Aburrimiento en el consistorio barcelonés

O tedio. O algo peor. Que alguien les busque trabajo ya. Es posible que recuerden que hace cosa de mes y medio les comentábamos el lanzamiento de un videojuego ambientado en Barcelona, Wheelman (para regocijo de un servidor). Pues bien, resulta ser que me entero por El País de que Barcelona no quiere ser escenario de un videojuego violento por lo que la concejal de Educación, Montserrat Ballarín, ha pedido (creo, el redactado del primer párrafo de la noticia no es ningún prodigio de buen hacer lingüístico) “un informe jurídico para ver si se pueden emprender medidas legales para retirar del mercado el videojuego” (alguien debería aclarar que el videojuego aún no está en el mercado, por lo que va a ser complicado retirarlo). De traca. Porque claro, el GTA IV ha tenido un efecto muy pernicioso para la imagen de la Nueva York que calca con tanta gracia. Igual que The Getaway con Londres. Porque… ¿a quién se le ocurriría visitar ambas ciudades después de ver ambos videojuegos, eh? (Si alguien no lo había notado, este último trozo del párrafo es irónico).

Digo yo que ya habrán emprendido medidas para detener el rodaje de El Cor de la Ciutat (para los no catalanoparlantes, un culebrón de TV3 según el cual no existe un habitante de Barcelona que no sea adicto al sexo, yonqui, traficante ocasional, defraude a su seguro, engañe a su pareja u otras gracias similares, cosa que igual tampoco transmite la mejor imagen posible de la ciudad…). Y cuando acaben con esto, se pondrán a buscar y destruir todas las copias de las películas en que se refleja violencia en las calles de Barcelona. Yo propondría que, acto seguido, pasen a censurarse todas las noticias sobre la ciudad de Barcelona, no sea que a alguien se le ocurra contar algo malo malísimo sobre esta idílica ciudad en la que jamás de los jamases ha ocurrido nada malo.

(Y todo esto, claro, porque la educación en Barcelona funciona con tanta perfección que la pobre Montserrat Ballarín se aburre…)

2 opiniones en “Aburrimiento en el consistorio barcelonés”

  1. Primero sobre El Pas. Van a peor.

    Reza el pie de la foto donde aparece el Palacio de Montjuic: “Captura del videojuego que recrea el Palacio Nacional del Parc de Montjuic”

    Hombre, el parque queda cerca, pero el Palacio Nacional recibe su nombre de la montaa, no del parque. Escrito as, parece una atraccin ms (igual esa era la intencin).

    Sobre el tema de fondo del artculo, yo estoy de acuerdo con Ballarn. Y aadira a su propuesta que echen a los feos, a los gafapastosos, a los universitarios (que se vayan a aprender a su casa) y a los inversores extranjeros con su sucio dinero forneo.

    Y a Manu Chao.

Deja un comentario