Categorías
Media doscero

Mamá, mamá, he salido en la tele

Foto de una pieza en la edición de papel de La Vanguardia destacando que su imagen aparece en el Huffington Post (junto con una docena de medios más de todo el mundo)
La Vanguardia en el Huffington Post. ¿O es al revés?

Recuerdo la gracia que me hizo la primera vez que me enlazó un blog ‘grande’. Y la que me siguen haciendo los pocos ‘meneos’ que tiene esta web. Y conservo algún diario en el que aparece mi nombre. Pueril que es uno. Pero esa actitud me parece tolerable y hasta comprensible. Indulgente que es uno consigo mismo.

Pero hoy un poco más y se me atraganta la hamburguesa (suerte que aún no me la habían servido) leyendo La Vanguardia (medio «centenario donde los haya») cuando me encuentro con que dedican tres columnas tres a glosar que es uno de los medios que incluía en portada el Huffington Post para hablar de la repercusión internacional de la inauguración de Barack Obama, máxime cuando el tamaño con que aparece La Vanguardia (y otra docena larga de medios) en la captura de pantalla es tirando a minúscula (en la imagen que abre la entrada, es el de arriba a la izquierda).

Si esto no retrata el estado actual de los medios tradicionales con respectos a los «nuevos» medios, no sé qué lo hará…

PS Enlazaría a la noticia en Lavanguardia.es… si fuera de acceso libre en la web. Que no lo es.

Categorías
Media doscero

La hemeroteca de La Vanguardia, en la red

Portada de La Vanguardia del día 20 de septiembre de 1973. Las noticias destacadas son una audiencia de Franco con el Jefe de Gobierno de Panamá, el entonces príncipe Juan Carlos en un congreso de cirugía y una amnistía general a los presos politicos en Jordania
Portada de La Vanguardia del día 20 de septiembre de 1973

De vez en cuando nos quejamos de la anticuada «prensa patria» y le damos algún palo a ElPaís.com o a La Vanguardia, comparándolos con diarios notablemente más avanzados en estas cosas de la red, como nuestros adorados New York Times o The Guardian (que ahora, por cierto, ha dado el paso a incluir el texto completo en sus RSS, algo digno de aplauso y hasta de reverencia). Para sentirnos con derecho a hacerlo también nos sentimos obligados a felicitarles cuando lo hacen bien. Y ahora es el caso con La Vanguardia, que ha digitalizado y puesto a disposición del público, gratuitamente, los 127 años de su hemeroteca, haciendo aparecer, de la nada, un repositorio digital que hará las delicias de más de uno y más de dos, comenzando por los que queremos que nos cuenten el día que nacimos (funesto día futbolístico europeo, con derrotas de Español, Barça y Real Madrid, por cierto :-P, supongo que querían celebrar mi escaso gusto por tal deporte…) a los historiadores e investigadores que no quieran o puedan desplazarse a una buena hemeroteca real… Más información.

La industria española se preocupaba por el estándar elegido para la tele en color
El mundo es cíclico