Felicidades iPod

No la acabé de acertar con la fecha para comprar el iPod Touch. Y es que si lo hubiese comprado hoy me habría servido para celebrar la salida al mercado, hace la friolera de seis años ya, de uno de los cacharritos que más ha revolucionado el panorama callejero (por no hablar de la industria musical, desde luego). En cualquier caso, felicidades a Apple, tito Estif y compañía.

Habemus iPod Touch

Finalmente he caído en la tentación: ayer pasé por caja y me llevé a casa (bueno, al bed & breakfast) un maravilloso iPod Touch de 16 gigas. Y, la verdad, casi todo lo bueno que había leído sobre él es cierto. No obstante, algunas observaciones:

  • ¿¡Cable USB y auriculares blancos!? El touch es negro. El blanco de los cables le sienta, como suele decir mi madre, como a un santo dos pistolas. Que este tipo de cosas se le toleren a Apple es una demostración fehaciente del campo de fuerza de Tito Estif. Si Microsoft hiciera algo así…
  • Safari no es la web. Es la web móvil. Si fuera “la web” no habríamos visto esa proliferación de sitios “adaptados para el iPhone”, ¿de acuerdo? ¿Razones? Yo propongo dos principales: la primera, esos 320 píxels de resolución horizontal, y la segunda, la ausencia de Flash. Donde dije digo… Safari no es la web, cierto, pero se le parece mucho. Si se ve en Safari para OS X, se ve en Safari en el touch. Y si bien los 320 puntos son una limitación, el zoom a dos dedos y la capacidad para reorientar la página a voluntad son un remedio espectacular para la enfermedad… La ausencia del Flash, eso sí, no la comprenderé nunca. ¿Tendrá algo tito Estif contra Adobe?
  • La “user experience” será fantástica, pero a mí me costó lo mío entender, por ejemplo, dónde narices estaban los controles de volumen. Señor Jobs, tiene usted la interfaz de usuario más elegante del sistema solar, como mínimo, pero al resto de fabricantes el listón de la usabilidad se lo ponen un palmo más arriba. ¿Tan doloroso habría sido ponerle un control físico de volumen al cacharrín, por ejemplo? No habría quedado tan bonito, pero creo que voy a usarlo más que mirarlo (aunque sí es cierto que me voy a pasar unos días exhibiéndolo ;-) ). Y ya puestos, supongo que estará explicado en algún sitio pero ¿por qué narices no hay versión “landscape” de la página inicial?
  • Señor Jobs, iTunes es precioso (y la tienda de iTunes desde el WiFi del cacharrito una auténtica pasada) pero para gestionar una buena biblioteca de música (léase, más de cuarenta gigas de música) es como un dinosaurio y, por tanto, debería haberse extinguido hace tiempo. Deme, por favor, una alternativa algo más ligera.

Otra cosilla: ¿habría costado tanto incluir un codec WMA? ¿De verdad? Ah. Que antes se corta una mano que incluir algo que proviene de Microsoft. Sí, claro, lo entiendo… Espero que usted también entienda que las horas que se ha pasado el portátil convirtiendo WMAs a AACs (y las horas que quedan), para mí, justificarían que me hubiese cobrado usted diez dólares más por incluir el dichoso códec. Cagüen los jardines amurallados (con perdón).

Eso sí, que nadie se llame a engaño: el iPod Touch es uno de los dispositivos con más factor “wow” de todos los tiempos :-D. Pero una arquitectura un poco más abierta lo habría hecho aún mejor…

Aplicaciones de terceros para el iPhone, a partir de febrero

Parece que finalmente tito Estif y Apple se han rendido a la evidencia (¿puede alguien explicarme por qué han tardado tanto?) y publican en Apple – Hot News que a partir de febrero habrá un kit de desarrollo de software para el cacharrito. Aleluya.

¿Y hasta febrero nada? Dice tito Estif que se trata de proteger al usuario del ‘malware’. Permítanme que me ría. Si dentro del iPhone está OSX, y OSX está tan bien hecho (algo que no discutiré, todo parece indicar que es un gran sistema operativo), entonces esa protección ya debería estar incorporada en el iPhone. ¿Mis hipótesis? Dos:

  • Primera: Apple estaba convencida de que podía imponer una filosofía “jardín cerrado”. Y a pesar del tremendo ritmo de ventas se dan cuenta que una plataforma algo más abierta les va a permitir forrarse aún más.
  • El iPhone ha salido al mercado antes de tiempo. Todo el mundo sabía que tenía que salir. Y tardar un poco más habría sido muy negativo para la firma de la manzana, que tenía que saber que LG iba a lanzar el Prada, htc su touch y Nokia nuevas interfaces táctiles. Saliendo pronto Nokia ha hecho valer la ventaja de mover primero, aunque sólo en el mercado estadounidense (por otro lado, Apple prima ese mercado por encima de cualquier otro, o sea que no es tan extraño). Podrían haber dicho el día del lanzamiento que tendrían su SDK listo en seis meses, pero habría sonado demasiado a lanzamiento apresurado para los gustos de tito Estif, o sea que, simplemente, no lo anunciaron…

Ninguna de las dos explicaciones me parece suficientemente sólida, pero la suma de ambas casi consigue convencerme…