Navegar con Yoigo: ¡Mucho mejor!

En abril escribí una entrada titulada “Navegar con Yoigo :(” en la que me quejaba de las dificultades que había tenido para poder usar Yoigo para conectarme a internet. Este verano he vuelto a estar sin posibilidades de conexión “decente” y he vuelto a Yoigo con la esperanza de que hubiese mejorado el servicio.

Y sí, ha mejorado, y mucho. Pero mejor explico todo desde el principio y así no me dejo nada.

En julio, preparando las vacaciones, decidí comprar una nueva tarjeta prepago Yoigo. La cosas como son, mi intención era usar la tarjeta Yoigo para conectarme, así que el consumo mínimo de 6? había hecho que mi anterior tarjeta llevase ya un tiempo sin saldo. Además, había visto un móvil 3G a un buen precio en la web de Yoigo, así que pensé en comprar las dos cosas y así no tendría que andar cambiando la tarjeta del móvil cada vez que quisiese conectarme.

Lo reconozco, buena compra. El móvil, un TS705 de Toshiba, no es ninguna maravilla, pero para conectarse a internet, sea con el mismo móvil como con el portátil va muy bien. Como es de Yoigo todo viene configurado por defecto y funciona desde el principio. Me bajé la aplicación de gmail y google maps y funcionan de maravilla. Me he conectado a mi banco, a este blog, … Perfecto. Y conectado al portátil, la verdad es que la conexión ha mejorado mucho, muchísimo. Más velocidad, menos cortes (aun los hay). Eso sí no es como para bajarse grandes archivos, pero para navegar funciona muy bien.

A modo de anécdota, comentar que en septiembre estuve en Bilbao en un hotel que ofrecía conexión wifi en todas las habitaciones de manera gratuita. Iba más rápida la conexión de Yoigo…

Sin embargo no todo es maravilloso. En varias ocasiones me he encontrado con que a pesar de tener cobertura disponible, la conexión a internet no iba. La primera vez llamé al servicio de atención al cliente de Yoigo. Después de hacerme configurar, probar, volver a llamar, volver a configurar, volver a llamar, me dijeron que me pasaban al servicio técnico y que ya me llamarían. Al día siguiente la conexión funcionaba sin problemas. Tres días más tarde llamaban del servicio técnico preguntándome que problemas tenía… Al menos llamaron.

Otro tema que también ha mejorado es en la tarifa 2. En Yoigo, en prepago, puedes tener dos tarifas: La “normal” con una cuota mínima de 6? y la 2 que tiene una tarifa más cara de 4:00 a 16:00, pero que a cambio no cobra cuota mínima. En cuanto tuve el teléfono llamé a atención al cliente para pedir el cambio de cuota y en 15 días me llamaban de nuevo para comunicarme que ya estaba hecho.

Y creo que no me dejo nada. De abril a agosto Yoigo ha mejorado mucho en cuanto a conexiones se refiere. Sigue sin funcionar “Mi Yoigo”, la web para clientes, y aun quedan muchos países de la UE donde no se pueden usar las tarjetas prepago de Yoigo. Pero sin duda las mejoras en la conexión, en mi caso, minimizan esos problemas.

Me preocupa lo que pueda pasar cuando Yoigo decida dar por finalizado su acuerdo con Vodafone. ¿Me quedaré sin cobertura en el pueblecito ese al que voy siempre que puedo?

Eso sí, ahora también uso el móvil Yoigo para hacer algunas llamadas en horarios en que mi tarjeta “habitual” es más cara, o allí donde hay mejor cobertura Vodafone que Orange (o, simplemente, no hay cobertura Orange). Y no es raro que lleve dos móviles encima…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *