¿Symbian en abierto?

De hecho, no es tan sorprendente. El principal damnificado con la aparición de Android es Symbian (y, por extensión, Nokia): si un fabricante de móviles quiere un sistema operativo para sus smartphones, puede (i) querer el de Apple, pero ‘va a ser que no’, (ii) querer el de Microsoft, que tiene sus cosas, y pagar por ello (iii) querer el de Nokia y pagar por ello o… (iv) optar por Android y ahorrarse la licencia pero contar con el desarrollo de Google. No es difícil imaginar que eso iba a acabar con las ya de por sí licencias de Symbian que no son de Nokia. O sea que en una huida adelante, cuentan en ZDNet, Nokia ha comprado la parte de Symbian que no le pertenecía y ha anunciado que liberará el código y dejará de cobrar por las licencias… Una gran noticia para los usuarios de smartphones :-).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *