Va a ser que el futuro del vídeo en la web pasa por On2…

O, al menos, eso dicen algo más de 100 millones de dólares (en forma de acciones) que se ha sacado Google del bolsillo para adquirir On2 Technologies, empresa dedicada al desarrollo de soluciones para la codificación de vídeo en la web, que cuenta entre sus clientes a “pequeños” jugadores como Adobe o AOL…

No cuesta mucho intuir que para dentro de nada Chrome soportará vídeo nativo con On2 VP6, el códec de On2 (que ya usan Flash y JavaFX) y, en paralelo, o se abrirá el código de dicho códec o se licenciará a coste nulo, mientras se acelera el trabajo en VP8 que, según On2, delivers equivalent visual quality using significantly less data than required by leading H.264 implementations (ahí es ná).

La nota de prensa (nótese que el acuerdo está pendiente de pasar la aprobación de los accionistas de On2 y de los reguladores).

PS Las implicaciones para el mundo del desarrollo web son más que notables, desde luego: HTML 5 tiene una etiqueta <video> que los navegadores están comenzando a implementar, pero no hay un acuerdo sobre qué códecs implementar… A finales de junio Ian Hickson, el “dictador benévolo” encargado de editar la especificación de HTML 5 explicaba la situación actual:

Apple se niega a implementar Ogg Theora en Quicktime por defecto (es lo que usa Safari), alegando falta de soporte en hardware y un panorama incierto en cuanto a las patentes.

Google ha implementado H.264 y Ogg Theora en Chrome, pero no puede proveer la licencia del códec de H.264 a los distribuidores de Chromium y han indicado que creen que la calidad por bit de Ogg Theora aún no es conveniente para el volumen gestionado por YouTube.

Opera se niega a implementar H.264, alegando el obsceno coste de las licencias de las patentes relevantes.

Mozilla se niega a implementar H.264, puesto que no podrían obtener una licencia que cubriese a sus distribuidores.

Microsoft no ha dicho nada sobre su intención de dar soporte para <video>.

(Ogg Theora es un códec abierto de vídeo, desarrollado a partir de código propietario donado en 2001 a la comunidad de código abierto por… On2, qué pequeño es el mundo, pero, como apunta la propia Google, la calidad parece que no está a la altura de los códecs propietarios.)

Así que, por cien kilos (que para Google no son tanto dinero) Google se ahorra el dolor de cabeza de encontrar un códec que (i) pueda usar en YouTube sin incrementar mucho el bitrate y, por tanto, la inversión en ancho de banda y (ii) ningún fabricante de navegadores va a a tener excusa para no implemetarlo: licencia a coste cero (aún no anunciada, pero al tiempo) y soporte de hardware en breve. No es una solución barata, pero sí más que razonable.