La cita del día

Hasta hace muy poco había un puñado de canales en el mercado musical que controlaban los “guardianes de la puerta”. La radio, Tower Records, la MTV, cierta prensa mainstream como Rolling Stone. Así se enteraba la gente de lo que salía. Todas las discográficas estaban diseñadas para trabajar con ese modelo. En un punto, si tenías algo no muy bueno, a base de músculo y falta de alternativas, podías lanzar ese producto por esos canales. Y el negocio de la música ha funcionado así durante 50 años. Bueno, el mundo ha cambiado. Y la industria no.

El legendario productor Rick Rubin, ahora mismo colíder en Columbia, en un interesante reportaje del New York Times. Quizá con gente así en posiciones de mando la industria discográfica se reinventa y sobrevive. Ahora bien, como apunta el propio Rubin, el mundo ha cambiado y difícilmente volverán las discográficas a ser lo que fueron. Afortunadamente para la música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.