Mejorando (un poco) la barra de tareas de Windows 7 (y posteriores)

Llamadme antiguo, pero en casa aun hay un ordenador corriendo Windows Vista. Y de las pocas cosas que hacen que no cambie (además de la pereza extrema, sí, vale) es que la barra de tareas que se presentó con Windows 7 me parece una atrocidad extrema…

Captura de pantalla de la barra de tareas de Windows 7 en su configuración habitual

En un mundo en que las pantallas son cada vez más panorámicas, ¿a quién se le ocurre hacer que las cosas crezcan en vertical (ocupando un espacio cada vez más reducido) y encojan en horizontal (malgastando un espacio cada vez más sobrante)? La respuesta, me da a mí, es que hay que imitar el dock de Apple, para lo bueno y para lo malo. Esos píxeles verticales no los vamos a recuperar jamás, me temo, pero…

Ahora los iconos de las aplicaciones activas crecen para mostrar su título y se dejan de colapsar las diferentes ventanas de cada aplicación

Con un pequeño truquillo podemos desacoplar las diferentes instancias de las diferentes aplicaciones y disponer siempre de la información de qué documento corresponde a cada ventana (llamadme maniático, pero esas décimas de segundo invertidas en navegar de una ventana a otra, especialmente cuando tienes media docena de documentos abiertos, me ponen de los nervios).

El truquillo se llama Ultimate Windows Tweaker y está disponible aquí para Windows Vista y 7 (no, el truco no es necesario para Vista, pero la cantidad de personalizaciones que permite la aplicación es considerable) y aquí para Windows 8. Y la opción está en el apartado de ‘personalización’ y se llama button grouping. De nada :-).


PS No, no es la entrada más brillante de este blog, pero con lo muerto que lo tengo últimamente, cualquier excusa es buena para escribir un poco…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *