De diseño

Uno

Interesante nanodocumetal al que llego vía Presentation Zen (de hecho, vía delicious/popular, pero esa es otra historia):

Para los que no lo hayáis visto (que deberíais verlo antes de seguir leyendo,de verdad), habla de un señor llamado David Dabner que imparte unas clases sobre tipografía “a la antigua”, colocando individualmente los tipos en la prensa Algo que solo puede ser tan reaccionario y anticuado como revolucionario y moderno, según cómo se haga. Dabner defiende muy bien la necesidad de “aprender a tocar el instrumento” antes de “hacer música”: a veces el ordenador borra tanto las dificultades y nos da tal libertad de expresión que nos lanzamos a tumba abierta sin tener en cuenta limitaciones que, más que ser cortapisas, son ayudas para no excedernos en un diseño.

Dos

Leo en el New York Times que este año uno de los premios más prestigiosos del mundo de la arquitectura, el Pritzker, ha sido otorgado al francés Jean Nouvel. Algo que me alegra enormemente porque Nouvel, el autor de la Torre Agbar, es uno de mis arquitectos favoritos. Alejado de la práctica de vedettes como Gehry o Calatrava, Nouvel no se dedica a replicarse a sí mismo una y otra vez luciendo un arsenal tecnológico verdaeramente espectacular pero bastante limitado en rango, sino que realmente considera las funciones que debe cumplir cada obra y su entorno y solo entonces se sienta a dibujar.

Tres

Todo ello me recuerda el magnífico artículo On Creativity, aparecido hace unas semanas en A List Apart, extremadamente crítico con los que opinan que la “creatividad” es el mayor de los activos en la cartera de un diseñador. De obligada lectura. (Recordarán los lectores habituales, atentos y con memoria de este blog que hace unas semanas una traducción de ese artículo apareció fugazmente en este sitio. Andy Rutledge, su autor, me indicó que me había saltado (inadvertidamente, lo prometo) un embargo de dos meses que la revista impone antes de la reutilización de sus textos en otros sitios. El artículo se publicará dentro de un mes y pico, cuando el embargo deje de ser efectivo.)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *