Spotiamp: Spotify like it’s 1999

(Dos entradas en dos días después de dos meses. ¿Será la nueva interfaz de WordPress? ¿Será por llevarle la contraria a Kottke? En cualquier caso, no os acostumbréis…)

Captura de pantalla de la aplicación Spotiamp. Es prácticamente idéntica al aspecto 'clásico' de Winamp
:_)

¿Fan del prácticamente fallecido WinAmp? Me entero (vía Engadget) del lanzamiento de Spotiamp, un cliente de Spotify (sólo para clientes con cuenta Premium) que, como podéis ver en la captura, clava el aspecto del mejor reproductor de MP3 de todos los tiempos (en mi modesta —y moderadadísima— opinión) :_).

Y la utilidad de Spotiamp no está sólo en el aspecto:

  • Por un lado, es moderado hasta el extremo en el consumo de recursos: el binario (que no necesita instalación (se trata de software Windows-only, por cierto)) no llega a los 400 kilobytes y no se come ni 6 megas de RAM (la aplicación oficial se va a los doscientos nada más arrancar, en mi ordenador).
  • Por otro, cuenta con la posibilidad de funcionar como servidor ShoutCAST. Si eso no os da ideas…
  • Y, finalmente, cuenta con el ecualizador que de vez en cuando echo de menos en el cliente oficial.

Como único punto negativo, (¿todavía?) no cuenta con la posibilidad de conectar con last.fm, pero es un mal relativamente menor…

¿Qué software gastas? (Android edition, v4)

A falta de entradas interesantes y originales, aprovecharemos que han pasado ya unos meses (¡diez!) desde la última ¿Qué software gastas? para revisarla y actualizarla… Desde entonces, el Galaxy Note tuvo unos problemillas técnicos (que solucionó ya el servicio técnico, todo sea dicho) que me llevaron a pasar una temporada con un Sony Xperia Pro y a que ahora gaste un Nexus 4… El Asus Transformer Prime, mientras tanto, sigue siendo la tableta de la casa, y desde entonces ha habido alguna que otra novedad en el mercado de software…

Utilidades de sistema

  • Por primera vez, no uso como lanzador de aplicaciones GO Launcher. Los lanzadores nativos del Nexus 4 y del Prime hacen absolutamente innecesario otro gestor. Y me llevan a pensar que, tengas el móvil que tengas, si el fabricante le ha aplicado su capa de personalización, lo mejor que puedes hacer es aprender a “obtener root” e instalarle una ROM “limpia”, como CyanogenMod.
  • También he dejado de controlar el consumo de ancho de banda con 3G Watchdog Pro (y su versión gratuita, 3G Watchdog), dejándolo todo en manos de las herramientas del sistema operativo.
  • Para la gestión de archivos sigo usando ASTRO (y hay que notar que me sorprende muy mucho que en el Nexus no haya una aplicación instalada de fábrica para estos menesteres).
  • Sigo usando religiosamente, por un lado, WidgetLocker Lockscreen, para personalizar la pantalla de bloqueo del Nexus y tener las aplicaciones de uso frecuente aún más a mano. Para tener a mano el calendario, Simple Calendar Widget, efectivo y simple como su nombre indica. He abandonado, eso sí Battery Monitor Widget para el control de la batería, que ahora dejo en manos de Battery Doctor.
  • En cuanto a teclados, ni MultiLing (que sigue siendo muy interesante, siendo gratis y teniendo diccionario catalán), ni el Graffiti for Android que tantos buenos recuerdos me traía en el Note, ni ningún otro que haya probado, pueden competir con SwiftKey (y su hemano mayor para tabletas, SwiftKey Tablet X, ambos de pago y con versiones gratuitas de prueba). No los regalan, pero valen mucho más de lo que cuestan. Mucho.

Aplicaciones de uso frecuente en esta casa

  • Comencemos por las aplicaciones Google: Gmail, Google Maps con Street View y Google Reader para el RSS (sigue siendo lo mejor que he probado, aunque hace eones que Google no le da ni una triste actualización).
  • Para los podcasts, Listen (otra de las aplicaciones semiabandonadas de Google) ha sido sustituido por BeyondPod (en su versión pro, que es carilla). Hace todo lo que debería, pero tampoco es la aplicación más fácil de usar del mundo, y sigo a la espera de una alternativa mejor (y, a poder ser, que me permita gestionar los podcasts desde Reader).
  • Para la lectura, no podía faltar la app de Kindle, que ha llegado a sustituir a Pocket hasta para la lectura de artículos desde que Amazon lanzó send to kindle para Firefox.
  • Para los que nos movemos en transporte público por Barcelona, siguen siendo imprescindibles Next Train para la RENFE y Urban Step – Barcelona para el autobús (para el que use ‘catalans’, probablemente también sean interesantes cosas como FGC Android). Por acabar de mencionar las aplicaciones geolocalizadas, citar Foursquare y el “GPS social” Waze siguen ahí, aunque la información del tiempo ahora se la delego a Google Now (una de las razones más importantes para saltar a Android 4.1 o superior).
  • Para los momentos musicales, TuneIn Radio Pro para escuchar la radio (hay una versión gratuita, TuneIn Radio, pero la Pro es bien barata), la aplicación oficial de Spotify, claro, y como reproductor de MP3 he saltado a Google Play Music, por la capacidad de sincronizar los MP3 del ordenador a la nube y acceder a ellos “anywhere, anytime” (gratis hasta 20,000 canciones, que dado que ya soy suscriptor de Spotify, ya me bastan). Falta añadir SoundCloud, SoundHound ∞ (tiene versión gratuita), el cliente oficial de Last.fm, UberHype, un cliente no oficial para Hype Machine y 8tracks, otro servicio de música gratis que me gusta bastante.
  • En cuanto a clientes de Twitter, twicca sigue siendo muy recomendable en el móvil, pero por un euro y medioo uno se puede pasar a Falcon Pro, que lo vale. En la tableta ahora mismo gasto Plume, y no he encontrado motivo para pagar por la versión Pro.
  • Casi inevitablemente, la app oficial de Facebook, a la que hay que sumar la de Google+, por si las moscas, aunque sigo sin tener claro hacia dónde va la red de Google (eso sí, el hecho de que mis fotos desde el móvil suban solas a su nube, la verdad, hace que la use con una cierta frecuencia)…
  • Para navegar la cosa ha cambiado bastante, y mi navegador por defecto ha pasado a ser Firefox (con el historial sincronizado con sus hermanos de escritorio), y para cuando toca economizar ancho de banda tiro de Opera beta y su “modo off-road” (sí, Chrome también ofrece la funcionalidad, pero está bien no darles toda tu información… y me encanta la personalización que le ha hecho Opera a WebKit).
  • En el apartado de comunicaciones, básico WhatsApp (no me han hecho pagar, pero soy de los que opinan que menos de un euro al año por su servicio es más que razonable y sí, como medio mundo, también me he instalado LINE por si acaso), y mucho menos esenciales Skype y Trillian (también son interesantes IM+ y su versión de pago IM+ Pro, pero más en la tableta que en el móvil).
  • En cuanto a clientes remotos, tanto de RDP como de VNC (esto es, programas que nos permiten acceder al escritorio de un ordenador remoto), seguimos gastando Jump Desktop (que tiene una habilidad notable para saltar firewalls) y Splashtop Remote Desktop HD, que no es tan habilidoso pero que tiene un rendimiento que da hasta para la reproducción de vídeo, si se cuenta con suficiente ancho de banda (por cierto, debería ser aún más potente Splashtop THD, optimizado para chipsets Tegra como el del Prime, pero confieso que me da un poco de rabia volver a pagar por un producto casi idéntico a otro por el que ya he pasado por caja)… La versión ‘light’, desde luego, es la de acceso vía terminal, para la que uso ConnectBot.
  • En cuanto a ‘almacenamiento en la nube‘, el ubicuo y ya imprescindible Dropbox sigue siendo el rey.
  • Para ver vídeo: YouTube y Vimeo, por un lado, los reproductores de vídeo ‘en local’ MX Player, más la beta de VLC y, finalmente, Rtve.es HD y TV3.
  • Ah. Y el vídeo me lleva a pensar en la cámara. La cámara nativa de Android 4.2 (¡y la galería!) es una maravilla, pero aún así sigo utilizando con una cierta frecuencia Camera Zoom FX.

Aplicaciones menos comunes…

Si en la lista anterior ya os ha parecido que había cosas raras, agarraos que vienen curvas…

  • Emuladores: ningún viejo fan del Commodore 64 debería pasar sin Frodo C64. Y los amantes de las calculadoras deberían instalarse Droid48 (que además es bastante útil).
  • Lectores de cómics: Si ya tenéis los tebeos, Perfect Viewer. Si sois fans del cómic americano, podéis probar con Comics (que da acceso a un inmenso quiosco (de pago, sí) con los productos de Marvel, DC y un buen número de editoriales más pequeñas (que no menores)).
  • Para jugadores de Trivial y demás necesidades de resolver dudas al momento, la aplicación oficial de Wikipedia y la de la IMDb son imprescindibles.
  • Para bloggers de pro, naturalmente, la aplicación oficial de WordPress.
  • Los interesados en la programación alucinarán con AIDE, un IDE completo de Java para Android.
  • Y ya para ir acabando, dos vicios personales: NFL Game Pass para ver (pagando) los partidos de la NFL (el equivalente NBA es NBA Game Time) y los pinballs Pinball Arcade y Zen Pinball THD.

Ahí es nada. ¿Me equivoco con alguna recomendación? ¿Me dejo algo? Ahí tenéis los comentarios :-).

¿Qué software gastas? (Android edition, v3)

Han pasado ya unos meses desde la última lista (v2) o sea que toca actualizar… La novedad, claro, es que mis dispositivos habituales actuales son dos: el Galaxy Note y el Asus Transformer Prime. Los ods comparten resolución, pero el primero es un móvil con Gingerbread (Android 2.3) y una pantalla de 5.3″, mientras que el segundo es una tableta de 10.1″ con Ice Cream Sandwich (esto es, Android 4). Y a veces el software que uso en uno y otro no es el mismo… En cualquier caso, vamos allá con la lista:

Utilidades de sistema

  • El lanzador de aplicaciones en el Note sigue siendo GO Launcher EX que, por lo que veo por ahí, tiene bastante éxito. Estoy pensando en instalarlo también en el Prime pero confieso que, de momento, en este uso el lanzador por defecto y la cosa funciona la mar de bien.
  • También sigo controlando el consumo de ancho de banda con 3G Watchdog Pro (existe una versión gratuita, 3G Watchdog). No me resulta estrictamente necesario, porque consumo entre 300 y 400 megas al mes sin necesitar vigilarme, pero por si las sorpresas desagradables…
  • Tanto en el Note como en el Prime, he dejado de usar ‘widgets’ de terceras partes para monitorizar el procesador y cambiar rápidamente opciones como el uso o no de 3G, la WiFi o el modo silencio, puesto que ambos vienen con herramientas para hacerlo más que suficientes. Para la gestión de archivos sigo usando ASTRO en el Note, pero en el Prime, de nuevo, el que viene con la máquina es perfectamente válido.
  • Sigo usando religiosamente, por un lado, WidgetLocker Lockscreen, para personalizar la pantalla de bloqueo del Note y tener las aplicaciones de uso frecuente aún más a mano. Para tener a mano el calendario, Simple Calendar Widget, efectivo y simple como su nombre indica. Para acabar, Battery Monitor Widget. El Note no se come la batería como mi viejo Streak, pero sigue siendo interesante tener a mano cómo va la batería con algo más de detalle. Y para cuando hace falta verlo con mucho detalle, PowerTutor. Y falta añadir ChargeBar, que te muestra cuánta carga te queda de manera mucho más útil que los indicadores de batería habituales.
  • Finalmente, por lo que respecta al teclado, MultiLing (sigue siendo muy interesante, siendo gratis y teniendo diccionario catalán) ha sido sustituido por diversas opciones. En el Note, y para dar uso a su stylus y recordar tiempos pasados, no puede faltar Graffiti for Android, pero mi teclado por defecto es, tanto en el Note como en el Prime (cuando le separo el teclado físico), SwiftKey X (y su hemano mayor para tabletas, SwiftKey Tablet X, ambos de pago y con versiones gratuitas de prueba). No los regalan, pero valen mucho más de lo que cuestan. Mucho. (Y me falta apuntar GO Keyboard, otro teclado gratuito con buen soporte para múltiples idiomas, catalán incluido.)

Aplicaciones de uso frecuente en esta casa

  • Comencemos por las aplicaciones Google: Gmail (la versión Tablet, en particular, es una gozada), Google Maps con Street View, Google Reader para el RSS y Listen para los podcasts.
  • Hablando de Google Reader, en el Prime tengo Pulse y estoy bastante contento. No es, para nada, una alternativa viable a Reader para los que estamos suscritos a doscientos canales RSS, pero los agregadores que ofrece, más la presentación visual, lo convierten en una buena revista de interés general. Siguiendo con la lectura, no podían faltar ni la app de Kindle ni Read It Later Pro (tiene versión gratuita, Read It Later Free), para tener siempre encima cosas que leer. (Y tengo pendiente experimentar con el quiosco digital de Zinio y con los lectores Aldiko y Mantano.)
  • Para los que nos movemos en transporte público por Barcelona, imprescindibles Next Train para la RENFE y Urban Step – Barcelona para el autobús (para el que use ‘catalans’, probablemente también sean interesantes cosas como FGC Android). Y la primavera barcelonesa también hace muy recomendable Rain Alarm. Y por acabar de mencionar las aplicaciones geolocalizadas, citar Foursquare, Waze, un ‘GPS social’ que pinta bastante bien, y los widgets meteorológicos de Beautiful Widgets.
  • Para los momentos musicales, TuneIn Radio Pro para escuchar la radio (hay una versión gratuita, TuneIn Radio, pero la Pro cuesta apenas 70 céntimos de euro). Y la aplicación oficial de Spotify, claro (aunque en Ice Cream Sandwich es bastante poco estable, todo sea dicho). Como reproductores de MP3 oscilo entre el propio Spotify y las aplicaciones de Samsung y Asus. Y falta añadir SoundCloud, SoundHound ∞ (tiene versión gratuita), el cliente oficial de Last.fm, UberHype, un cliente no oficial para Hype Machine y 8tracks, otro servicio de música gratis que me gusta bastante.
  • Los clientes de Twitter han pasado a ser twicca en el móvil y TweetCaster en la tableta. Y como Tweetcaster no tiene un buen plug-in para usar bitly, mi acortador de URLs de cabecera, uso Link Shrink Pro (y, puestos a mencionar apps-plugin, también resulta útil Diigodroid, que permite añadir favoritos a Diigo sin importar si el navegador que estás usando conoce el servicio o no).
  • Obviamente (o no), la app oficial de Facebook, a la que hay que sumar la de Google+, por si las moscas, aunque no sé yo si llegará muy lejos…
  • Para navegar alterno el navegador nativo (el Flash Player, ya moribundo, me ha sacado de algún apuro en alguna ocasión, la verdad), con Opera Mobile (que se va imponiendo como mi favorito), Opera Mini (y la cantidad de ancho de banda que te ahorra), Firefox (y sus funciones de sincronización) y Firefox Beta (para saber lo que nos depara el futuro). Además del cariño que me despiertan Opera y Mozilla, me da bastante pánico el monocultivo webkit, y por eso me aparto todo lo que puedo de los navegadores que lo emplean, tanto el nativo como Chrome o Dolphin…
  • En el apartado de comunicaciones, básico WhatsApp, y mucho menos esenciales Skype y Trillian.
  • Y de vez en cuando me saca de un apuro StopWatch & Timer, con sus cuentas atrás.
  • Finalmente, una categoría nueva: la de clientes remotos de RDP y VNC (esto es, programas que nos permiten acceder a un ordenador remoto). Dos recomendaciones: Jump Desktop (que tiene una habilidad notable para saltar firewalls) y Splashtop Remote Desktop HD, que no es tan habilidoso pero que tiene un rendimiento que da hasta para la reproducción de vídeo, si se cuenta con suficiente ancho de banda (por cierto, debería ser aún más potente Splashtop THD, optimizado para chipsets Tegra como el del Prime, pero confieso que me da un poco de rabia volver a pagar por un producto casi idéntico a otro por el que ya he pasado por caja)… La versión ‘light’, desde luego, es la de acceso vía terminal, para la que uso ConnectBot.
  • Si no hace falta acceder remotamente a todo el ordenador, pero sí queremos acceder a ficheros del disco duro, es bastante útil PocketCloud Explore. Y, claro, todos los servicios de ‘almacenamiento en la nube‘, comenzando por el ubicuo Dropbox pero sin olvidar Box.
  • Y diría que cerramos con las aplicaciones de uso más o menos frecuente con las dedicadas al consumo de vídeo: YouTube y Vimeo, por un lado, los reproductores de vídeo ‘en local’ MoboPlayer y MX Player (a la espera de que llegue el VLC oficial) y, finalmente, Rtve.es HD y TV3.

Aplicaciones menos comunes…

Si en la lista anterior ya os ha parecido que había cosas raras, agarraos que vienen curvas…

  • Emuladores: ningún viejo fan del Commodore 64 debería pasar sin Frodo C64. Y los amantes de las calculadoras deberían instalarse Droid48 (los fans del soft matemático también podéis probar con MathStudio).
  • Lectores de cómics: Si ya tenéis los tebeos, Perfect Viewer. Si sois fans del cómic americano, podéis probar con Marvel Comics (exclusiva de la editorial Marvel) o Comics (básicamente la misma aplicación, pero con más editoriales (y sí, también hay una versión especial DC, pero yo nunca he sido muy de Batman o Superman…)).
  • Para jugadores de Trivial y demás necesidades de resolver dudas al momento, la aplicación oficial de Wikipedia y la de la IMDb, así como la no oficial del diccionario RAE.
  • Para bloggers de pro, naturalmente, la aplicación oficial de WordPress.
  • Los interesados en la programación alucinarán con AIDE, un IDE completo de Java para Android.
  • Y ya para ir acabando, dos vicios personales: NFL Game Pass para ver (pagando) los partidos de la NFL (el equivalente NBA es NBA Game Time) y los pinballs Pinball Arcade y Zen Pinball THD.

Ahí es nada. ¿Me equivoco con alguna recomendación? ¿Me dejo algo? Ahí tenéis los comentarios :-).

Visualiza tus passwords (y asústate)

Una gran nube de puntos conectados en un extremo de la imagen, y multitud de puntos separados o en parejas en el resto
A veces ver la magnitud de la tragedia ayuda...

Eso de ahí arriba es la visualización (generada por Password Reuse Visualizer, más información) de las contraseñas que mi Firefox tiene almacenadas. La enorme ‘flor’ de arriba es un enjambre de sitios en los que, confieso avergonzado, uso una misma contraseña. El resto de la imagen corresponde a un comportamiento bastante más concienciado, de sitios con contraseñas únicas o casi únicas. El diagnóstico es que si uno solo de los sitios de la flor tiene un agujero de seguridad, mi identidad en todos los demás sitios conectados está en absoluto riesgo :-S

Casi todos tenemos la manía de usar y reusar una y otra vez la misma contraseña. Somos conscientes (sí, ¿no?) de que eso pone en riesgo nuestra identidad y seguridad digitales, pero pensar en una estrategia de contraseñas y recordarla cada vez que nos damos de alta en un sitio nuevo, o buscar alternativas, nos da una pereza tremenda…

Una herramienta como Password Reuse Visualizer puede hacer que, como mínimo, apreciemos la magnitud de la tragedia, se anule nuestra falsa sensación de invulnerabilidad y nos animemos a dar los pasos necesarios para asegurar un poco nuestra identidad digital.

PS Sí, decirle a Firefox que recuerde todos esos passwords tampoco es exactamente la mejor política de seguridad… :-S

PPS Para activar el plug-in, una vez instalado, deberéis hacer clic en el candadito azul que os aparecerá en la barra inferior del navegador.

El vídeo que debes ver hoy: Inventar por Principio

Quizá no sea el vídeo que deba ver todo el mundo, pero desde luego sí todo el público objetivo de este blog :-). Si alguna vez habéis intentado aprender a programar, o mejor todavía, si habéis intentado enseñar a programar es, sencillamente, imprescindible. A mí me ha dejado literalmente con la boca abierta en unas cuantas ocasiones.

Como dicen en WebMonkey (que es donde lo he encontrado):

  • La primera media hora habla de herramientas de programación y de autor y consiguen que lo que usas ahora te parezca, directamente, antediluviano. Las herramientas mostradas no están disponibles para el público y eso es un gran drama, pero el mero hecho de que se puedan hacer debería hacer que unos cuantos geniecillos se dedicaran a competir con las que se muestran en el vídeo.
  • En la segunda mitad la cosa se vuelve más filosófica y me temo que más de uno y más de dos desconectaréis. No pasa nada (aunque si os gusta mínimamente, no dejéis de ver la fantástica Al construir, otra charla de la que nos hicimos eco hace unas semanas por aquí).
  • Bret Victor, el orador, es uno de esos tipos que provocan admiración y envidia cochina a partes iguales por su talento (y su curriculum). worrydream.com, su web, da buena prueba de ello (algunos de los proyectos que muestra ya los había visto y es probable que vosotros también; de hecho, a posteriori, el estilo es bastante reconocible).

De nada :-).