Poder e internet

(Lo que sigue es una traducción (no autorizada) de lo aparecido en el blog de Bruce Schneier, Power and the Internet el 31 de enero de 2013. Como siempre que hago estas cosas, el interés es ponerlo al alcance de aquellos para los que el inglés es una barrera. Y siempre es mucho más recomendable leer el texto original.)


Todas las tecnologías disruptivas afectan a los equilibrios de poder tradicionales, e Internet no es una excepción. La historia estándar es que da poder a los más débiles, pero eso es sólo la mitad de la historia. Internet da poder a todo el mundo. Puede que las grandes instituciones sean lentas en hacer uso de ese nuevo poder, pero como son poderosas, pueden usarlo con mayor eficacia. Los gobiernos y las corporaciones han tomado conciencia del hecho de que no sólo pueden utilizar Internet, sino que les interesa controlarla. A menos que comencemos un debate deliberado sobre el futuro en que queremos vivir, y las tecnologías de la información que permiten la existencia de ese mundo, acabaremos con una Internet que beneficia a las estructuras de poder y no a la sociedad en general.

Todos hemos vivido durante la historia disruptiva de Internet. Industrias enteras, como las agencias de viajes y las tiendas de alquiler de vídeos, han desaparecido. La edición tradicional —libros, periódicos, enciclopedias, música— han perdido poder, mientras que Amazon y otros lo han ganado. La empresas basadas en la publicidad como Google y Facebook han ganado una gran cantidad de poder. Microsoft ha perdido una parte del suyo (por difícil de creer que parezca).

Internet también ha cambiado el poder político. Algunos gobiernos perdieron poder cuando los ciudadanos se organizaron en línea. Los movimientos políticos se hicieron más fáciles, ayudando a derrocar gobiernos. La campaña de Obama hizo un uso revolucionario de Internet, tanto en 2008 como en 2012.

E Internet ha cambiado el poder social, mientras coleccionábamos cientos de «amigos» en Facebook, tuiteábamos nuestro camino hacia la fama, y encontrábamos comunidades para las aficiones e intereses más oscuros. Y algunos delitos se han hecho más fáciles: el fraude de suplantación de personalidad se convirtió en robo de identidad, la violación de derechos de autor se convirtió en intercambio de archivos, y acceder a materiales censurados —políticos, sexuales, culturales— se convirtió en trivialmente fácil.

Ahora intereses poderosos buscan dirigir deliberadamente esta influencia en su beneficio. Algunas empresas están creando entornos de Internet que maximizan su rentabilidad: Facebook y Google, entre muchas otras. Algunas industrias presionan para que se redacten leyes que hagan más rentables sus modelos de negocio particulares: las compañías de telecomunicaciones quieren ser capaces de discriminar entre diferentes tipos de tráfico de Internet, las empresas de entretenimiento quieren acabar con el intercambio de archivos, los anunciantes quieren tener acceso sin restricciones a los datos sobre nuestros hábitos y preferencias.

Por la parte de los gobiernos, más países censuran Internet —y lo hacen de forma más eficaz— que nunca. Las fuerzas policiales de todo el mundo están utilizando los datos de Internet con fines de vigilancia, con menos supervisión judicial y, a veces, antes de que se haya cometido ningún delito. Los militares están fomentando una carrera ciberarmamentista. La vigilancia en Internet —tanto gubernamental como comercial— va en aumento, no sólo en los estados totalitarios, sino también en las democracias occidentales. Tanto las empresas como los gobiernos confían más en la propaganda para crear falsas impresiones en la opinión pública.

En 1996, el ciberlibertario John Perry Barlow publicó su «Declaración de Independencia del Ciberespacio». Le dijo a los gobiernos: «Ustedes no tiene el derecho moral de gobernarnos, ni poseen ningún método de ejecución que debamos temer verdaderamente». Era un ideal utópico, y muchos lo creímos. Creíamos que la generación de Internet, rápida en adoptar los cambios sociales que traía esta nueva tecnología, sería capaz de maniobrar más deprisa que las instituciones de la era anterior, más pesadas y lentas.

La realidad resultó ser mucho más complicada. Lo que se nos olvidó es que la tecnología magnifica el poder en ambas direcciones. Cuando los que no tenían poder encontraron Internet, de repente tuvieron poder. Pero aunque los no organizados y ágiles fueron los primeros en hacer uso de las nuevas tecnologías, con el tiempo los poderosos gigantes se dieron cuenta de su potencial —y tienen más poder que amplificar. Y no sólo los equilibrios de poder cambian con internet, sino que los poderosos también pueden hacer cambiar Internet. ¿Alguien más recuerda lo incompetente que era el FBI investigando delitos en Internet a principios de los noventa? ¿O cómo los usuarios de Internet daban vueltas a los censores de China y la policía secrecta de Oriente Medio? ¿O cómo el dinero digital iba a hacer obsoletas las monedas de los gobiernos, y la organización de Internet iba a hacer obsoletos los partidos políticos? Ahora todo eso suena a historia antigua.

No todo va para un solo lado. Las masas de vez en cuando logran organizarse en torno a un tema específico —SOPA y PIPA, la primavera árabe, etcétera— y logran bloquear algunas de las acciones de los poderosos. Pero no dura. Los desorganizados vuelven a ser desorganizados y los intereses poderosos retoman las riendas.

Los debates sobre el futuro de Internet son moral y políticamente complejos. ¿Cómo equilibramos la privacidad personal con lo que la ley requiere para evitar violaciones de los derechos de autor? ¿O la pornografía infantil? ¿Es aceptable ser juzgado por algoritmos informáticos invisibles cuando se te sirven resultados de búsqueda? ¿Cuando te sirven artículos de noticias? ¿Al ser seleccionado para un examen adicional por la seguridad del aeropuerto? ¿Tenemos derecho a corregir los datos acerca de nosotros? ¿De eliminarlos? ¿Queremos sistemas informáticos que olviden las cosas después de un cierto número de años? Son temas complicados que requieren un debate significativo, cooperación internacional y soluciones iterativas. ¿Alguien cree que estamos a la altura de la tarea?

No lo estamos, y esa es la preocupación. Porque si no estamos intentando entender cómo dar forma a Internet para que sus efectos positivos superen a los negativos, los intereses de los poderosos serán los que lo hagan. El diseño de Internet no viene fijado por unas leyes naturales. Su historia es un accidente fortuito: una inicial falta de interés comercial, benigna negligencia gubernamental, requisitos militares de supervivencia y capacidad de recuperación, y la inclinación natural de los ingenieros informáticos de crear sistemas abiertos que funcionan de manera sencilla. No se puede confiar en esta combinación de fuerzas que crearon la Internet de ayer para la creación de la del mañana. Las batallas por el futuro de Internet están sucediendo en este preciso momento: en las legislaturas de todo el mundo, en organizaciones internacionales como la Unión Internacional de Telecomunicaciones y la Organización Mundial del Comercio, y en los cuerpos de estándares de Internet. Internet es lo que lo hacemos con ella, y es creada y recreada constantemente por organizaciones, empresas y países con intereses y agendas. O bien luchamos por un lugar en la mesa, o el futuro de Internet se convierte en algo que se nos hace a nosotros.

Cosas que no se arreglan con frambuesas…

Supongo que la mayoría habéis oído hablar del lanzamiento del Raspberry Pi y su enorme éxito (‘pi’, en inglés, suena exactamente igual que ‘pie’, y por tanto a un anglosajón el nombre del cacharro le suena a ‘tarta de frambuesa’, y de aquí el terrible título de esta entrada). Vaya por delante que opino que el Pi es una idea fantástica y tengo pendiente comprarme uno.

Pero (porque si no hubiese pero no habría entrada en el blog, claro).

Como con cada cacharrito nuevo, bien hecho y bienintencionado, todos nos alegramos, pero en seguida surge esa tendencia bipolar nuestra de opinar que o bien no va a servir de absolutamente nada o bien va a solucionar todos los males del mundo. Que la experiencia demuestre que prácticamente nunca se da ninguno de esos dos casos, y que todo son grises y casi nada blancos y negros no significa que tengamos que aprender. Si lo hiciéramos esto no tendría ninguna gracia ;-).

Leía el otro día un interesantísimo artículo sobre el tema en el Guardian (de verdad, de muy recomendable lectura, con muchos aspectos en los que coincido y algunos con los que no) y allí, a medio artículo, me encuentro con lo siguiente:

Eben Upton, a friendly, upbeat man (everyone involved with the RPi is friendly) is a designer of microchips for Broadcom and the main designer of the RPi. In the early- to mid-2000s, he was in charge of undergraduate admissions to computer science at Cambridge. He noticed a massive drop-off in the numbers and, especially, quality of undergraduates between 1996, when he graduated, and 2005.

«The students just couldn’t program, and that’s because they hadn’t been in the presence of programmable hardware,» he says. «It’s not so much an education as an environment thing. I was self-taught, so were all of my friends. But in the consumer device world we’re in today, where the majority of devices are tablets and phones and set-top boxes and games consoles… these are all machines that you can use to consume, but most of them won’t let you produce.»

…y no puedo evitar pensar dos cosas: por un lado, que creo que su retrato de la realidad es prácticamente impecable y, por otro lado, que evidencia algunos de los problemas de la enseñanza de la informática programación en la universidad. Los que el Raspberry Pi, casi seguro, no va a solucionar.

Me suena. Upton y yo debemos tener aproximadamente la misma edad. Y tuvimos de niños un ‘8 bits’ (yo un maravilloso Commodore 64, pero también podría haber sido un Spectrum ZX o, teniendo en cuenta que él es británico, un BBC Micro). Un ordenador que lo primero que te enseñaba era un entorno para programar en Basic (o lo que se entendía por un entorno en los 80). Además, los juegos que usábamos eran desarrollos modestísimos (en cuanto a recursos humanos y económicos y tiempo de desarrollo, que no en cuanto a talento), que te permitían soñar con hacer, algún día y con mucho esfuerzo, algo similar. Y eso no hacía que te pusieras automáticamente a probarlo, pero lo facilitaba. Y en los quioscos había un buen número de publicaciones que, además de enseñarte qué juegos había en el mercado, venían con programas que podías teclear (cuando llegaron las revistas con cinta, con los programas ya tecleados, fue el acabóse, pero también hay que decir que si te dan el programa ya tecleado, la probabilidad de que te lo mires a fondo es bastante más baja que si lo tecleas). Ese, curiosamente, es un aspecto en que los tiempos pre-www no me parecen inferiores a los actuales.

Cuando esa generación llegó a la universidad, había una parte (no necesariamente grande, pero seguro que tampoco era pequeña) que entraba sabiendo programar. Con vicios adquiridos, desde luego, pero que ya había dado los primeros pasos. Y tener unos cuantos estudiantes en el aula que ya saben hacer lo que les quieres enseñar es, creedme, una bendición. Además, había otro colectivo que, en algún momento de sus vidas, había sentido curiosidad por qué es programar, lo había intentado, se había estampado contra la pared (no es una metáfora excesiva: puede resultar doloroso) y lo había dejado… antes de engrosar los números de estudiantes que abandonan, frustrados, en primero de carrera.

Con la popularización de las consolas pero, sobre todo, con la llegada de ordenadores, sistemas operativos y software cada vez más sofisticados, programarse las cosas uno mismo dejó de tener ningún sentido práctico. Además, los usuarios ven software que está a años luz de lo que podrían lograr ellos con tiempo y esfuerzo. Consecuencia: el número de estudiantes que llega a primero de informática teniendo nociones de programar se ha reducido (aunque sigue habiéndolos, naturalmente) y el colectivo de los que han abandonado antes de llegar a la línea de salida se ha visto reducido también notablemente. El resultado lo comenta Upton: desplome del rendimiento académico. Nótese, además, que un desplome rápido nos impide echarle la culpa (como solemos hacer en la universidad) a la educación primaria y secundaria y también elimina la posibilidad de que sea la actuación del profesor (que difícilmente va a empeorar tan sensiblemente en unos pocos años).

Pero… ¿por qué pone esto en evidencia los problemas de la enseñanza de la informática? Pues… si el hecho de que lleguen menos estudiantes con conocimientos previos hace caer el rendimiento de las primeras asignaturas de programación… igual eso significa que antes tampoco es que estuviéramos enseñando a programar muy bien, ¿no?

Paréntesis. Cuento entre mis amigos a muchos buenos profesionales de la enseñanza de la informática. Y es probable que esto lo acabe leyendo alguno más. El párrafo anterior, además de constatar una opinión personal fuerte, tiene el ánimo de encender la discusión constructiva :-). Me encantará reconocer que me equivoco si alguien aporta suficientes argumentos sólidos en contra.

En cualquier caso, y volviendo a lo que íbamos… Me da a mí la impresión de que el infierno se congelará mucho antes de que la enseñanza primaria o secundaria asuman la enseñanza de la programación como materia obligatoria (sí: a pesar de que algún país está en ello). Me lo parece, sobre todo, por un motivo perverso: meter la programación en un currículo, en cualquier currículo, iba a ser una buena idea socialmente, pero iba a tener efectos nefastos sobre los números del rendimiento académico en escuelas e institutos. Y mucho me temo que nuestras «cabezas pensantes» se preocupan mucho más de algo fácilmente cuantificable y que tiene visos de ir mal que del beneficio social, que va a resultar mucho más difícil de medir y, de regalo, va a ser demasiado lento como para sacarle beneficio electoral.

Pero sí estoy de acuerdo en que exponer a los potenciales informáticos de mañana al «arte de programar» cuanto antes es una maravillosa idea. ¿Por qué no creo en el Raspberry Pi como solución a ese problema? Por dos motivos principales:

  • Este problema, al menos en el primer mundo, no es de fractura digital: desde luego que hay niños y adolescentes en el Reino Unido (y en España, asumiendo que aún seamos primer mundo) sin acceso a un ordenador, y ese es un problema importante, pero dudo muchísimo que el acceso universal vaya a mejorar sensiblemente los números de la universidad.
  • Sí, el Raspberry Pi es un ordenador que da acceso rápido a un entorno de programación… pero eso no es todo lo que hace falta. Y, la verdad, ni siquiera es la característica más destacada ni el motivo que va a animar a casi nadie a comprarse uno.

El Pi es el ordenador ideal para el «hobbysta» del primer mundo, que ya sabe que quiere hacer cosas (y probablemente hasta qué cosas), y una solución como mínimo interesante para intentar atacar el problema de la fractura digital en los países menos favorecidos. Sólo por ello ya es una idea fantástica. Y si encima pensamos en las vías nuevas que abre un ordenador de tamaño, consumo y precio tan reducidos… Pero insisto: uno de los problemas que no va a solucionar es el de conseguir más y mejores programadores en ningún país europeo.

Y es que tener tener el entorno disponible es tan solo una parte del problema. Y hay otros factores me parecen tanto o más importantes. Si tantos nos animamos a dar nuestros primeros pasos con el 64 o el ZX, además de por tener un cacharro a mano, era porque disponíamos de un lenguaje sencillo, de muchos ejemplos de código de calidad razonable que permitían hacer cosas divertidas y vistosas con relativa facilidad y de muy rudimentarias y poco conectadas comunidades de práctica (para muchos, alrededor de algo tan tremendamente lento y poco conectado como las revistas mensuales y en papel).

¿Podemos conseguir eso hoy? Desde luego. Hay muchas vías para comenzar a programar. Una muy popular es Processing (no, no consigo venderme la idea de los lenguajes diseñados para enseñar a programar, por mucho que lo intento), que seguramente conoce todo el que se haya interesado alguna vez por el tema. Pero yo tengo entre ceja y ceja que el entorno de desarrollo está en todos los navegadores, y que el lenguaje de programación, casi universal, se llama JavaScript (antes de hacerme una lista de los múltiples crímenes de JavaScript como lenguaje de programación, por favor considerad cómo el lenguaje de programación de la generación de los 8 bits, ese que hacía que el rendimiento en la universidad fuera más digno… era BASIC, por el amor de Turing). Y pienso en JavaScript porque, además de contar con un intérprete en cada navegador (y por tanto en cada ordenador, básicamente, más en cada tableta y en cada smart- y not-so-smart- phone), contamos con entornos de desarrollo en línea que, sin ser comparables a lo que espera el programador profesional, sí son bastante mejores que aquellos de que disponíamos en los 80 (mi favorito es jsFiddle.net y lo será aún más cuando salga de alfa y comience a funcionar mejor en navegadores no-Webkit, aunque JS Bin es una alternativa sólida) y bibliotecas (que en jsFiddle se pueden añadir trivialmente) como, sobre todo Processing.js (el primo web de Processing), y en menor medida Raphaël, three.js o Kinetic, que permiten comenzar a usar y modificar código ajeno para obtener deprisa resultados vistosos que te animan a continuar y profundizar. Y, además, te permiten guardar, mostrar y compartir tu código. E iniciativas como Codecademy demuestran, incluso, que alrededor de JavaScript se puede montar un entorno de aprendizaje atractivo…

¿Encontraremos una vía para que los niños de hoy puedan aprender a programar? ¿Será JavaScript? ¿Será por otro lado? Más vale que le demos vueltas, porque un trocito significativo de nuestro futuro depende de ello…

Los tuits de la semana (54)

Llevábamos tres semanas sin…

De diseño y desarrollo web

Herramientas:

Tincr. Edit and save files from Chrome Developer tools. Live reload for Chrome. http://obm.as/RLz4AJ

…sobre todo para hacer wireframes:

RT @robertclariso RT @fcogama: Super simple way to wireframe http://wireframe.cc

Wirefy is a browser based responsive wireframe tool to create functional wireframes using standard elements. http://obm.as/Y5MMlT

Pencil Project. An open-source GUI prototyping tool that’s available for ALL platforms. http://obm.as/QumNmh

…y algunas en forma de HTML, CSS y JavaScript:

Shower. A cross-browser presentation template. (via @brucel) http://obm.as/VO8oOc

Seriously.js is a real-time, node-based video compositor for the web http://obm.as/WdFHzc

Y bastantes lecturas de interés:

en el Windows Phone Developer Blog explican qué trae IE10 para windows phone 8 http://obm.as/WP8wTy

RT @kazuhito The CSS physical unit problem – QuirksBlog http://bit.ly/VQiFti

A Brief History of Gestural Interfaces http://obm.as/UvO6xA

Sharp Suits – stupid feedback from clients, transformed into posters (via @brucel) http://obm.as/SHJ6k9

el NY Times criticando las interfaces de ventanas… en 1984 ¿se anticiparon 30 años? http://obm.as/S5dDd4

RT @martuishere ‘In defense of descendant selectors and id elements’, it was about time that someone like @zeldman said this: http://www.zeldman.com/2012/11/21/in-defense-of-descendant-selectors-and-id-elements/

#lecturaobligatoria Code smells in CSS, by @csswizardry http://obm.as/UItJY8

me parece mal que IE10 no salga para Vista (ni XP, claro)… pero es que Firefox 17 no soporta OS X 10.5 :-S http://obm.as/Wurde8

Oh, IE6, how we loved you, by @brucel. aka «estamos repitiendo los errores del pasado» http://obm.as/UnhLZC

Un momento de respetuoso silencio

RT @softmodeling RT @mkapor: IBM retires Lotus brand I created in 1982. http://techland.time.com/2012/11/20/lotus-farewell-to-a-once-great-tech-brand/

Lecturas alrededor de la web

Clay Shirky: How the Internet will (one day) transform government http://obm.as/Xt54x3

RT @ignasi Nous límits als límits #prou RT @bufetalmeida Leer artículo 31, la nueva LPI ataca frontalmente el P2P: http://pirata.cat/public/1207_borradorRDLey_EEGG_julio_2012.pdf #StopLPI

Nostalgia y cacharritos

RT @robertclariso RT @domingogallardo: Emulador de tarjetas perforadas: http://www.kloth.net/services/cardpunch.php #historiadelainformatica

para amantes de los videojuegos vintage: una réplica de la Atari 2600 http://obm.as/XEyLg3

RT @GammaCounter Check out the clattering and flashing of «The Witch,» the oldest working digital computer, unveiled at Bletchley Park. http://bbc.in/QVtYDW

El juguete musical

escuchar una remezcla aleatoria de media hora del Blue Monday… el Infinite Jukebox este engancha http://obm.as/TdNzex

Y el postre visual

¿Cabe todo el cine de ciencia ficción en seis minutos? http://obm.as/SgnUmv

Los tuits de la semana (52)

Vamos a ver si somos capaces de retomar el ritmo habitual…

De diseño y desarrollo web

Unos cuantos «enlaces diversos». Finalmente ha llegado Windows 8 y, con él, Internet Explorer 10:

How to Get IE 10 Playing Nice With Responsive Websites (Webmonkey (love the article’s URL)) http://obm.as/QEeeSi

Una pequeña lección de diseño:

RT @martuishere Amazing example of editorial design on the web: http://pitchfork.com/features/cover-story/reader/bat-for-lashes/

Una herramienta «analógica»:

molan, los Responsive Sketchsheets de zurb http://obm.as/PIDjOU

…y una digital:

Specificity Calculator http://obm.as/TylayN

Algo que tenía que llegar:

Apple removes Java from all OS X Web browsers (Ars Technica) http://obm.as/TyjQvX

Una pataleta absolutamente justificada:

RT @mrdoob Browser schizophrenia – http://zehfernando.com/2012/browser-schizophrenia/ What would break if Chrome, Firefox, etc used navigator.appName and navigator.appVersion?

Y una lección:

A classless class—on using more classes in your HTML — CSS Wizardry http://obm.as/OHcr08

Ha sido la quincena del vídeo. Por una parte, Spectrum se hacía eco de la inminente llegada de WebRTC y del vídeo peer-to-peer:

Video and Audio Enabler WebRTC Near Release (IEEE Spectrum) http://obm.as/Pve9TY

Pero, sobre todo, llega Popcorn:

RT @mozilla Popcorn Maker Beta Testers needed. Try the beta version here: http://ow.ly/eHOG7 Get involved in QA here: http://ow.ly/eHOr3 #webmaker

Si queréis ver un ejemplo de su potencia,

How Popcorn Maker adds a new layer of information to a TEDTalk http://obm.as/TDQhbX

Y si os lo queréis hacer «a mano»…

positivamente sorprendido por la documentación de Popcorn.js http://obm.as/VyyoT5

La única parte que no me gusta es que para que llegue el vídeo HTML5 tiene que ganar un estándar. Y parece que va a ganar el que no debería:

¿la guerra ha acabado y ha ganado H.264? http://obm.as/SecJM1

Y para cerrar sección con un vídeo:

Broken promises of HTML5 (by @codepo8)

Lecturas alrededor de la red

How a Google Headhunter’s E-Mail Unraveled a Massive Net Security Hole (http://Wired.com Threat Level) http://obm.as/SDyjYz

RT @antonello Cierre de cuenta de Amazon «y la peor versión del DRM» http://bit.ly/RpMZKB al final la recuperará pero dan ganas de «liberar» cada compra

la datacéntrica campaña digital de obama (Mother Jones) http://obm.as/Vrj1f9

el mundo sería un sitio mejor si todos leyésemos (y aplicásemos) The Elegant Email, de @rands http://obm.as/TXx0I3

De cacharritos y cacharrotes

Mare Nostrum 3, un nuevo superordenador para Barcelona (La Vanguardia) http://obm.as/VuG6Ie

What’s the difference between a Core i5 and a Core i7? Well, the answer isn’t simple… (Ars Technica) http://obm.as/Y3jd1V

All code on Raspberry Pi’s ARM chip now open source (Ars Technica) http://obm.as/RWxKIj

Ceefax, the world’s first Teletext service, will deliver its last page to the UK on October 24th (The Verge) http://obm.as/RR1fv4

TurtleBot. A small open source robot with really big heart http://obm.as/T6AOkb

Where Does the Internet Live? (no, el enlace NO apunta a las dichosas fotos de los datacenters de google) http://obm.as/PhLzW8

RT @Kedume Un teléfono android con pantalla de tinta electrónica, un mes de autonomía y 70 gr de peso http://bit.ly/RKnBBS

¿sabéis qué cumple 56 años hoy? un lenguaje de programación llamado fortran http://obm.as/OBimE2

un poquito de matemáticas

RT @softmodeling RT @yokofakun: Math + Paper Craft: Computer Scientist Creates 3D Origami http://weburbanist.com/2012/10/25/math-paper-craft-computer-scientist-creates-3d-origami/

RT @newsycombinator An Intuitive Guide to Linear Algebra http://j.mp/PUiZo0

¿por qué estudiábamos teoría de grupos a finales del siglo XIX? para mejorar los datacenters del XXI http://obm.as/Py91hI

La recomendación

RT @antonello Un proyecto crowdfunding a seguir de cerca Teleport http://bit.ly/S7qvAV compartir archivos con nuestros amigos usando P2P (y es español)

Y el vídeo para cerrar

PhD Comics explains Open Access

La semana que viene, más.

Los tuitlinks de la semana (51.6)

¡Aleluya! ¡Se acerca el fin! Última dosis intensiva de tuits recopilados (este fin de semana os doy fiesta)… Dos grandes temas hoy:

Informática

(entendida en sentido amplio, como de costumbre por estos lares…)

Un par de preguntas incómodas para empezar…

How important is self-teaching prior to entering the programming world? (Ars Technica) http://obm.as/SV4hNL

Is it true that “not everyone can be a programmer”? (Ars Technica) http://obm.as/RUnwfv

Y un poco de todo para seguir…

RT @softmodeling RT @newsycombinator: Time estimate table for programmers http://j.mp/KkQtdI

RT @robertclariso AI game bots pass ‘Turing test,’ fooling silly humans http://pulse.me/s/dPRSI

RT @rands Turbo Pascal 3 is smaller than the Yahoo home page: http://j.mp/QsHgCo

HP takes Open webOS 1.0 live, shows it supersized on a TouchSmart (Engadget) http://obm.as/Q997cd

quién pudiese escaparse al Computer History Museum, en Mountain View, Calif. (NY Times) http://obm.as/UyGxAM

el eslabón más débil en la seguridad siempre es la parte social… Cosmo, the Hacker ‘God’ Who Fell to Earth (Wired) http://obm.as/SSwxRu

Magic: the Gathering is Turing Complete http://obm.as/QFQFZO

RT @robertclariso RT @snim2: Possibly the most random introduction to computational complexity ever made:

wired dedica un artículo a Jeff Dean y Sanjay Ghemawat, dos de los ingenieros más importantes de google http://j.mp/TJkVDf

Google’s Dremel Makes Big Data Look Small (Wired Enterprise) http://j.mp/OlgSLq

Google Open Sources Turing Machine Doodle (Wired) http://j.mp/Mvbu4H

Y después de tanta informática…

Propiedad intelectual

Comenzando con ese dilema irresoluble que es proteger el copyright automáticamente. Por s quedasen dudas:

YouTube Alters Copyright Algorithms, Will ‘Manually’ Review Some Claims (Wired) http://obm.as/VjXTX0

imprescindible, en Wired, sobre las pesadillas de la protección automática del copyright http://obm.as/P7jlev

Democrats’ YouTube Convention Livestream Blocked on Copyright Grounds (Wired Threat Level) http://obm.as/R67or3

Ustream suspends Vobile DRM amid outrage over Hugo Awards takedown | The Verge http://obm.as/RCcb2s

How copyright enforcement robots killed the Hugo Awards http://obm.as/QYlUBb

Y todo lo demás:

RT @JosepMatas Excel·lent notícia especialment per a les #Biblioteques. El Parlament Europeu aprovà ahir la utilització d’obres orfes http://www.europarl.europa.eu/news/es/pressroom/content/20120907IPR50827/html/La-Euroc%C3%A1mara-da-luz-verde-a-la-publicaci%C3%B3n-de-obras-hu%C3%A9rfanas

RT @WFMU SoundExchange Sits on $Millions For Obscure Artists They Cant Locate, Like Skrillex, NWA, Rammstein, Louis CK: http://www.digitalmusicnews.com/permalink/2012/120904soundexchange

Judge Koh asks Apple’s attorneys if they’re ‘smoking crack’ (The Verge) http://j.mp/OlgrAK

ISPs say blocking The Pirate Bay doesn’t affect P2P traffic (The Verge) http://j.mp/SzgOsZ

Bufff. Pues nada. Hasta dentro de unos días :-).