Cómo decidir si suscribirse a un canal RSS

Una pregunta y mi respuesta: [casi] todo está en la ‘home’. Si he llegado a una página interesante de un blog (o cualquier otro tipo de sitio web, que hace mucho ya que el RSS no es exclusivo de blogs), me voy a la home y evalúo (a ojo de buen cubero) los siguientes factores:

  • Densidad. En la home típica veremos las diez últimas publicaciones de un sitio. Si no hay al menos un par de entradas interesantes, mejor lo dejamos: uno vive por encima de las 200 suscripciones, que producen bastante más de mil entradas al día. Sin llegar a un cierto porcentaje de contenidos de mi interés es muy difícil que la cosa pase de ahí.
  • La escritura. ¿Está la página bien redactada? ¿Hay muchas faltas de ortografía? Uno es muy integrista, ciertamente, pero si el texto duele a la vista o tengo que pensar para entender lo que se dice… pues va a ser que no.
  • Originalidad. Vale. Me ha gustado. Pero… ¿es original? Si ya lo he leído en otro sitio va a ser difícil que entres en mi agregador.
  • Aportación. Aunque claro, si hablas de lo mismo que los demás, pero tu análisis aporta cosas nuevas, eso redime. Mucho. Si no aportas demasiado, pero resumes mejor (vamos, si añadir tu RSS me permite eliminar dos de los que ya tengo), también. Este es, por cierto, un factor que favorece muchísimo a los agregadores especializados.
  • Frecuencia. Todo tiene su justa medida. Pero, sobre todo, lo malo son los excesos. Si escribes una vez al mes, ya me sirve: te voy a leer vía RSS, no tengo la necesidad de visitar tu página a diario para ver si has añadido algo. Eso sí, si solo me interesa un 20% de lo que escribes y publicas cinco veces al día, me das una y me quitas cuatro…
  • Qué y cómo enlazas. Esto es la web. Esto es hipertexto, el reino del enlace. Cita a tus fuentes. Actúa como rampa de lanzamiento y muéstrame la web desde tu ventana. Un buen “linkroll” (el mío no es muy allá, mea culpa) también ayuda. Y no te pases autoenlazándote. Mirarse el ombligo puede ser muy agradable para ti, pero no para los demás. Cuestión de “netiqueta”.
  • Metadata. Algo en lo que tampoco brillamos especialmente por aquí. ¿Quién eres? ¿Qué te interesa? Es información que, implícitamente, está en los contenidos que creas, desde luego, pero explicitar las cosas ayuda a que te conozca y me tome el esfuerzo de suscribirme.

Pero no todo está en la ‘home’:

  • Feeds completos. ¿Me vas a obligar a visitar tu página para leer el contenido completo? ¿De verdad? ¿Tú crees? Confieso que hay gente que lo consigue (o, mejor, medios). Pero o hay alguien currándoselo para hacer buenos extractos o no conseguirán que visite la mitad de las cosas que me interesan. Malo para mí, malo para el medio. La entradilla (todo un arte, nada sencillo) es vital en prensa. ¿Por qué la ignora tanto la prensa [mal] llevada a la web? Y, sobre todo: si no te tomas la molestia de poner el texto completo, ni de redactar una buena entradilla, tampoco te esfuerces en incluir publicidad en el RSS: no voy a hacer click y me estás tocando las narices.
  • Feeds por categoría. Vale. Te interesa la numismática y la web semántica. A mi solo la web semántica. ¿Puedo elegir a qué me suscribo? Siempre puedo filtrar yo usando inventos como Yahoo! Pipes (algunos ejemplos de cosecha propia, para los interesados), pero eso requiere esfuerzo. Hacer trabajar a la audiencia no suele ser una buena idea. Más aún si todavía no te conocen. De nuevo, en esta casa no lo hacemos muy bien. Problemillas de usar Feedburner.

Y hay factores, curiosamente, que cada vez me afectan menos. Básicamente,

  • El aspecto. Son pocas, pero cada vez más, las suscripciones de mi Reader que corresponden a páginas web que no me atraen o que, incluso, no son usables. “Content is king”. Gracias al RSS, más. Aún así, el continente sigue siendo importante. Voy a evaluar tus contenidos en la página, no en el agregador. Y ahí, lo quiera yo o no, el aspecto es un factor clave. Y si quieres obtener muchos lectores, no te engañes, el sitio web es tu vía, no el RSS…

¿Me dejo algo?

7 opiniones en “Cómo decidir si suscribirse a un canal RSS”

  1. Otro punto interesante es el ciclo de vida de una suscripcin. No solo seleccionar la entrada sino tambin dar de baja los que lo merezcan sin que nos tiemble la mano.

  2. Es que lo de quitar una suscripcin del agregador es ms difcil an que aadirla. Si tuviese claros los criterios…

    Pero s, desde luego, la “poda de RSS” es una disciplina que merece un estudio a fondo, Jaime.

  3. Bueno, de momento te has ganado un suscriptor…jejeje.

    Estoy bastante de acuerdo con lo dicho, sobre todo en lo de los feeds completos.

  4. Pingback: Blogs 08/17
  5. Y la posicin del feed tambin puede ser decisiva, no? Quiero decir que si no aparece el icono naranja en la barra de direcciones del navegador y en la pgina encima est escondidito o en un segundo nivel, pues tus pocos segundos de atencin se pasan y contenidos buenos deben de haber sufrido de eso en algunos casos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *