Android, ¿dónde están los “thin’n light”?

Cosas que se pregunta uno a veces… Solía ser que todos los ordenadores eran iguales y la variedad estaba en los móviles, en los que todos los fabricantes innovaban en formatos… Sin embargo, de un tiempo a esta parte, hay ordenadores de todas las formas y formatos posibles, mientras que los móviles de gama media-alta cada vez son más uniformes: nómbrenme al fabricante que no vende como “buque insignia” un móvil de alrededor de 5 pulgadas, de resolución “full HD” y con un procesador “quad core”… No seré yo el que se queje de la diversidad de móviles grandes del mercado (se reían de mí y de mi “descomunal” Dell Streak, a principios de 2011…), pero ahora resulta que si quieres un móvil pequeño pero no quieres renunciar a un mínimo de características… va a ser que no: los formatos pequeños han quedado asociados a las gamas rematadamente bajas y no hay en el mercado (o yo no he sabido encontrar, claro) móviles de 3,5″ que lleguen a resoluciones de 800×480, con un procesador “dual core” de 1,2 gigahercios y menos de un centímetro de grosor, cuando está clarísimo que todos los fabricantes están capacitadísimos para fabricar algo así sin más problemas. Digo yo que el péndulo se inclinará hacia el otro lado en algún momento y el mercado quedará inundado, pero me da a mí que el primer fabricante que se lance va a vender 10 o 15 millones de unidades sin apenas esfuerzo.

(Y no, no voy a volver a mi campaña por los móviles qwerty, que esa es una batalla que ya doy por perdida.)

¿Qué software gastas? (Android edition, v4)

A falta de entradas interesantes y originales, aprovecharemos que han pasado ya unos meses (¡diez!) desde la última ¿Qué software gastas? para revisarla y actualizarla… Desde entonces, el Galaxy Note tuvo unos problemillas técnicos (que solucionó ya el servicio técnico, todo sea dicho) que me llevaron a pasar una temporada con un Sony Xperia Pro y a que ahora gaste un Nexus 4… El Asus Transformer Prime, mientras tanto, sigue siendo la tableta de la casa, y desde entonces ha habido alguna que otra novedad en el mercado de software…

Utilidades de sistema

  • Por primera vez, no uso como lanzador de aplicaciones GO Launcher. Los lanzadores nativos del Nexus 4 y del Prime hacen absolutamente innecesario otro gestor. Y me llevan a pensar que, tengas el móvil que tengas, si el fabricante le ha aplicado su capa de personalización, lo mejor que puedes hacer es aprender a “obtener root” e instalarle una ROM “limpia”, como CyanogenMod.
  • También he dejado de controlar el consumo de ancho de banda con 3G Watchdog Pro (y su versión gratuita, 3G Watchdog), dejándolo todo en manos de las herramientas del sistema operativo.
  • Para la gestión de archivos sigo usando ASTRO (y hay que notar que me sorprende muy mucho que en el Nexus no haya una aplicación instalada de fábrica para estos menesteres).
  • Sigo usando religiosamente, por un lado, WidgetLocker Lockscreen, para personalizar la pantalla de bloqueo del Nexus y tener las aplicaciones de uso frecuente aún más a mano. Para tener a mano el calendario, Simple Calendar Widget, efectivo y simple como su nombre indica. He abandonado, eso sí Battery Monitor Widget para el control de la batería, que ahora dejo en manos de Battery Doctor.
  • En cuanto a teclados, ni MultiLing (que sigue siendo muy interesante, siendo gratis y teniendo diccionario catalán), ni el Graffiti for Android que tantos buenos recuerdos me traía en el Note, ni ningún otro que haya probado, pueden competir con SwiftKey (y su hemano mayor para tabletas, SwiftKey Tablet X, ambos de pago y con versiones gratuitas de prueba). No los regalan, pero valen mucho más de lo que cuestan. Mucho.

Aplicaciones de uso frecuente en esta casa

  • Comencemos por las aplicaciones Google: Gmail, Google Maps con Street View y Google Reader para el RSS (sigue siendo lo mejor que he probado, aunque hace eones que Google no le da ni una triste actualización).
  • Para los podcasts, Listen (otra de las aplicaciones semiabandonadas de Google) ha sido sustituido por BeyondPod (en su versión pro, que es carilla). Hace todo lo que debería, pero tampoco es la aplicación más fácil de usar del mundo, y sigo a la espera de una alternativa mejor (y, a poder ser, que me permita gestionar los podcasts desde Reader).
  • Para la lectura, no podía faltar la app de Kindle, que ha llegado a sustituir a Pocket hasta para la lectura de artículos desde que Amazon lanzó send to kindle para Firefox.
  • Para los que nos movemos en transporte público por Barcelona, siguen siendo imprescindibles Next Train para la RENFE y Urban Step – Barcelona para el autobús (para el que use ‘catalans’, probablemente también sean interesantes cosas como FGC Android). Por acabar de mencionar las aplicaciones geolocalizadas, citar Foursquare y el “GPS social” Waze siguen ahí, aunque la información del tiempo ahora se la delego a Google Now (una de las razones más importantes para saltar a Android 4.1 o superior).
  • Para los momentos musicales, TuneIn Radio Pro para escuchar la radio (hay una versión gratuita, TuneIn Radio, pero la Pro es bien barata), la aplicación oficial de Spotify, claro, y como reproductor de MP3 he saltado a Google Play Music, por la capacidad de sincronizar los MP3 del ordenador a la nube y acceder a ellos “anywhere, anytime” (gratis hasta 20,000 canciones, que dado que ya soy suscriptor de Spotify, ya me bastan). Falta añadir SoundCloud, SoundHound ∞ (tiene versión gratuita), el cliente oficial de Last.fm, UberHype, un cliente no oficial para Hype Machine y 8tracks, otro servicio de música gratis que me gusta bastante.
  • En cuanto a clientes de Twitter, twicca sigue siendo muy recomendable en el móvil, pero por un euro y medioo uno se puede pasar a Falcon Pro, que lo vale. En la tableta ahora mismo gasto Plume, y no he encontrado motivo para pagar por la versión Pro.
  • Casi inevitablemente, la app oficial de Facebook, a la que hay que sumar la de Google+, por si las moscas, aunque sigo sin tener claro hacia dónde va la red de Google (eso sí, el hecho de que mis fotos desde el móvil suban solas a su nube, la verdad, hace que la use con una cierta frecuencia)…
  • Para navegar la cosa ha cambiado bastante, y mi navegador por defecto ha pasado a ser Firefox (con el historial sincronizado con sus hermanos de escritorio), y para cuando toca economizar ancho de banda tiro de Opera beta y su “modo off-road” (sí, Chrome también ofrece la funcionalidad, pero está bien no darles toda tu información… y me encanta la personalización que le ha hecho Opera a WebKit).
  • En el apartado de comunicaciones, básico WhatsApp (no me han hecho pagar, pero soy de los que opinan que menos de un euro al año por su servicio es más que razonable y sí, como medio mundo, también me he instalado LINE por si acaso), y mucho menos esenciales Skype y Trillian (también son interesantes IM+ y su versión de pago IM+ Pro, pero más en la tableta que en el móvil).
  • En cuanto a clientes remotos, tanto de RDP como de VNC (esto es, programas que nos permiten acceder al escritorio de un ordenador remoto), seguimos gastando Jump Desktop (que tiene una habilidad notable para saltar firewalls) y Splashtop Remote Desktop HD, que no es tan habilidoso pero que tiene un rendimiento que da hasta para la reproducción de vídeo, si se cuenta con suficiente ancho de banda (por cierto, debería ser aún más potente Splashtop THD, optimizado para chipsets Tegra como el del Prime, pero confieso que me da un poco de rabia volver a pagar por un producto casi idéntico a otro por el que ya he pasado por caja)… La versión ‘light’, desde luego, es la de acceso vía terminal, para la que uso ConnectBot.
  • En cuanto a ‘almacenamiento en la nube‘, el ubicuo y ya imprescindible Dropbox sigue siendo el rey.
  • Para ver vídeo: YouTube y Vimeo, por un lado, los reproductores de vídeo ‘en local’ MX Player, más la beta de VLC y, finalmente, Rtve.es HD y TV3.
  • Ah. Y el vídeo me lleva a pensar en la cámara. La cámara nativa de Android 4.2 (¡y la galería!) es una maravilla, pero aún así sigo utilizando con una cierta frecuencia Camera Zoom FX.

Aplicaciones menos comunes…

Si en la lista anterior ya os ha parecido que había cosas raras, agarraos que vienen curvas…

  • Emuladores: ningún viejo fan del Commodore 64 debería pasar sin Frodo C64. Y los amantes de las calculadoras deberían instalarse Droid48 (que además es bastante útil).
  • Lectores de cómics: Si ya tenéis los tebeos, Perfect Viewer. Si sois fans del cómic americano, podéis probar con Comics (que da acceso a un inmenso quiosco (de pago, sí) con los productos de Marvel, DC y un buen número de editoriales más pequeñas (que no menores)).
  • Para jugadores de Trivial y demás necesidades de resolver dudas al momento, la aplicación oficial de Wikipedia y la de la IMDb son imprescindibles.
  • Para bloggers de pro, naturalmente, la aplicación oficial de WordPress.
  • Los interesados en la programación alucinarán con AIDE, un IDE completo de Java para Android.
  • Y ya para ir acabando, dos vicios personales: NFL Game Pass para ver (pagando) los partidos de la NFL (el equivalente NBA es NBA Game Time) y los pinballs Pinball Arcade y Zen Pinball THD.

Ahí es nada. ¿Me equivoco con alguna recomendación? ¿Me dejo algo? Ahí tenéis los comentarios :-).

¿Qué software gastas? (Android edition, v3)

Han pasado ya unos meses desde la última lista (v2) o sea que toca actualizar… La novedad, claro, es que mis dispositivos habituales actuales son dos: el Galaxy Note y el Asus Transformer Prime. Los ods comparten resolución, pero el primero es un móvil con Gingerbread (Android 2.3) y una pantalla de 5.3″, mientras que el segundo es una tableta de 10.1″ con Ice Cream Sandwich (esto es, Android 4). Y a veces el software que uso en uno y otro no es el mismo… En cualquier caso, vamos allá con la lista:

Utilidades de sistema

  • El lanzador de aplicaciones en el Note sigue siendo GO Launcher EX que, por lo que veo por ahí, tiene bastante éxito. Estoy pensando en instalarlo también en el Prime pero confieso que, de momento, en este uso el lanzador por defecto y la cosa funciona la mar de bien.
  • También sigo controlando el consumo de ancho de banda con 3G Watchdog Pro (existe una versión gratuita, 3G Watchdog). No me resulta estrictamente necesario, porque consumo entre 300 y 400 megas al mes sin necesitar vigilarme, pero por si las sorpresas desagradables…
  • Tanto en el Note como en el Prime, he dejado de usar ‘widgets’ de terceras partes para monitorizar el procesador y cambiar rápidamente opciones como el uso o no de 3G, la WiFi o el modo silencio, puesto que ambos vienen con herramientas para hacerlo más que suficientes. Para la gestión de archivos sigo usando ASTRO en el Note, pero en el Prime, de nuevo, el que viene con la máquina es perfectamente válido.
  • Sigo usando religiosamente, por un lado, WidgetLocker Lockscreen, para personalizar la pantalla de bloqueo del Note y tener las aplicaciones de uso frecuente aún más a mano. Para tener a mano el calendario, Simple Calendar Widget, efectivo y simple como su nombre indica. Para acabar, Battery Monitor Widget. El Note no se come la batería como mi viejo Streak, pero sigue siendo interesante tener a mano cómo va la batería con algo más de detalle. Y para cuando hace falta verlo con mucho detalle, PowerTutor. Y falta añadir ChargeBar, que te muestra cuánta carga te queda de manera mucho más útil que los indicadores de batería habituales.
  • Finalmente, por lo que respecta al teclado, MultiLing (sigue siendo muy interesante, siendo gratis y teniendo diccionario catalán) ha sido sustituido por diversas opciones. En el Note, y para dar uso a su stylus y recordar tiempos pasados, no puede faltar Graffiti for Android, pero mi teclado por defecto es, tanto en el Note como en el Prime (cuando le separo el teclado físico), SwiftKey X (y su hemano mayor para tabletas, SwiftKey Tablet X, ambos de pago y con versiones gratuitas de prueba). No los regalan, pero valen mucho más de lo que cuestan. Mucho. (Y me falta apuntar GO Keyboard, otro teclado gratuito con buen soporte para múltiples idiomas, catalán incluido.)

Aplicaciones de uso frecuente en esta casa

  • Comencemos por las aplicaciones Google: Gmail (la versión Tablet, en particular, es una gozada), Google Maps con Street View, Google Reader para el RSS y Listen para los podcasts.
  • Hablando de Google Reader, en el Prime tengo Pulse y estoy bastante contento. No es, para nada, una alternativa viable a Reader para los que estamos suscritos a doscientos canales RSS, pero los agregadores que ofrece, más la presentación visual, lo convierten en una buena revista de interés general. Siguiendo con la lectura, no podían faltar ni la app de Kindle ni Read It Later Pro (tiene versión gratuita, Read It Later Free), para tener siempre encima cosas que leer. (Y tengo pendiente experimentar con el quiosco digital de Zinio y con los lectores Aldiko y Mantano.)
  • Para los que nos movemos en transporte público por Barcelona, imprescindibles Next Train para la RENFE y Urban Step – Barcelona para el autobús (para el que use ‘catalans’, probablemente también sean interesantes cosas como FGC Android). Y la primavera barcelonesa también hace muy recomendable Rain Alarm. Y por acabar de mencionar las aplicaciones geolocalizadas, citar Foursquare, Waze, un ‘GPS social’ que pinta bastante bien, y los widgets meteorológicos de Beautiful Widgets.
  • Para los momentos musicales, TuneIn Radio Pro para escuchar la radio (hay una versión gratuita, TuneIn Radio, pero la Pro cuesta apenas 70 céntimos de euro). Y la aplicación oficial de Spotify, claro (aunque en Ice Cream Sandwich es bastante poco estable, todo sea dicho). Como reproductores de MP3 oscilo entre el propio Spotify y las aplicaciones de Samsung y Asus. Y falta añadir SoundCloud, SoundHound ∞ (tiene versión gratuita), el cliente oficial de Last.fm, UberHype, un cliente no oficial para Hype Machine y 8tracks, otro servicio de música gratis que me gusta bastante.
  • Los clientes de Twitter han pasado a ser twicca en el móvil y TweetCaster en la tableta. Y como Tweetcaster no tiene un buen plug-in para usar bitly, mi acortador de URLs de cabecera, uso Link Shrink Pro (y, puestos a mencionar apps-plugin, también resulta útil Diigodroid, que permite añadir favoritos a Diigo sin importar si el navegador que estás usando conoce el servicio o no).
  • Obviamente (o no), la app oficial de Facebook, a la que hay que sumar la de Google+, por si las moscas, aunque no sé yo si llegará muy lejos…
  • Para navegar alterno el navegador nativo (el Flash Player, ya moribundo, me ha sacado de algún apuro en alguna ocasión, la verdad), con Opera Mobile (que se va imponiendo como mi favorito), Opera Mini (y la cantidad de ancho de banda que te ahorra), Firefox (y sus funciones de sincronización) y Firefox Beta (para saber lo que nos depara el futuro). Además del cariño que me despiertan Opera y Mozilla, me da bastante pánico el monocultivo webkit, y por eso me aparto todo lo que puedo de los navegadores que lo emplean, tanto el nativo como Chrome o Dolphin…
  • En el apartado de comunicaciones, básico WhatsApp, y mucho menos esenciales Skype y Trillian.
  • Y de vez en cuando me saca de un apuro StopWatch & Timer, con sus cuentas atrás.
  • Finalmente, una categoría nueva: la de clientes remotos de RDP y VNC (esto es, programas que nos permiten acceder a un ordenador remoto). Dos recomendaciones: Jump Desktop (que tiene una habilidad notable para saltar firewalls) y Splashtop Remote Desktop HD, que no es tan habilidoso pero que tiene un rendimiento que da hasta para la reproducción de vídeo, si se cuenta con suficiente ancho de banda (por cierto, debería ser aún más potente Splashtop THD, optimizado para chipsets Tegra como el del Prime, pero confieso que me da un poco de rabia volver a pagar por un producto casi idéntico a otro por el que ya he pasado por caja)… La versión ‘light’, desde luego, es la de acceso vía terminal, para la que uso ConnectBot.
  • Si no hace falta acceder remotamente a todo el ordenador, pero sí queremos acceder a ficheros del disco duro, es bastante útil PocketCloud Explore. Y, claro, todos los servicios de ‘almacenamiento en la nube‘, comenzando por el ubicuo Dropbox pero sin olvidar Box.
  • Y diría que cerramos con las aplicaciones de uso más o menos frecuente con las dedicadas al consumo de vídeo: YouTube y Vimeo, por un lado, los reproductores de vídeo ‘en local’ MoboPlayer y MX Player (a la espera de que llegue el VLC oficial) y, finalmente, Rtve.es HD y TV3.

Aplicaciones menos comunes…

Si en la lista anterior ya os ha parecido que había cosas raras, agarraos que vienen curvas…

  • Emuladores: ningún viejo fan del Commodore 64 debería pasar sin Frodo C64. Y los amantes de las calculadoras deberían instalarse Droid48 (los fans del soft matemático también podéis probar con MathStudio).
  • Lectores de cómics: Si ya tenéis los tebeos, Perfect Viewer. Si sois fans del cómic americano, podéis probar con Marvel Comics (exclusiva de la editorial Marvel) o Comics (básicamente la misma aplicación, pero con más editoriales (y sí, también hay una versión especial DC, pero yo nunca he sido muy de Batman o Superman…)).
  • Para jugadores de Trivial y demás necesidades de resolver dudas al momento, la aplicación oficial de Wikipedia y la de la IMDb, así como la no oficial del diccionario RAE.
  • Para bloggers de pro, naturalmente, la aplicación oficial de WordPress.
  • Los interesados en la programación alucinarán con AIDE, un IDE completo de Java para Android.
  • Y ya para ir acabando, dos vicios personales: NFL Game Pass para ver (pagando) los partidos de la NFL (el equivalente NBA es NBA Game Time) y los pinballs Pinball Arcade y Zen Pinball THD.

Ahí es nada. ¿Me equivoco con alguna recomendación? ¿Me dejo algo? Ahí tenéis los comentarios :-).

Cómo esconder un ordenador en tu móvil o tableta: Ubuntu vs OnLive

La tendencia se veía venir y comenzó a materializarla Motorola en el CES de 2011 (lo contábamos por aquí hace algo más de un año), lanzando el Atrix, un móvil Android que, al conectarlo a un ‘dock’, con teclado y pantalla, se convierte en un navegador Firefox de escritorio que debería ser, hoy, capaz, de ejecutar buena parte de las aplicaciones que uno ‘necesita’ para vivir. Un año más tarde, nada indica que el Atrix haya sido un éxito (una lástima, en mi opinión). Pero ello no evita que se atisben un par de alternativas interesantes en el horizonte más próximo…

Canonical: Linux dentro de tu Android

Canonical, los de Ubuntu, siguen por la vía abierta por Motorola, pero más, si cabe, y anuncian como eslogan A full Ubuntu desktop, on your docked Android phone, una descripción bastante aproximada de lo que quieren vender (de hecho, como cuentan en The Verge, están haciendo sus pruebas sobre un Atrix 2).

Tal y como puede verse en vídeos que corren por YouTube, una de las gracias es la fuerte integración entre Ubuntu y Android: desde el escritorio se puede acceder a las aplicaciones del móvil, así como a los datos que uno tenga guardados, e incluso ser notificado de los SMS entrantes…

Dicen los que lo han probado, eso sí, que la cosa, de momento, necesita bastantes mejoras en potencia

OnLive: virtualización multimedia

OnLive, por su lado, ataca exactamente el mismo problema desde una perspectiva más ‘cloud’ (que está de moda, oiga). Comenzaron vendiendo “virtualización para jugar” (y siguen en ello, véase): una ‘app’ iPad se conecta a un servidor virtual y te permite jugar con videojuego potente desde la tableta. Dicen las críticas (el servicio, de momento, sólo está disponible en Estados Unidos, Canadá y Reino Unido) que la cosa es interesante pero que más vale disponer de un ancho de banda más que notable si se pretende que la experiencia sea agradable, pero eso, por otro lado, era de esperar.

Y claro, una vez tienes un escritorio capaz de correr videojuegos la pregunta obvia es ¿y por qué no lo hacemos con un escritorio convencional (que seguramente necesitaremos menos recursos por máquina y el público potencial será más amplio)? Y en ello están, con OnLive Desktop (de momento ‘iPad only’, aunque prometen aplicación Android en breve. Podéis ver demos en YouTube, para haceros una idea

¿Y quién gana?

  • La opción uno es que, desafortunadamente, lo que a mí me gustaría tener y lo que a mucha gente le gustaría tener no sea lo mismo, que el nicho de mercado sea demasiado pequeño y esto quede en agua de borrajas.
  • La segunda opción es que pase lo que siempre ha pasado en informática: que se imponga la ley de Moore y que el procesador y la RAM que caben en un móvil sean, en un futuro cercano, capaces de mover con comodidad un sistema de escritorio. En ese caso, Canonical y Ubuntu llevarán un par de cuerpos de ventaja en la carrera. Pero que nadie dude que, si Ubuntu cabe en un móvil y es una opción interesante, la mismo pasaría con Windows y Mac OS…
  • Y finalmente queda la opción de que gane la nube y las soluciones de virtualización. De hecho, con una conexión de verdadera banda ancha en casa, no sería mala opción para muchos usuarios gastarse ciento cincuenta o doscientos euros al año en un ordenador virtualizado en vez de 600 o más cada tres o cuatro.

En fin. Que habrá que permanecer alerta.

PowerTutor: ¿Quién se ha comido la batería de mi Android?

Es un hecho que no va a cambiar a corto o medio plazo, y casi seguro que tampoco a largo: Google no va a ejercer en el Market de Android el férreo control del que hace gala Apple en el Appstore de iOS. Eso tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Entre las malas está que se cuelan con una cierta frecuencia aplicaciones que no están todo lo bien programadas y diseñadas que deberían. A veces eso es obvio y lo único que pasa es que instalamos, probamos, nos horrorizamos y desinstalamos. Unos minutos perdidos, pero cosas peores nos han pasado a todos.

Pero otras veces los defectos no son obvios: es el caso de aplicaciones que consumen ingentes cantidades de recursos y se comen la batería del móvil. Android dispone de alguna herramienta básica para monitorizar ese uso de la batería, pero eso no es suficiente. Y ahí entra PowerTutor (web oficial, market), una aplicación gratuita que nos permite inspeccionar más a fondo a dónde ha ido a parar ese 100% de batería que teníamos hace un rato.

Captuyra de pantalla de una aplicación Android. Se muestra gráficamente el consumo de energía del móvl desglosado en pantalla, CPU, WiFi y 3G
Una pantalla de 5.3" consume <strong>mucha</strong> energía

La vista inicial con la que nos saluda la aplicación es informativa (tener la pantalla encendida es caro…), pero no muy útil. Pero si accedemos a la vista de uso de energía por aplicación tendremos muchas más pistas:

Captura de pantalla de la aplicación. Muestra el consumo de cada una de las aplicaciones que han estado corriendo
Afortunadamente, en este caso no hay especialmente preocupante

Y es que en esta vista tenemos la información desglosada por aplicación pero, sobre todo, podemos contabilizar o no la energía dedicada a la pantalla, la CPU o las comunicaciones vía WiFi o 3G. Ya hemos visto antes que mantener la pantalla encendida es muy caro: si descontamos ese consumo nos será mucho más fácil ver qué aplicación está malgastando ciclos de CPU y, por tanto, gastando la batería inútilmente (y también podremos detectar, a veces, qué aplicaciones están usando 3G y/o WiFi cuando no deberían, aunque para eso hay aplicaciones específicas)…

De nada :-)