Los precios de la internet móvil

(Nótese que he dicho “internet” y no web).

Precio de un SMS: 15 céntimos iini.

Consumo de ancho de banda para consultar el correo con el cliente móvil de GMail: 13 kilobytes.

Consumo de ancho de banda de una sesión de mensajería con Gizmo5 (que habría necesitado 3 o 4 SMS): 29 kilobytes.

Precio (Yoigo): menos de 12 céntimos (iini).

Bye bye Voda

Mañana a las seis de la mañana servidor de ustedes dejará de ser cliente de Vodafone. Sabe un punto mal porque llevaba con ellos desde hace algo así como siete u ocho años, cuando se llamaban Airtel. Pero las tarifas de Yoigo son demasiado atractivas: establecimiento de llamada a 12 céntimos, 12 céntimos por minuto independientemente del operador al que llames y la hora del día, SMS a 10 y, sobre todo, una tarifa de datos sin compromiso y que como mucho es de 1,20 euros al día (y casi como mínimo: con un mega de consumo ya se alcanza ese euro veinte, y ese mega se alcanza con cuatro o cinco páginas navegadas…). En fin. Pues eso. Bye bye Voda, good morning Yoigo.

Navegar con Yoigo: ¡Mucho mejor!

En abril escribí una entrada titulada “Navegar con Yoigo :(” en la que me quejaba de las dificultades que había tenido para poder usar Yoigo para conectarme a internet. Este verano he vuelto a estar sin posibilidades de conexión “decente” y he vuelto a Yoigo con la esperanza de que hubiese mejorado el servicio.

Y sí, ha mejorado, y mucho. Pero mejor explico todo desde el principio y así no me dejo nada.

En julio, preparando las vacaciones, decidí comprar una nueva tarjeta prepago Yoigo. La cosas como son, mi intención era usar la tarjeta Yoigo para conectarme, así que el consumo mínimo de 6? había hecho que mi anterior tarjeta llevase ya un tiempo sin saldo. Además, había visto un móvil 3G a un buen precio en la web de Yoigo, así que pensé en comprar las dos cosas y así no tendría que andar cambiando la tarjeta del móvil cada vez que quisiese conectarme.

Lo reconozco, buena compra. El móvil, un TS705 de Toshiba, no es ninguna maravilla, pero para conectarse a internet, sea con el mismo móvil como con el portátil va muy bien. Como es de Yoigo todo viene configurado por defecto y funciona desde el principio. Me bajé la aplicación de gmail y google maps y funcionan de maravilla. Me he conectado a mi banco, a este blog, … Perfecto. Y conectado al portátil, la verdad es que la conexión ha mejorado mucho, muchísimo. Más velocidad, menos cortes (aun los hay). Eso sí no es como para bajarse grandes archivos, pero para navegar funciona muy bien.

A modo de anécdota, comentar que en septiembre estuve en Bilbao en un hotel que ofrecía conexión wifi en todas las habitaciones de manera gratuita. Iba más rápida la conexión de Yoigo…

Sin embargo no todo es maravilloso. En varias ocasiones me he encontrado con que a pesar de tener cobertura disponible, la conexión a internet no iba. La primera vez llamé al servicio de atención al cliente de Yoigo. Después de hacerme configurar, probar, volver a llamar, volver a configurar, volver a llamar, me dijeron que me pasaban al servicio técnico y que ya me llamarían. Al día siguiente la conexión funcionaba sin problemas. Tres días más tarde llamaban del servicio técnico preguntándome que problemas tenía… Al menos llamaron.

Otro tema que también ha mejorado es en la tarifa 2. En Yoigo, en prepago, puedes tener dos tarifas: La “normal” con una cuota mínima de 6? y la 2 que tiene una tarifa más cara de 4:00 a 16:00, pero que a cambio no cobra cuota mínima. En cuanto tuve el teléfono llamé a atención al cliente para pedir el cambio de cuota y en 15 días me llamaban de nuevo para comunicarme que ya estaba hecho.

Y creo que no me dejo nada. De abril a agosto Yoigo ha mejorado mucho en cuanto a conexiones se refiere. Sigue sin funcionar “Mi Yoigo”, la web para clientes, y aun quedan muchos países de la UE donde no se pueden usar las tarjetas prepago de Yoigo. Pero sin duda las mejoras en la conexión, en mi caso, minimizan esos problemas.

Me preocupa lo que pueda pasar cuando Yoigo decida dar por finalizado su acuerdo con Vodafone. ¿Me quedaré sin cobertura en el pueblecito ese al que voy siempre que puedo?

Eso sí, ahora también uso el móvil Yoigo para hacer algunas llamadas en horarios en que mi tarjeta “habitual” es más cara, o allí donde hay mejor cobertura Vodafone que Orange (o, simplemente, no hay cobertura Orange). Y no es raro que lleve dos móviles encima…

Navegar con Yoigo :(

Es la segunda vez que escribo este post. La primera la intenté hacer “conectado” con la “conexión” de Yoigo. Grave error. Tres cuartos de hora perdidos. Y no porque me cueste tres cuartos de hora escribir un post, sino porque para entrar en obm ya me había pasado más de un cuarto de hora. Esta vez escribo detrás de una línea ADSL normal.

Yoigo ofrece una conexión a internet a un precio máximo de 1,2 ? al día, un gran precio si la conexión fuera decente, pero no lo es. Es muy lenta, con altibajos y con imposibilidad de entrar en algunas páginas como gmail o hotmail.

Pero vamos por partes. Hacía tiempo que venía dándole vueltas a buscar una conexión vía teléfono para no quedarme totalmente desconectado al marchar de vacaciones. Sí, ya se que parece un poco exagerado eso de querer estar conectado en vacaciones, pero tampoco pretendo estar conectado todo el día :)

Bueno, como decía, el uso que pretendía darle era ocasional y de ocio, así que no me salía a cuenta ninguna de las “ofertas” que ofrecían las diferentes operadoras de telefonía de este país. Hasta que llegó Yoigo. Su tarifa de datos parecía muy buena. A fin de cuentas, si no usas no gastas y si usas, nunca gastas más de 1,2 ? al día. Así que me decidí a comprar una tarjeta de prepago de 20 ?. Y la primera pega, un gasto mínimo de 6 ? al mes en prepago. Una pega que se puede aguantar si el servicio es decente…

Pero las pegas no se quedaron ahí :(. La configuración de la conexión también fue una odisea. El primer intento fue con el portátil. Pero tras preguntar en Yoigo, la segunda pega. Yoigo no da soporte para las conexiones con portátil, sólo para la navegación con el móvil. Bueno, probemos primero con el móvil, pensé. De nuevo otra pega: La configuración automática mediante sms no funcionó en mi móvil, un LG KG800. Afortunadamente la configuración manual es sencilla y no hubo ningún problema, para configurarlo, porque navegar, lo que se dice navegar, nada, hasta la página de inicio de Yoigo sí que llegaba, pero ir más allá era imposible. Al final, tras llamar a Yoigo y repetir 6 veces que tenía bien la configuración porque la página de inicio de Yoigo podía verla, quedaron en que me llamarían. No lo han hecho.

Al final, gracias a BandaAncha pude conseguir configurar la conexión de Yoigo. Aclarar que de esas instrucciones no necesité hacer las del messenger, que funcionó a la primera, ni las referentes a BandaAncha. Tampoco necesité cambiar el MPU como pone en algunos sitios, ni configurar ningún proxy en el navegador.

Por lo demás, una vez conectado, he usado el messenger, Putty para acceder a un servidor remoto con SSH y he navegado por internet. Navegar con ciertas limitaciones, porqué me ha sido imposible acceder a mi cuenta en GMail :(. Sin embargo no estoy contento. La conexión es muy lenta y a menudo las páginas no cargan a la primera y hay que insistir para conseguirlo. ¡Y usando el proxy de Yoigo la cosa es peor!

En fin, que yo no diré como Antonio Ortiz (error500) que la conexión de Yoigo es una tomadura de pelo pero, tampoco puedo decir que sea una conexión de verdad, más parece una conexión de juguete :(.

Resumiendo, si lo que quieres es una conexión para visitar un par de páginas web en tus vacaciones, sin que te importe perder un rato para ello, Yoigo puede ser una posibilidad a tener en cuenta. Si buscas algo más, Yoigo, ahora mismo, no sirve. A pesar de que no era mi intención, es posible que abandone esta tarjeta de Yoigo cuando se quede sin saldo. Y si lo creo interesante, en verano ya me compraré otra.

Hoy he estado conectado 2 horas y media para hacer una cosa que, en condiciones normales, me hubiese costado menos de una. Me pregunto si a Vodafone le sale a cuenta tener, en un pequeño, turístico y saturado pueblo de montaña del Pirineo, una línea ocupada tanto tiempo.

Ayer conseguí conectarme con el móvil. Evidentemente no iba más rápido. De hecho, yo diría que incluso iba peor. Claro que con el móvil si uso el proxy. Tal vez tenga que probar a conectarme sin él…

Y el LG un campeón ;). Conectado con cable, toma corriente del puerto USB, así que aguanta todo el tiempo que quieras estar conectado sin gastar nada de batería.