El Financial Times, intentando saltarse el ‘peaje iTunes’

Interesante movimiento del Financial Times (aunque poco sorprendente: tenía que llegar el momento en que alguien lo intentase). Cuentan en TechCrunch que acaban de lanzar “aplicación” con modelo de suscripción de contenidos, pero que la app, efectivamente, va entre comillas.

Ya hace meses que Apple anunció su modelo para ofrecer aplicaciones con contenidos de pago en iTunes: una comisión del 30% (que no es tan exagerada: los quiosqueros también se quedan con su pedazo de la tarta, no lo olvidemos, a cambio de ser el servicio de distribución y relación con el cliente) y el control absoluto de la relación con el cliente (el productor de contenidos no tiene acceso a ninguna información sobre el suscriptor).

Mientras tanto, los navegadores de iOS, Android y el resto de sistemas operativos para dispositivos móviles se han ido volviendo cada vez más potentes en el soporte de las características que uno querría usar en una ‘app’ móvil: un paseo por caniuse.com basta para comprobar que los WebKits de Android y iOS soportan, por ejemplo, Web Storage, bases de datos Sqlite (aunque todavía no IndexedDB), datasets y hasta @font-face (parcialmente en Android, pero todo llegará). Podemos suponer, además, que los contenidos de las aplicaciones nativas estarán en algo muy parecido a HTML y CSS, si quien sea tiene alguna esperanza de servirlo a múltiples plataformas…

Si sumamos las características que no gustan en los medios del modelo iTunes con las que sí les gustan de HTML5 en el navegador móvil, la conclusión era sencilla: desde ya el Financial Times ofrece un app.ft.com. Al visitar esa página desde el navegador nativo de iOS la ‘landing page‘ guía al usuario para añadir la ‘app’ a la pantalla inicial del dispositivo e intenta hacerse un lugar de pleno derecho en ese espacio, utilizando la web para ofrecer contenidos de pago y gratuitos al lector, sin [tanta] intermediación de los de la manzana.

Nadie puede prever si la cosa tendrá éxito: ahorrarse el 30% de la comisión no es despreciable, pero también es muy cierto que, a cambio, en el FT desprecian la ‘labor del quiosquero’ y por tanto dejan de contar con la ayuda del que probablemente sea, a día de hoy, el mejor escaparate del mundo. A lo mejor dentro de un año navegamos por un mar de subdomios app.loquesea.com, a lo mejor el FT lanza una app nativa para iOS dentro de tres meses.

En cualquier caso, habrá que estar atentos…

Algunos números sobre dispositivos móviles e internet, cortesía de Cisco

Algunas de las joyas del Cisco® Visual Networking Index Global Mobile Data Traffic Forecast Update (documento original en PDF)…

  • El tráfico de datos generado por dispositivos móviles creció un 160% de 2009 a 2010, hasta llegar a unos 237 petabytes al mes.
  • Y eso no cuenta las conexiones vía WiFi: solo la red móvil. Cisco estima que los dispositivos móviles sólo consumen el 40% de sus datos “en movimiento”: un 35% del consumo se hace desde casa, y el 25% restante desde el trabajo. Y buena parte del tráfico en casa y el trabajo se va a la WiFi o a dispositivos “femtocell”: hasta el 35% en Europa, según las estimaciones de Cisco.
  • El aumento de tráfico es explosivo incluso en los mercados más avanzados: en Corea la operadora KT registró un aumento de tráfico 3G del 344% de mediados de 2009 a mediados de 2010 y la japonesa NTT DoCoMo habla de un incremento del 60% anual. Los chinos, como de costumbre, se mueven en otra liga: China Unicom habla de un 62% de crecimiento del primer trimestre al segundo de 2010.
  • Más cerca nuestro, la francesa SFR dice que su tráfico se ha triplicado anualmente… desde 2008. Vodafone, para Europa, habla de un incremento del 88% en tráfico del segundo trimestre de 2009 al mismo periodo de 2010.
  • De ese tráfico, el vídeo representa el 49.8%. Según Google, los vídeos de YouTube servidos a móviles se triplicaron en 2010, llegando a los 200 millones de vídeos al día.
  • El 1% de suscriptores más “tragones” genera el 20% del tráfico. Pero hace un año ese 1% generaba el 30%, lo que indicaría una normalización de los usuarios de la internet móvil: esa ratio 1:20 es la misma que se da en la “internet fija”.
  • El tráfico generado por cada ‘smartphone’ pasó de 35 megas/mes en 2009 a 79 megas/mes en 2010. Los ‘smartphones’ son el 13% de los móviles conectados a internet, pero representan el 78% del tráfico generado por móviles. El resto proviene de los ‘featurephones’, que han duplicado su consumo medio, hasta los 3.3 megas/mes.
  • Globalmente, la velocidad media de conexión a la red móvil de los ‘smartphones’ ha llegado al megabit (si contamos todo tipo de móviles nos quedamos en 215 kilobits). Los desequilibrios, eso sí, son brutales: en América del Sur están en 50 kilobits de velocidad media, mientras que en Japón están en 1.3 megabits (para todo tipo de teléfonos, no sólo ‘smartphones’). En Europa occidental estaríamos alrededor de los 440 kilobits, con Francia en los 530 y el Reino Unido a 820.
  • A principios de año cada iPhone consumía, de media, cuatro veces más tráfico que cada dispositivo Android. A finales de año la proporción era de 1.75 a 1. Siempre según Cisco, entre iOS y Android suman más de 349 millones de dispositivos en funcionamiento y conectados (por 94 millones de portátiles conectados a la red móvil).
  • El consumo medio de una tableta conectada a internet es de 405 megas/mes (unas cinco veces más que el ‘smartphone’ medio), mientras que los ordenadores portátiles se van a 1.7 gigas mes (22 veces más que el ‘smartphone’ medio).
  • 48 millones de personas tienen móvil a pesar de no tener electricidad en casa. Para finales de 2011, en el África subsahariana y el sudeste asiático, Cisco estima que habrá más suscriptores móviles que población conectada a la red eléctrica. Y creen que lo mismo pasará en 2013 para Oriente medio y en 2015 para el sur de Asia (India y sus vecinos), cuando se llegará, siempre según las previsiones, a 137 millones de personas conectadas a la red sin electricidad en casa. Cisco espera que la red eléctrica recupere terreno a partir de entonces (yo preferiría que esa recuperación se produjese ya :-S.)

Muchos más datos y análisis en el documento original en PDF, encontrado vía ieee spectrum.

Dell Streak, el móvil XXXL

Decíamos ayer (o casi :-P) que este año habían tocado navidades androides y que en algún momento tocaría explicar cómo funcionaban los cacharritos nuevos. Y comenzamos hoy, con el Dell Streak, un dispositivo que Dell solo tiene a la venta en Estados Unidos y Reino Unido. Por tanto, tocó adquirirlo a través de importador (eXpansys, que lo tiene ahora mismo a unos casi razonables 475€ más 10,50€ de envío, teniendo en cuenta que el precio en Delll UK es de 400 libras, 464 euros al cambio).

A pesar de que Dell solo lo venda en Estados Unidos y Reino Unido, la primera sorpresa agradable es que el bicho viene con enchufe europeo y el sistema operativo en español (no, yo tampoco entiendo por qué no lo vendren en España, la verdad).

Para los interesados en las especificaciones:

  • Sistema operativo Android 1.6 que se actualiza OTA (esto es, sin necesidad de pasar por un ordenador) a 2.2.
  • Procesador Qualcomm SnapDragon 8250 a 1 GHz.
  • Bandas: UMTS a 2100 y 900 MHz, GSM y EDGE a 1900, 1800, 900 y 850 MHz, con datos HSDPA a 7.2 Mbps y HSUPA a 5.76 Mbps.
  • Pantalla de 5″ WVGA (800×480), multi-touch.
  • Cámaras de 5 megapíxels con autofocus y VGA.
  • Soporte para vídeo H.263/H.264, .3GP, MPEG4 y WMV y sonido MP3, WMA, AAC, AAC+, eAAC+, AMR, Midi y WAV.
  • 512 megas de ROM, 512 megas de SDRAM y 2 gigas de almacenamiento en una trajeta interna no accesible físicamente, más un slot MicroSD que viene con una tarjeta de 16 gigas y las acepta de 32.
  • WLAN 802.11b/g, Bluetooth 2.0 con EDR y conector USB 2.0 propietario.
  • Dimensiones: unos espectaculares 152.9×79.1×9.98 milímetros, con un peso de 220 gramos. Pequeño no es la palabra. De hecho, lo más probable es que nunca hayáis visto a nadie llamar con algo de tanta superficie (con la posible excepción del nGage, que estaba a la altura).
  • Batería de 1530 mAh.
  • Sensores de luz de ambiente y proximidad, acelerómetro, brújula, GPS, tres teclas capacitativas.

El resumen ejecutivo

Pues eso: el móvil XXXL. Si quieres un móvil pequeño, no es aquí. Si te pasas la mayor parte del tiempo con el teléfono en el bolsillo o pegado a la oreja, tampoco es aquí. Sin embargo, si te pasas más tiempo con la nariz apuntando a la pantalla del móvil que otra cosa, probablemente te interese el móvil más grande que cabe en el bolsillo del pantalón (‘loose fit’, eso sí :-P) y sí sea aquí…

Lo malo

La A y la B de ‘autonomía’ y ‘batería’. Ejercicio: salga usted de casa por la mañana con la WiFi, la conexión de datos y el GPS activados, sin tocar el brillo de la pantalla ni las configuraciones de sincronización de cuentas y con unas cuantas aplicaciones (Twitter y Facebook, por ejemplo) en marcha. Navegue usted por unas cuantas webs y tire de la navegación con GPS un rato. No hace falta que haga dos fotos con flash ni video… Difícilmente llegará la cosa a la hora de la merienda. Afortunadamente, las cosas no son tan malas: si uno recuerda que no hace falta tener el GPS continuamente en marcha, y salta de la conexión móvil de datos a la WiFi y viceversa, la cosa es un poco más razonable y es bastante probable llegar a la cena. En cualquier caso, si se le va a dar caña al trasto, mejor llevar encima el cable para conectarlo a todo puerto USB que nos pase por delante :-S. Y eso nos lleva a…

La C de ‘conector’. De nuevo, la cosa no es tan mala como podría parecer a primera vista, pero tampoco es buena. El conector que usa Dell no es completamente propietario: parece que responde al presunto estándar PDMI. ‘Presunto’ porque ahora mismo el estándar lo usan el Streak, una especie de radio que sólo se distribuye en Estados Unidos y el Galaxy Tab de Samsung… que no acaba de cumplir el estándar. Pues eso: presunto estándar, mientras no se demuestre lo contrario. Dell vende un dock con salida HDMI para ver la salida de vídeo del Streak en la tele, eso sí.

¿Y lo bueno?

Pues básicamente, y en mi muy modesta opinión, todo lo demás…

Comencemos por el tamaño, que sí importa, desde luego. Como decía antes, se trata del móvil más grande que puedas imaginar. De hecho, la gente suele preguntar si realmente es un móvil. En acción no resulta incómodo, pero sí llama bastante la atención. O sea que si uno llama mucho (que no es mi caso, para nada) va a tener que acostumbrarse a las miradas o a tirar de manos libres. Pero, en el polo opuesto, hay que considerar el momento en que se pretende usar el ‘smart’ y no el ‘phone’. Hoy en día en muchos círculos es fácil disparar un ‘duelo en el Mobile Corral’: plantea uno una duda y la gente ‘desenfunda’ iPhones, Blackberrys y móviles Android con bastante facilidad. De las cosas que caben en un bolsillo, el Streak gana con facilidad: no importa si hay que consultar la Wikipedia, mirar los horarios del transporte público, consultar la IMDb o hacer una búsqueda en Google, el Streak es el que se acaba usando. No falla. Y, la verdad, no es cuestión ni de sistema operativo ni de potencia (es la misma CPU de 1 GHz que está usando todo el mundo ahora mismo, y que dentro de seis meses nos parecerá lenta a todos), ni de características técnicas (la resolución, por ejemplo, de 800×480, es ofrecida por bastantes otros móviles, y los 960×480 del iPhone 4 dejan al Streak a la altura del betún): es el tamaño el que facilita el uso y la interacción. Y en estos casos gana el más grande que lleves encima. Los 7″ como el Galaxy Tab serían aún mejores, por no hablar del iPad, desde luego, pero el Tab necesita un bolsillo de anorak y el iPad, directamente, una bolsa…

(De hecho, en el CES que se está celebrando estos días están comenzando a aparecer bastantes móviles de más de 4 pulgadas, como las 4.3″ del Droid Bionic o las 4.5″ del Samsung Infuse. A lo mejor es por algo…)

Por lo demás, las virtudes del Dell Streak son las del móvil típico con Android 2.2 que, además, el fabricante ha tenido el detalle de apenas personalizar y que no ha pasado por las manos de las operadoras, siempre dispuestas a instalar basuras varias y recortar funcionalidades. Así pues, tenemos un dispositivo de funcionamiento sólido y correcto, sin el brillo de la experiencia de usuario de los dispositivos iOS, eso sí, y con un número de aplicaciones de calidad que crece y, particularmente, satisface mis necesidades y un poco (un bastante, de hecho) más. Dejo para otro día la entrada sobre el software que estoy usando. Me queda algún detalle por afinar pero, la verdad, estoy la mar de contento…

Pero… si no tiene teclado físico

Los que me conocen saben que servidor ha declarado desde siempre su alergia a los dispositivos táctiles sin teclado físico. Después de diez días con el Streak (y jugando un poco con un Tab y un Nook Color), puedo afirmar que si bien la alergia ha remitido un poco, sigue aquí. El Streak, en disposición horizontal, tiene un tamaño bastante correcto para teclear con los pulgares y, en vertical y con la ayuda de Swype, funciona bastante bien con una mano. Me atreveré a decir, incluso, que si Swype tuviera soporte para catalán, la cosa se quedaría aquí. Pero, al menos de momento, no lo tiene. Y esto hace que escribir en catalán, si uno quiere usar las tildes con un mínimo de corrección, no sea la mejor de las experiencias. Uno tiene la impresión de que ni Google ni Apple, ni muchas otras compañías anglosajonas, han acabado de descubrir todavía los idiomas latinos y que vamos a tener que seguir buscándonos la vida durante mucho tiempo. Aunque igual es desconocimiento por mi parte.

Falta añadir, desde luego, que en ausencia de feedback táctil ‘como dios manda’ (la vibración ‘háptica’ es curiosa, pero insuficiente para un teclado completo), la cantidad de atención que requiere escribir es mucha más de la que yo querría.

La mejor alternativa que se me ha ocurrido es experimentar con la combinación del Streak con el Logitech Dinovo Mini:

Aún sin conocer bien el funcionamiento del Dinovo con los caracteres acentuados, eñes y cedillas, viene uno de camino. Cuando llegue ya os contaré…

Concluyendo

Estamos ante un producto para un nicho bastante específico, que jamás venderá la millonada del Galaxy S y que no es, para nada, para todos los públicos. Y sin embargo, servidor está muy satisfecho con la compra. La tecnología va a mejorar espectacularmente en los próximos meses (estamos aún en la fase ‘early adopter’, a pesar de los números millonarios del mercado) pero, teniendo en cuenta lo que hay hoy en el mercado, creo que el Dell Streak se acerca más a resolver mis necesidades que ningún otro producto.

La web móvil, vista desde Opera Mini

Interesantes los números del State of the Mobile Web, September 2010 de Opera, que recoge el tráfico generado por su navegador para móviles Opera Mini. Algunos detalles destacados:

  • Globalmente, más de 70 millones de usuarios únicos y treinta y seis mil millones de páginas servidas. Para 30 días, no está mal, y sale a alrededor de 50 páginas por usuario y mes…
  • España es su séptimo mercado… dentro de la UE. Y ninguno de sus ‘top 10’ está en la UE. El top 10 lo componen Indonesia, Rusia, India, China, Ucrania, Sudáfrica, Vietnam, Estados Unidos, Nigeria y Brasil.
  • Es interesante ver en qué dispositivos se usa Opera Mini dependiendo del país. En Indonesia, India o Nigeria, los diez dispositivos más usados son de Nokia (que nadie entierre a Nokia antes de tiempo: el mercado de los smartphones no será suyo, pero siguen siendo los reyes en unidades vendidas). En Brasil manda el Sony Ericsson W800, y en muchas listas aparecen Samsungs y LGs. Eso sí, allí donde se venden iPhones, estos mandan: es el dispositivo número uno en Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Italia, Francia, la República Checa, Holanda y España (y el sexto en Brasil, el quinto en Polonia y Eslovaquia y el tercero en Rumanía). Que quiere decir, de regalo, que aceptar otros navegadores en la App Store de Apple sí tenía un cierto sentido (aunque, aún sin saber los números exactos, es fácil suponer que el uso de Opera en el iPhone es muyminoritario).
  • Por lo que respecta a España, el crecimiento en páginas vistas desde el año anterior es del 205%, y del 58% en usuarios únicos: por tanto, se dobla el consumo en páginas vistas por usuario, hasta llegar a 200 páginas por usuario y mes, con un peso medio por página (después de la compresión que hace Opera) de 27 KBs. Las páginas más vistas (en usuarios únicos) son: Google, Facebook, Marca, Youtube, El Mundo, Tuenti, live.com, my.opera.com, Wikipedia (míranos qué cultos) y ElPaís.com.

Una de soft para Symbian S60…

Captura de pantalla del menú de aplicaciones de un N97. Las aplicaciones se detallan en el texto
Una plataforma en vías de extinción. Pero con algunas aplicaciones interesantes.

De los sistemas operativos para ‘smartphones’, probablemente, ahora mismo, sea Symbian S60 el que más complicado lo tiene para sobrevivir: nadie duda de la capacidad de Apple con el iPhone, de Google y Android, ni de la adicción que provocan las CrackberrysBlackBerrys entre sus propietarios. Tampoco puede dudar nadie del músculo económico de Microsoft (y aún menos de su obstinación) para mantener con vida Windows Mobile cuanto sea conveniente. Pero S60 tiene competencia hasta en su propia casa: parece que Nokia ha renunciado a usar S60 (en ninguna de sus variedades actuales, las 3rd y 5th editions) en su gama enseña, la N, que parece que se pasa a Maemo, una variante de Linux que, precisamente por ser Linux, parece ahora mismo tener más aplicaciones y desarrolladores que unidades vendidas en el mercado [exageración, sí, y poco documentada, pero me juego un café a que en la ratio aplicaciones desarrolladas/unidades vendidas ganan de largo a cualquier otra cosa].

Con lo que probablemente mi N97 acabe siendo una pieza para el recuerdo. Y es una verdadera lástima. Porque, para mi gusto, no hay ningún otro teléfono que, en cuanto a hardware, se le acerque ni lo más mínimo: servidor necesita un teclado, y de los dispositivos con teclado que hay actualmente en el mercado o anunciados, nada puede competir con el teclado del N97 (no, los dos Androids de Motorola tampoco, para mi gusto). ¿La prueba? Docenas de conversaciones ‘messenger’, con sus acentos y todo, sin que el interlocutor de turno se diese cuenta de que, al otro lado, no había un teclado de tamaño completo.

En fin. No es la primera vez que apuesto a caballo perdedor por lo que respecta a plataformas tecnológicas (ay, mi Amiga…) ni será la última. Y acabaré rindiéndome algún día y saltando a Android (si sale algo con teclado y un hardware competitivo con Nokia) o Maemo (para cuando el N9x0 de turno sea más un verdadero teléfono que un genial dispositivo/juguete para ‘hackers’ y ‘early adopters’ que, además, también sirve para llamar).

Pero, finalmente, creo que tengo mis necesidades de software para el cacharro cubiertas. Como la tarea de ir localizándolo todo ha sido larga y complicada, y por si aún queda algún usuario de smartphones casado con S60 por ahí, ahí van mis aplicaciones ‘de cada día’…

  • Nimbuzz, mi aplicación de mensajería. Con posibilidad de conexión a las redes de MSN y Windows Live, Skype, Yahoo!, Facebook, Googlr Talk, AIM e ICQ, más un cierto grado de interacción con Twitter y, sobre todo, una interfaz que me gusta bastante más que la de Fring, mi anterior cliente favorito.
  • Mail for Exchange o Nokia Messaging, de la propia Nokia. Una de las dos debería venir instalada y configurarse sola pero, por algún extraño motivo, no es así. Y luego se preguntarán porque pierden cuota de mercado…
  • mobbler, el cliente de código libre para last.fm. Fuera de Reino Unido, Estados Unidos y Alemania (creo recordar), los que quieran acceder a la radio tendrán que pasar por caja. Pero vale la pena. Demostración, además, de las limitaciones estúpidas que impone Apple a sus desarrolladores y que consiguen que tanto el cliente nativo para Android como esta aplicación independiente sean mejores que la más popular. Manda…
  • Gmail for mobile, la aplicación Java. Para cuando pasar por el cliente de Exchange o ‘Messaging’ no es conveniente. Muy importante configurarla (Ajustes :: Gestor aplicacs. :: Aplics. instaladas :: GMail :: Ajustes de conjunto) para desactivarle el teclado en pantalla y poder usar toda la pantalla.
  • Google Maps for mobile. No hace falta presentarla, ¿no?
  • Opera Mobile 10. Uno va a seguir opinando que en 3.5″ no cabe “toda la web”, y que mejor pasar por la “web móvil”, por limitada (¿adecuada?) que esta sea. Pero aún así hay que reconocer que el navegador nativo de Nokia es de lo más limitado que existe. O sea que, para casos de emergencia, Opera.
  • PuTTY for Symbian OS. En algún momento me tenía que poner “geeky de verdad”, ¿no? Además, (i) un cliente SSH es una de esas cosas que demuestran porque un [buen] teclado es tan esencial y (ii) los desarrolladores han pensado en la interfaz y en el usuario tipo, construyendo algo que parecería imposible.
  • Gravity, mi cliente para Facebook y Twitter (también funciona con instalaciones de StatusNet, el clon de código abierto de Twitter). Otra gran demostración de buena interfaz móvil. Últimamente se han frenado con el brutal ritmo de actualizaciones que llevaban, pero es una de mis aplicaciones favoritas. Tanto, que es la única de pago de la lista. Pocas veces me he gastado €6,40 tan a gusto. El incipiente soporte para Google Reader tampoco puede ignorarse, aunque aún le falta un poco para ser un argumento de venta más.
  • Shazam iD. Oficialmente, el ‘reconocecanciones mágico’ sólo funciona para S60 en Reino Unido. En la práctica… no :-).
  • Google Search. Finalmente, con búsqueda geolocalizada y activada por voz. Como en los ‘smartphones’ de verdad…
  • Spotify for Symbian. Una de las mayores incoherencias de Spotify… hasta ahora. Y es que en los dominios de Spotify hay muchos más móviles Symbian que Androids y iPhones (la lista de Nokias sobre los que ahora corre Spotify es extensa y no se limita a la gama más alta del fabricante). Cosas de preocuparse, a veces, más del ‘mindshare’ que del ‘marketshare’… Como todas las versiones móviles de Spotify, sólo para suscriptores de pago.

En fin. Suficiente soft como para que, durante al menos un tiempo, el N97 siga siendo mi móvil…

PS 20100113 Otra aplicación muy interesante, especialmente para amantes de la música, es TuneWiki for Symbian, que inicialmente era un reproductor de la música que uno tuviese con el móvil más buscador de letras por internet (que sincroniza con la música) pero a la que han ido añadiendo componentes, especialmente un sintonizador de radios ‘shoutcast’ que da muchísimo juego (ojo, eso sí, al consumo de ancho de banda si no estamos usando WiFi).

Reblog this post [with Zemanta]