con acceso a un servicio similar a Yahoo! Music Unlimited, servidor pasaría por caja.)

Deja un comentario