El ‘planeta móvil’ según CISCO

Algunas joyas extraídas del Cisco Visual Networking Index: Global Mobile Data Traffic Forecast Update, 2012–2017… (Haríais mejor en leeros el enlace, y mejor si os lo curráis más que yo y os leéis el informe, pero bueno…)

  • El tráfico de datos móvil global creció un 70% en 2012, llegando a 885 petabytes al mes a finales de año (para hacernos una idea, en 2000 todo el tráfico en internet era de unos 75 petabytes al mes).
  • El tráfico de vídeo móvil, a finales de año, alcanzaba el 51% de todo el tráfico de vídeo. Ya se consume más vídeo en dispositivos que en PCs.
  • La velocidad de las redes sigue subiendo gracias al 4G, llegando a una media de 526 kbps en bajada (¿recordáis cuando una ADSL de 256 parecía un cañón?)… y en el caso de los smartphones se dispara hasta 2,064 kbps. Las conexiones 4G son sólo el 0.9% del global, pero representan el 14% del tráfico.
  • El uso de los datos se está generalizando: el 1% de usuarios más conectados genera el 16% del tráfico. En 2010, el 1% representaba el 52% del tráfico. Y claro, eso sube el tráfico medio por dispositivo: en los smartphones, pasamos de los 189 megas mensuales de 2011 a 342 en 2012. Los ‘featurephones’ conectados se quedan en unos 6.8 megas mensuales (nada despreciables, por otro lado, y suponen un 35% de incremento sobre el consumo medio en 2011).
  • Seguimos tirando de WiFi cuando podemos: un 33% del tráfico desde móviles vino de WiFis y similares en 2012 (y no está incluido en los números mencionados hasta ahora).
  • Las tabletas siguen creciendo. En 2012 corrían unos 36 millones por ahí, y cada una de ellas genera, de media, más del doble de tráfico que el móvil medio: 820 megas al mes. Aunque los portátiles siguen siendo los grandes consumidores: unos 2.5 gigas al mes (y se han estabilizado bastante: en 2011 eran 2.3 GB al mes).

Y las previsiones de CISCO para los próximos años tampoco están nada mal:

  • En 2013, más dispositivos conectados que seres humanos (en parte gracias a las conexiones entre máquinas, o M2M).
  • En 2014, velocidades de bajada medias de más de un megabit. Y casi cuatro megabits de media para 2017.
  • Para 2017, más de 10 exabytes de tráfico de datos global al mes. Si nos fijamos en las tabletas en particular, CISCO estima que ellas solas representarán 1.3 exabytes al mes (un 50% más que todo el tráfico de datos móvil en 2012).

Casi ná…

La web móvil llegó hace un rato…

Se veía venir desde hace una temporada. La cuota de navegadores en este blog para el mes de mayo:

Cuota de navegadores en OBM en mayo: 35.89% de Internet Explorer, 28.09% Firefox, 27.49%, Safari 3.89% y en quinto lugar Opera Mini (no Opera), 1.81%
Opera.. ¿¡Mini!?

No es sólo que la distancia entre los tres grandes siga comprimiéndose (a costa de Firefox, últimamente :-S), no. Ahora resulta que el que había sido el quinto navegador ‘de toda la vida’ ha sido substituido por su hermano pequeño: Opera Mini.

Y la cosa no acaba aquí: de las 713 visitas que Google Analytics registra al blog con Safari, 218 son con iOS, 90 con Android (tiene narices que Google Analytics identifique mal el navegador nativo de Android) y 22 con sistema operativo Nokia y/o Symbian. Curiosamente, es difícil distinguir por sistema operativo las visitas Opera que vienen de móviles, pero filtrando por resoluciones salen al menos 13 seguras. Y falta sumar los 44 ‘Android browser’, 18 ‘BlackBerry8520’, y hasta 48 visitas más con móviles de gama media… Total: 785 visitas desde dispositivos móviles al blog, en el último mes. Más de 20 diarias. Más del 4% del total de visitas. Puedes ignorar a tus visitantes móviles (yo lo hago bastante, de momento, me temo), pero comienza a ser, decididamente, una mala idea.

Flash exporta a… ¿qué, exactamente?

Adobe sigue blindando o intentando blindar a Flash (la herramienta de animación, más que la de desarrollo, parece) frente a los dispositivos (cada vez más, distinguidos por llevar al dorso un tatuaje de una pieza de fruta) que no reproducen Flash (el formato). Cosa que no debería sorprender a nadie. Pero sí me sigue sorpendiendo la manera en que lo están haciendo. Hoy han publicado en sus Labs Wallaby, an experimental technology that converts the artwork and animation contained in Adobe® Flash® Professional (FLA) files into HTML.

Si queréis ver un ejemplo de lo que hace, podéis ver un original en Flash y su transformación a HTML (encontrados ambos vía Andy Baio en enwire.dk). Las cosas que sorprenden:

  • Si habéis abierto la versión HTML con Firefox, Opera o IE… no habéis visto la animación. Porque ahora mismo solo funciona bajo navegadores Webkit (esto es, básicamente Safari y Chrome). Eso era razonable cuando hicieron la primera demo (a finales de octubre). Pero ya han pasado cuatro meses desde entonces…
  • Si abrís el código fuente veréis que no hay un canvas de por medio: el código muestra una colección de piezas en svg en divs anidados y animados en JavaScript usando jQuery y las herramientas de animación en JavaScript propias de WebKit.

Sus motivos deben tener, pero, por un lado, cuatro meses para lanzar algo a los Labs sin que funcione más que en navegadores (hasta ahora, al menos) minoritarios no me parece una gran idea. Uno podría sospechar que la idea es hacer algo que funcione óptimamente en la implementación de Webkit de Safari Mobile pero, entre nosotros, acabo de abrir la página en un iPhone y funcionar, funciona, pero… se arrastra. Y, por otro, si tenemos que imaginar que los desarrolladores de Webkit (y de Firefox Mobile, y de Opera Mini y Mobile) van a optimizar algo en sus motores, votaría por Canvas mucho antes que por cualquier otra cosa.

Vaya, que no dudo de la brillantez de los estrategas y desarrolladores de Adobe, pero no salgo de mi asombro…

Flash en todas partes. Sí, hasta en el iPhone…

Donde dije Diego… A pesar de lo que todos desearíamos, de momento no parece que vaya a haber Flash Player para Safari Mobile, el navegador del iPhone (y el iPod Touch). Ni siquiera un Flash Player “standalone” desde el que cargar archivos ‘swf’. Pero los desarrolladores Flash sí van a poder, cuando Flash CS5 salga al mercado, desarrollar para el iPhone. De hecho, el correspondiente artículo Developing for the Apple iPhone using Flash ya está en línea en el “devnet” de Adobe, y explican que se tendrá acceso a “casi todas las APIs de AIR 2.0 y Flash Player 10.1”, incluyendo SQLite, acceso directo al sistema de ficheros, a la cámara y al micrófono, multitouch y geolocalización. Oficialmente no hay Flash Player para iPhone, insisto, y lo que hará Flash Pro CS5 será compilar para el procesador ARM del cacharrito.

No, la beta de Flash CS5 aún no está disponible. Lo estará “antes de fin de año” en los Adobe Labs.

Sí, ya hay aplicaciones Flash disponibles para iPhone. Hasta media docena, de momento (detalles).

¿Con permiso de Apple? Buena pregunta. Puede que sí, puede que no. Uno tiende a pensar que Apple no habría dado su autorización para algo así, pero la probabilidad de colarle un gol de este tamaño a “tito Estif” y sus huestes es baja, muy baja… Adobe indica que hay que registrarse en el programa de desarrolladores de Apple y tener el certificado de desarrollador iPhone. Insisten, además, sobre el hecho de que no hay runtime de Flash Player, que todo es código nativo (y que, por tanto, no se podrán ejecutar swf’s en el cacharrito de la manzana). Aunque por otro lado se dice que se podrán cargar dinámicamente SWFs con ActrionScipt 3

En fin. Seguiremos informando…

Nielsen y la web móvil

Aprovechando que estamos de Mobile World Congress, imagino, Jakob Nielsen se ha marcado una columna sobre el estado de la web móvil, Mobile Web 2009 = Desktop Web 1998, muy pero que muy aprovechable (y sí, de lectura obligatoria, desde luego). Algunos puntos a destacar (en traducción libre y aproximada, como de costumbre):

El scroll causa grandes problemas de usabilidad. A diferencia de los noventa, el problema no es que los usuarios no hagan scroll: es que lo hacen demasiado. En el móvil tienen que mirar por una mirilla minúscula, moviéndose tanto que pierden de vista tanto dónde están como qué hay en la página. Con frecuencia pasan de largo cosas sin darse cuenta. El efecto de un área visible reducida sobre los usuarios recuerda los problemas de usabilidad que encontramos en las pruebas con usuarios de visibilidad reducidad. Usar un móvil reduce tus capacidades, y ya sabemos que la mayoría de sitios ignora la accesibilidad.

Añadan los usuarios móviles a los motivos para diseñar con estándares y la accesibilidad en mente…

Categorizando los móviles, como es habitual, habla del iPhone…

Los teléfonos de pantalla completa (principalmente el iPhone), con una pantalla táctil que ocupa prácticamente todo el dispositivo y una verdadera interfaz gráfica de usuario basada en la manipulación directa y gestos. Estos teléfonos ofrecen conectividad 3G e incluso más rápida al conectarse a través de WiFi. También ofrecen una usabilidad empobrecida [aunque mejor que la ‘horrible’ o ‘mala’ que asigna al resto de móviles]; solo las tareas sencillas son razonablemente fáciles — y solo si el usuario está en un sitio bien diseñado y optimizado para el acceso móvil.

Repitan conmigo: a lo mejor las versiones móviles de Safari, Firefox, Opera, Android y Explorer son capaces de mostrar “toda la web”… pero los dispositivos sobre los que corren no. En la línea, Nielsen afirma (no hace falta ser un gurú para esto, pero siempre va bien tener un gurú que te respalde) que la mejor alternativa es disponer de un sitio desarrollado específicamente para móviles (y servir esa versión móvil a todos los móviles) o, si es posible, hasta tres: uno por cada ‘gama’ de dispositivos, los ‘normales’, los ‘smartphones’ y los ‘pantalla completa’. Para rizar el rizo, olvide la web y desarrolle aplicaciones móviles (por aquí anda Adobe con su Open Screen Project…). Apunta eso sí (y para esto sí hacía falta un gurú) que no todos los sitios web necesitan una versión móvil, ya que los usos de la web móvil no son los mismos que los de la ‘web de pantalla grande’ y muchos de los sitios web ‘mainstream’ no van a tener nunca una cantidad suficiente de usuarios móviles como para justificar esa versión (y toda la inversión que necesita).

Amén, señor Nielsen.