Nokia N810… ¡y el Chumby!

Como comentábamos hace un rato, Nokia ha comenzado a dar detalles hoy de su nuevo ‘Internet Tablet’, el N810. El titular que ha elegido infoSync World es ilustrativo de la potencia del cacharrito: Nokia’s new N810 makes iPhone look five years old: un N800 más potente, con GPS incluido y con teclado (aunque los chicos de Engadget cuentan que habría «molado más» si llegan a separar un poco la primera fila de teclas del cuerpo del cacharro). Dos gigas de almacenamiento, más espacio para tarjetas SD (admite SDHC de hasta 8 gigas). El navegador es Mozilla, con soporte para Ajax y Flash (no Lite, Flash 9) y cosillas como Skype instaladas sobre un sistema operativo realmente abierto (por oposición al del iPhone). Con un pantallón de 4.1″ con una resolución de 800×480…

Tremendamente apetecible cuando salga a mediados de noviembre, por unos 480 dólares en Estados Unidos, que se convertirán en unos 500 euros en España… Eso sí, ni la mitad de bonito que el iPhone.

Y de regalo (menudo día, el de hoy, para los tecnófilos) ha salido el Chumby, una monada de cacharrín que, gracias a la capacidad de correr Flash Lite 3 y acceder a redes WiFi se convierte, de salida, en el despertador más potente de todos los tiempos… ¡Nene tere!

Google Maps para S60, ahora con soporte para GPS

Impresionante la actualización a la aplicación Google Maps para móviles Symbian que acaba de lanzarse (vía, descargable apuntando el navegador del móvil a www.google.com/gmm). Impresionante por el tremendo incremento de la velocidad con que es capaz de actualizarse la aplicación, en lo que sí es un ordenador, claro, pero mucho menos potente que el ordenador con que habitualmente consultamos Google Maps. Impresionante por la integración con el buscador de rutas de Google: descargar el proceso de búsqueda al servidor nos permite que el algoritmo corra mucho más rápido, por un lado, y que la información se actualice con frecuencia mucho mayor que la posible descargando mapas a una aplicación cliente. E impresionante cómo se integra con el GPS de mi Nokia N95 (también soporta GPS externos Bluetooth): no sé por qué, pero consigue localizarme sobre el mapa mucho más rápido que la aplicación nativa.

Impresionante, eso sí, la velocidad con que «come» datos. Es fácil tener la conexión UMTS saturada, con el consiguiente palo económico si no tenemos una tarifa plana contratada y el riesgo de pasarse del límite de consumo en caso de tenerla. Una lástima que no sea capaz de, por ejemplo, en presencia de una WiFi almacenar en caché un radio determinado alrededor del lugar en que nos encontramos, o una determinada ubicación… Y una razón más para considerar el salto a Yoigo y su tarifa de datos.