En el mercado de smartphones, ganan todos…

…como si de unas elecciones se tratase (con la posible excepción de Research In Motion y sus Blackberrys).

Han salido los números para el tercer trimestre de 2010 de Gartner, y la cosa pinta bien para casi todo el mundo, por poco que se quiera ver el vaso medio lleno…

  • En tercer lugar del mercado tenemos a Apple, con más de 13 millones de dispositivos vendidos. Que puede ser que el tercer lugar ‘no mole’, pero vender 13 millones de unidades, cuando se tiene un catálogo con cuatro líneas (iPod Touch, iPhone 3GS, iPhone 4 y iPad) es como para hacerles un monumento. Y los beneficios que eso significa en Cupertino son de órdago e incomparables con los que pueda tener todo el resto del mercado.

  • En el dos está Android. Que con todos sus problemas con lo fraccionado que está su mercado, han colocado 20 millones de unidades, que se dice pronto. Y los fabricantes, aunque obviamente no pueden ni soñar con los números de Apple, pueden acceder al mercado ‘smartphone’ con costes decididamente bajos. Hasta los más adictos a la manzana deberían estar agradecidos: el acicate de Android para hacer avanzar los dispositivos iOS (y abrir un poco la política de Apple) es induscutible.
  • Y en el número uno, el cadáver más fresco de todos los tiempos: Nokia. Los fineses han puesto en circulación nada más y nada menos que 29 millones de móviles Symbian en el mercado. Nadie discutirá que hoy en día S60 es la gama baja de este segmento. Que ni S^3 les va a poner en la órbita de sus competidores. Que a Meego le queda una eternidad, que de momento no llega ni a incógnita y que, por muy bueno que sea cuando llegue, llegará tarde a un mercado con hasta cuatro alternativas entre sólidas y solidísimas. Pero aún así… veintinueve millones. Discuta usted con ese número.

Si uno quiere hablar de perdedores, desde luego hay dos:

  • Microsoft, que no llega a dos millones y medio de unidades, con un ridículo 1.5% de cuota. Pero claro. Acaban de lanzar Windows Phone 7…
  • Finalmente, RIM está un poco por debajo de los 12 millones y, desde el mismo trimestre del año anterior, ha perdido casi seis puntos de cuota.

Tres ganadores, un perdedor con producto nuevo acabado de lanzar y otro que, con la tontería, ha colocado doce millones de unidades… No está mal, el mercado…

Nokia E7 (& Co) ¿2L?

Foto del nuevo Nokia E7
¿Demasiado poco? ¿Demasiado tarde?

Quede el público avisado. El riesgo que me salga una entrada tirando a ácida es elevado… Y el peligro de que no diga nada más que obviedades, casi absoluto.

Me encanta el móvil de la foto. Es el recién anunciado (junto con sus primos C6, C7 y N8) Nokia E7. Como enamorado de los teclados QWERTY y propietario de un Nokia N97 estoy dispuesto a pegarme (metafóricamente hablando :-) ) con quien haga falta por la calidad del teclado del N97. Y estoy bastante convencido que el del E7 estará en la línea y superará a los de los Android QWERTY que se avecinan (el Motorola Milestone II, el HTC ‘G2’ y probablemente un Samsung Galaxy). Para alguien acostumbrado a tirar de mensajería en el móvil como yo, el teclado es una de las características esenciales. Además, las especificaciones, sobre el papel, no están nada mal: pantallón 4″ 640×360 AMOLED (no, ni de lejos la brutal resolución del Retina Display del iPhone 4, pero en Engadget parece que tampoco sale excesivamente malparado de la comparación), y las características habituales (excepto en cuanto a procesador, que Nokia casi nunca da y podemos suponer que no estará a la altura de la potencia de iPhone y Androids de gama alta, y con la adición de que puede conectársele un ‘pen’ USB, algo que puede ser muy práctico en ocasiones). El precio anunciado es de 500 euros antes de subvenciones de operadoras e impuestos (traducido, 600 euros libre el día que salga), que será comparable, casi seguro, con los Android QWERTY. Y, sin embargo, lo más probable es que lo ignore absolutamente y salte a uno de esos Android…

Y es que, como mucha más gente, uno ha perdido casi absolutamente la fe en la capacidad de Nokia de producir un smartphone a la altura. Si les sigo considerando reyes del hardware (vale, por detrás de Apple y a bastante distancia, como todo el mundo, pero yo quiero un teclado físico), un año y pico de sufrir el software que envuelve al N97 haría dudar al más fiel de creyentes. Y es que he perdido la cuenta de actualizaciones de firmware y del software de Nokia para Windows que he llegado a hacer. La última de firmware, absolutamente kafkiana:

Continúa leyendo Nokia E7 (& Co) ¿2L?

Nokia N900 y la sobredosis de productos

Ojo: post un poco bipolar.

Primera parte Mola el recién anunciado Nokia N900. Finalmente en Espoo alguien ha tenido a bien meterle al ‘internet tablet’ un teléfono y los finlandeses cuentan con un teléfono con un sistema operativo avanzado y basado en Linux como Maemo, compatible con Flash 9 (adivinen con quién me estoy metiendo aquí) y con otros lujos como aceleración OpenGL. Todo ello, además, anunciado a ‘500 euros más impuestos menos subsidio de operadoras’: 600 libre, poco más o menos, vamos.

Segunda parte ¿600 euros? ¿De qué me suena a mí eso? ¿No será lo que pagué hace menos de tres meses por mi flamante N97? Sí. Ese móvil de gama alta, de características muy similares a las de su hermano ¿menor? que, muy a pesar, corre un sistema operativo que no cuenta con el apoyo suficiente.

Sé que Nokia se ha caracterizado, desde siempre, por tener múltiples gamas que se solapan en sus extremos, pero me da a mí que se han pasado. Sigue uno muy contento con un N97 que es lo que decía ser y cumple con lo que se le pide pero, después de comparar (y siempre a la espera de que se acaben de confirmar los detalles del N900 a principios de septiembre y tengamos las primeras críticas), el resquemor es notable.

El teléfono de la tienda online de Nokia España…

Pantallazo de correo en el que se da el número telefónico de atención al cliente como uno ochocientos asterisco asterisco asterisco asterisco asterisco asterisco asterisco. Donde los asteriscos son, efectivamente, asteriscos
Tiene asteriscos la cosa...

Que yo ya imagino que la tienda online de Nokia para España no factura millones de euros al día, precisamente. Y que tampoco hace falta que les den ningún premio por su nivel de atención al detalle porque, no nos engañemos, muy probablemente eso no redunde en un brutal aumento de ventas… Pero digo yo que a un cliente que te acaba de dar su número de trajeta para que le cargues más de 600 euros, igual enviarle un correo en el que te ofrecen un número de atención telefónica que es un copia y pega burdo que no ha revisado nunca nadie no es una gran idea.

Nokia 5800, el Nokia con pantalla táctil

Aún no ha salido al mercado, pero ya lo han probado a fondo en AllAboutSymbian y no les ha decepcionado…

De salida, avancemos que este no es el rival de Nokia para el iPhone: se trata de un móvil de 280430 euros sin subvención (que incluyen 100 para gastarse en la tienda musical de Nokia), muy muy lejos del coste de un iPhone libre. Resumamos características:

  • 111×51.7×15.5 milímetros y 109 gramos de peso;
  • pantalla de 3.2″, 360×640 píxeles de resolución (16:9), de buena calidad pero que, parece, no se comporta tan bien al sol como la del iPhone y con un sensor de proximidad que la desactiva cuando te la acercas a la oreja (como el iPhone);
  • S60 5th Edition sobre el sistema operativo Symbian OS 9.4 (el primer móvil con esa combinación);
  • tres botones físicos: llamar, colgar y ‘home’;
  • almacenamiento microSD (128 megas de RAM, la caja probada llevaba una tarjeta de 8 gigas, que esperemos que no se ‘caiga’ antes de llegar a las tiendas, y debería aguantar tarjetas de 32 (el día que salgan));
  • puerto miniUSB (desde el que parece que no se carga) y salida de cascos/tele de 3.5 mm;
  • WiFi y Bluetooth;
  • altavoces estéreo (para torturar a nuestros vecinos de metro/tren/bus… :-( );
  • cámara de 3.2 megapíxeles (Carl Zeiss) con flash LED;
  • batería para 9 horas de llamada, según fabricante (dicen que, aún con uso intensivo, aguanta un día entero, algo que se está convirtiendo, tristemente, en habitual, y que llega hasta las 35 horas de reproducción de música, con la pantalla apagada).

En cuanto a lo táctil, la pantalla es sensible tanto al dedo como al uso de punteros (o uñas), puesto que la tecnología es resistiva, y no capacitativa como en el caso del iPhone (ello redunda en la peor calidad de pantalla que comentábamos antes). La quinta edición de S60, como es natural, ha sido adaptada para ser usada así, pero conservando la ‘experiencia S60’. Comentan en AllAboutSymbian que se nota que la cosa, de todas formas, viene de una interfaz ya existente y “de botones”, pero que eso no es ni bueno ni malo ni todo lo contrario: que dependiendo de los gustos del usuario resultará positivo o negativo y que, si bien hay puntos mejorables (o al menos evolucionables), no hay defectos notables. Nokia adapta, también, el feedback “háptico” (el teléfono vibra cuando se “pulsa” un botón) que ya usan LG y Samsung, entre otros, para sus móviles con pantalla táctil. En cuanto a la entrada de texto, se cuenta con una simulación de T9, teclados QWERTY horizontales y verticales y, como era de esperar en un dispositivo que admite el uso de punteros, reconocimiento de escritura, que parece que funciona bastante bien.

Remarcan en la ‘review’ que, como era de esperar y de la misma forma que sucede con Android, Nokia no diseña una interfaz para un solo móvil (como hace Apple), sino para toda una gama. Hasta el momento la táctica Nokia (lanzar modelos a docenas cada trimestre) ha funcionado bastante bien… De nuevo, como en el mundo de los ordenadores personales, hay quien se inclina por una gama reducida de dispositivos y quien ofrece todo un abanico del que elegir, ganando en diversidad pero perdiendo en cohesión de la experiencia de usuario. La táctica que mejor se aplica al mundo móvil habrá que verla en los próximos meses.

A la review aún le falta una segunda parte, pero de momento el cacharrito no pinta mal (aunque no, seguimos sin tener ninguna intención de comprarnos un teléfono sin botones)…