Nokia E7 (& Co) ¿2L?

Foto del nuevo Nokia E7
¿Demasiado poco? ¿Demasiado tarde?

Quede el público avisado. El riesgo que me salga una entrada tirando a ácida es elevado… Y el peligro de que no diga nada más que obviedades, casi absoluto.

Me encanta el móvil de la foto. Es el recién anunciado (junto con sus primos C6, C7 y N8) Nokia E7. Como enamorado de los teclados QWERTY y propietario de un Nokia N97 estoy dispuesto a pegarme (metafóricamente hablando :-) ) con quien haga falta por la calidad del teclado del N97. Y estoy bastante convencido que el del E7 estará en la línea y superará a los de los Android QWERTY que se avecinan (el Motorola Milestone II, el HTC ‘G2’ y probablemente un Samsung Galaxy). Para alguien acostumbrado a tirar de mensajería en el móvil como yo, el teclado es una de las características esenciales. Además, las especificaciones, sobre el papel, no están nada mal: pantallón 4″ 640×360 AMOLED (no, ni de lejos la brutal resolución del Retina Display del iPhone 4, pero en Engadget parece que tampoco sale excesivamente malparado de la comparación), y las características habituales (excepto en cuanto a procesador, que Nokia casi nunca da y podemos suponer que no estará a la altura de la potencia de iPhone y Androids de gama alta, y con la adición de que puede conectársele un ‘pen’ USB, algo que puede ser muy práctico en ocasiones). El precio anunciado es de 500 euros antes de subvenciones de operadoras e impuestos (traducido, 600 euros libre el día que salga), que será comparable, casi seguro, con los Android QWERTY. Y, sin embargo, lo más probable es que lo ignore absolutamente y salte a uno de esos Android…

Y es que, como mucha más gente, uno ha perdido casi absolutamente la fe en la capacidad de Nokia de producir un smartphone a la altura. Si les sigo considerando reyes del hardware (vale, por detrás de Apple y a bastante distancia, como todo el mundo, pero yo quiero un teclado físico), un año y pico de sufrir el software que envuelve al N97 haría dudar al más fiel de creyentes. Y es que he perdido la cuenta de actualizaciones de firmware y del software de Nokia para Windows que he llegado a hacer. La última de firmware, absolutamente kafkiana:

Continúa leyendo Nokia E7 (& Co) ¿2L?

Nokia N900 y la sobredosis de productos

Ojo: post un poco bipolar.

Primera parte Mola el recién anunciado Nokia N900. Finalmente en Espoo alguien ha tenido a bien meterle al ‘internet tablet’ un teléfono y los finlandeses cuentan con un teléfono con un sistema operativo avanzado y basado en Linux como Maemo, compatible con Flash 9 (adivinen con quién me estoy metiendo aquí) y con otros lujos como aceleración OpenGL. Todo ello, además, anunciado a ‘500 euros más impuestos menos subsidio de operadoras’: 600 libre, poco más o menos, vamos.

Segunda parte ¿600 euros? ¿De qué me suena a mí eso? ¿No será lo que pagué hace menos de tres meses por mi flamante N97? Sí. Ese móvil de gama alta, de características muy similares a las de su hermano ¿menor? que, muy a pesar, corre un sistema operativo que no cuenta con el apoyo suficiente.

Sé que Nokia se ha caracterizado, desde siempre, por tener múltiples gamas que se solapan en sus extremos, pero me da a mí que se han pasado. Sigue uno muy contento con un N97 que es lo que decía ser y cumple con lo que se le pide pero, después de comparar (y siempre a la espera de que se acaben de confirmar los detalles del N900 a principios de septiembre y tengamos las primeras críticas), el resquemor es notable.