2012 en música

Antonio tiene como trece mil ‘followers’. Como para no hacerle caso… :-P

De hecho, mi perfil musical es (como el de Antonio), público: last.fm/user/chechar… Aún así, ahí van mis preferencias musicales de 2012 tal y como quedaron registradas ahí…

Para 2012. 25: Leonard Cohen (65 reproducciones). Empatados para el 22: Purity Ring, Lower Dens y Fennesz (67). Empatados para el 20: F.F.F. y Colin Stetson (70). 19: Deep Purple (72). Empatados para el 17: Tori Amos y Belong (73). 16: Soundgarden (74). 15: Sølyst (76). 14: Emily Jane White (78). 13: Four Tet (79). 12: Kid Koala (81). 11: Portugal. The Man (83). 10. Sleigh Bells (94). 9. Nick Drake (96). 8. Red Hot Chili Peppers (99). 7. Crippled Black Phoenix (100). 6. Portishead (104). 5. Ólafur Arnalds (112). 4. El-P (115). 3. Cat Power (138). 2. Morphine (141). 1. The Rolling Stones (181). Global: 25. Air (379). 24. DJ Shadow (384). 23. Guns N' Roses (400). 22. Ben Folds (401). 21. Miles Davis (408). 20. Michael Giaccino (420). 19. Spoon (438). 18. Marlango (450). 17. Cake (456). 16. Ratatat (461). 15. Clint Mansell (475). 14. Eels (477). 13. The Chemical Brothers (498). 12. Portishead (513). 11. Red Hot Chili Peppers (558). 10. Calexico (560). 9. Four Tet (574). 8. Bruce Springsteen (577). 7. Garbage (608). 6. U2 (636). 5. The Go! Team (690). 4. Morphine (789). 3. Mogwai (818). 2. Cat Power (843). 1. The Rolling Stones (1403).
Mis gustos de 2012… comparados con los de los ocho años y pico que llevo en last. Haciendo clic accederéis a la imagen a tamaño completo (y podéis jugar a buscar el error de edición :-P)

(Antes de seguir. Sobre el gráfico… En la lista de 2012 Sølyst está contado de menos, porque también lo tengo como ‘Solyst’. Si no fuera así, tendría 115 reproducciones y empataría por la cuarta posición con El-P. En la lista global se ven perjudicados Ben Folds (si lo combinásemos con Ben Folds Five estaría el octavo de la lista, no el 22, con 202 reproducciones más) y Bruce Springsteen, que con las 84 reproducciones extra de la E Street Band se iría a la sexta posición. Ah: y la lista no incluye lo que uno ha escuchado vía FM y podcasts, ni este año ni los anteriores: buena parte de lo que ha sonado en Siglo 21, Cuando los Elefantes y los muy añorados El Ambigú y Bulevar, de Radio 3, sobre todo.)

En cualquier caso… A lo que íbamos. Los artistas están enlazados a su página en Last, y la mayoría de discos y canciones a Spotify.

Los de 2012

Artistas que aparecieron realmente en 2012:

24. Purity Ring
Los canadienses comenzaron en 2010, pero han llegado con su disco de 2012, Shrines, que es un prodigio de lo que en Last etiquetan como ‘chillwave’. Precioso.

22. Lower Dens
Shoegaze post-punk de Baltimore (en serio, todas las etiquetas están robadas de Last: yo jamás he sabido cómo agrupar la música, más allá del me gusta mucho-poco-nada). El disco es Nootropics.

En vez de un clip del disco, os dejo una actuación en pequeño formato en la NPR de hace un par de años…

17. Belong
Dice el perfil de Last que ‘siguen con la tradición de My Bloody Valentine‘. Pues eso. Desde 2002 dando vueltas, pero yo me he encontrado con esta banda shoegaze (Valentinescos, insisto) con su Common Era, de 2011.

Le devuelven a uno a la adolescencia…

15. Sølyst
Kraut. Muy Kraut. Y percusivo hasta el límite. Como si cogieras de la banda sonora de Heat Force Maker (de Brian Eno), la escuchases cien veces y entonces decidieses hacerle un disco homenaje. El disco, homónimo, es de los de escuchar con altavoces potentes y dar volumen (y sí, es de 2011, pero vamos a aceptar pulpo…). Este directo no es tan contundente, pero vale la pena (y va cogiendo fuerza a medida que avanza):

(Por cierto, esta es la recomendación ‘exclusiva’ de la lista: ni sumando Sølyst y Solyst llega a mil oyentes en Last.)

12. Kid Koala
Lleva años haciendo girar discos (su Moon River es un clásico), pero es el disco de este año, 12 Bit Blues, el que me ha llegado al alma. Corta y pega (que dicen en Siglo 21) de lujo…

11. Portugal. The Man.
Indie rock progresivo del noroeste de Estados Unidos. Llevan años dando vueltas, pero yo los he descubierto este año, con American Ghetto. Y atrapado estoy por la voz del cantante, oiga.

La que probablemente sea su canción más famosa, en directo acústico en la radio, hace tres años:

10. Sleigh Bells
No, tampoco son nuevos. Pero sí es de 2012 Reign of Terror, que me parece un auténtico pelotazo, en el que se dejan estar de los samples de su anterior disco y se van de cabeza a por las guitarras distorsionadas… Un mazazo.

7. Crippled Black Phoenix
Más descubrimientos de bandas con años de carretera: estos británicos llevan dando vueltas desde 2004 con formaciones diversas. Post rock progresivo y durillo. El disco es [Mankind] The Crafty Ape, y no os pongo clip porque no encuentro nada en YouTube que les haga justicia :-). Se nota que corre algún miembro de Mogwai por la banda. Bastante. Pero si tuviéramos que listar las influencias, como mínimo nos íbamos a tener que ir a buscar hasta King Crimson

Descubrimientos tardíos

Que sí, que uno siempre llega tarde a todo. Por ejemplo, a…

14. Emily Jane White
…una cantautora ‘dark folk’ cuyo disco de 2009, Dark Undercoat, yo no he descubierto hasta este año, no recuerdo cómo. Belleza sobrecogedora.

9. Nick Drake
No me fustiguéis mucho, que ya estoy yo en ello. Drake se suicidó en 1974 (si no inventó la figura del cantautor atormentado y suicida, poco le faltó) y yo no le he descubierto hasta 38 años más tarde… Los tres discos que lanzó entre 1969 y su muerte son preciosos, y Bryter Later, de 1970, tan bueno como cualquier otro para empezar si, como yo, no lo conocíais…

Y el resto

De lo que queda, me permito recomendar dos cosas que igual no conocéis. En primer lugar, Colin Stetson, un saxofonista que se lo hace todo él solo y que en directo es impresionante hasta decir basta:

Y sí, aunque parezca mentira, es todo en directo, sin más. El ‘truco’ es el montón de micrófonos que lleva, y que captan toda la gama de sonidos que es capaz de producir con su instrumento. Alucinante. Casi tanto como su lista de colaboraciones, que incluye a Tom Waits, Arcade Fire, TV on the Radio, Laurie Anderson, Lou Reed, David Byrne o The National.

Y ya para acabar el islandés Ólafur Arnalds, a quien Sigur Rós se llevan de vez en cuando de telonero… Como podréis ver al inicio del clip, le gusta experimentar con el sonido. Y como veréis a continuación, sus composiciones son de una belleza extrema:

Esperemos que 2013 traiga tan buena música como 2012 :-).

Steve Albini, sobre la “piratería”

Steve Albini es uno de los personajes míticos e indescriptibles del mundo de la música. Entre sus créditos se encuentra haber trabajado como ingeniero en discos de los Pixies, las Breeders, Boss Hog, Urge Overkill, Jon Spencer Blues Explosion, Fugazi, Nirvana, Mogwai, Godspeed You! Black Emperor o Jarvis Cocker (entre muchos otros). Es todo un espectáculo verlo con su banda actual, Shellac, y hace unos días hizo un “ask me anything” (una especie de “entrevista crowdsourced”) en Reddit en la que, entre otras muchas cosas, le preguntaban, cómo no, por la piratería. Su opinión me interesa especialmente porque se trata de un tipo que se gana la vida principalmente haciendo discos:

Rechazo el término “piratería”. Es gente que escucha música y la comparte con otras personas, y es bueno para los músicos, ya que amplía la audiencia para la música. A la industria discográfica no le gusta el intercambio de música , porque lo ven como una pérdida de ventas, pero eso es una tontería. Las ventas han disminuido porque los discos físicos ya no son el medio de distribución para la música pop que atrae a las masas, y esperar que las personas traten archivos informáticos como objetos físicos a inventariar y comprar de forma individual es absurdo.

La tendencia a la baja en las ventas ha afectado el negocio de la grabación, obviamente, pero no para nosotros particularmente, porque nunca buscamos nuestra clientela en la industria discográfica convencional. Las bandas siempre van a querer grabarse y siempre habrá un mercado de discos bien hechos entre los amantes serios de la música. Señalaré el éxito de la etiqueta de Chicago Numero Group como ejemplo.

Nunca más volverá a haber una industria de la grabación para mercados masivos, y a mí me está bien, porque esa industria no trabaja para el beneficio de los músicos o el público, las únicas clases de gente que me importan.

La distribución gratuita de la música ha creado un enorme crecimiento en la audiencia para la música en vivo, que es donde la mayoría de las bandas pasan la mayor parte de su tiempo y energía, de todos modos. Los precios de las entradas han aumentado hasta el punto de que incluso bandas itinerantes a nivel de club pueden llegar a ingresos de clase media, si no pierden la cabeza, y toda banda tiene ahora acceso a una audiencia en todo el mundo sin coste de adquisición. Y eso es fantástico.

Además, los lugares mal atendidos por el negocio de la música de la vieja escuela (las ciudades pequeñas o aisladas, el tercer mundo y los países de habla no inglesa) ahora tienen acceso a todo en vez de a una pequeña muestra controlada por la retrógrada industria local. Cuando mi banda recorrió Europa del Este hace un par de años llenamos a pesar de no haber vendido, literalmente, ningún disco en la mayoría de esos países. Gracias internets.

Por cierto, que hace unos días Isma me pasaba otra referencia muy interesante y con un punto de vista muchísimo más negativo (pero bien informado), sobre el tema, Meet The New Boss, Worse Than The Old Boss?, que también debe leerse con atención como parte del debate sobre el tema (David Lowery, su autor, tiene un currículo nada despreciable, después de haber fundado Camper Van Beethoven y Cracker y haberse interesado por la industria desde bastantes puntos).

A veces no hace falta samplear

Gran momento musical el otro día en uno de los ‘late night shows‘ americanos, el de Jimmy Fallon: Chuck D, de Public Enemy, haciendo Fight the Power, un clásico (difícil discutirlo) del hip hop, en la tele, con unos de los reyes de la remezcla, Eclectic Method.

Lo mejor: Fight The Power es una de las canciones más famosas que ‘samplea’ el Funky Drummer, un ‘break’ de batería, extraído de la canción homónima de James Brown, obra de Clyde Stubblefield (que es, por este y otros fragmentos a la batería, muy probablemente el músico más sampleado de la historia). Pues bien: no es un sampler es el que dispara el ‘funky drummer’, sino el bueno de Clyde, en el escenario:

PS Ya habíamos hablado de Clyde, hace unos meses, porque necesitaba (creo que sigue necesitando :-S) un trasplante de riñón que no se podía pagar, a pesar de seguir al pie del cañon…

Mick y la efímera industria del disco

Captura de vídeo de una entrevista de la BBC a Mick Jagger
Su satánica majestad

Las cosas, obviamente, han cambiado mucho desde aquellas sesiones. ¿Qué opina de la tecnología y la música?

La tecnología y la música llevan juntas desde el principio de las grabaciones.

Hablo de internet.

Esa es tan solo una faceta de la tecnología de la música. La música se ha alineado con la tecnología desde hace mucho tiempo. El modelo de los discos y vender discos es un tema muy complejo y bastante aburrido, la verdad.

Pero su opinión es válida porque tienen un catálogo enorme, que vale mucho dinero, y llevan en el negocio mucho tiempo, por lo que tienen perspectiva.

Bueno, todo ha cambiado en los dos últimos años. Hemos pasado por un periodo en que todo el mundo se lo descargaba todo por nada y hemos pasado a un periodo gris en el que es mucho más fácil pagar por las cosas — suponiendo que tengas dinero.

¿Está bastante relajado al respecto?

Estoy bastante relajado al respecto. Pero, ¿sabes? es un cambio masivo y sí altera el hecho de que la gente no gana tanto dinero con los discos.

Pero tengo un punto de vista sobre ello — se ha ganado dinero con los discos durante muy, muy poco tiempo. Cuando los Rolling Stones comenzaron, no ganábamos nada de dinero con los discos porque las discográficas no pagaban. No pagaban a nadie.

Después hubo un pequeño periodo de 1970 a 1997 en que a la gente se le pagaba, y se le paga mucho y todo el mundo ganaba dinero. Y ahora ese periodo se ha esfumado.

Así que, si consideras la historia de la música grabada, de 1900 hasta hoy, hubo un periodo de 25 años en que los artistas se ganaron la vida muy bien, pero durante el resto del tiempo, no ha sido así.

Sir Mick Jagger, en una entrevista de mayo del año pasado para la BBC, que he descubierto vía @kamen.

La coherencia de la industria musical española

Ojo: corrección al final de la entrada :-S.

Captura de pantalla de la aplicación Spotify, versión Premium. Avisa que el disco El Ataque De Los Que Observaban no está disponible para reproducción en España
Vaya

Me molesta mucho que se descargue ilegalmente mi música la gente que puede hacerlo legalmente. Me molesta, pero no porque lo hagan sino porque no hemos sido capaces de hacerles entender que nuestro trabajo, igual que el de cualquier otro, sí cuesta dinero, y que hay un técnico de sonido detrás, y que hay unos estudios, que hay un fotógrafo, que hay un montón de cosas ahí, que hay un montón de tiempo y un montón de esfuerzo que, jolín, bien vale esos once euros que te digo.

Eso decía El Chojin (pronúnciese agudo y con la j a la fracesa o inglesa), en Siglo XXI, de Radio 3, en el programa del lunes que os incrusto aquí abajo (hacia el minuto 41).

(Fuente)

Sí. El mismo Chojin que está promocionando su último disco (que, por cierto, aunque el rap no sea lo mío, no está nada mal) que Spotify me dice que no me deja reproducir. Pero que, curiosamente, sí tiene en su catálogo. Porque sí está disponible… en Finlandia, Francia y Reino Unido. Y parafraseándole, a mí no me molesta no poder escuchar su disco legalmente en Spotify, sino que hemos sido incapaces de hacerle entender a la industria musical en general, y a la española en particular, que estamos en el siglo XXI por mucho que sus maneras de hacer sigan ancladas en el pasado, y que si no hacen uso pleno de las pocas maneras decentes de escuchar música legalmente en la red no me extraña lo más mínimo que sus fans se descarguen su disco, y que para amortizar todo ese tiempo y dinero que hay detrás de la producción de un disco, no le quede más remedio que darse un atracón de carretera y manta para hacerlo a base de entradas de conciertos (de las que se llevará una tajada bastante más grande El Chojin que de los once euros que vale cada disco que venda (o que dice que vale: ahora mismo en la web de la fnac está, con ‘precio oferta’ y un descuento del 11%, a 14,99 euros)). Pero que no sufra, que yo no me lo descargaré.

PS Y que conste que habrían entendido perfectamente que no le gustase, a él o a la discográfica, el modelo de negocio de Spotify y que no hubiesen subido el disco. Pero es que… está disponible en Finlandia, Francia y Reino Unido.

Corrección (17/3/2011) El disco ya está disponible en Spotify España (enlace) y, además, durante una semana, está disponible gratis en yes.fm (a cambio de registrarse, si no las hecho ya). no he dicho nada :-S.